Cansancio Espiritual: qué es y cuáles son sus señales


Se vive en un mundo convulsionado donde todo es una carrera y las personas no paran a pesar de sentirse cansadas. Esa actitud poco a poco los lleva a un cansancio no solo físico sino a un cansancio espiritual.

Dejamos de escuchar nuestra voz interior, la voz que nos recuerda que la fuerza está dentro de nosotros, la que se conecta con el ser superior en el cual crees y de donde viene la sabiduría que hace que tu vida sea próspera.

El cansancio espiritual puede definirse como un estado de cansancio acumulado, que está más allá del agotamiento físico, mental o emocional, es un cansancio que afecta la vida espiritual. El cansancio espiritual significa que la fuerza interior está agotada.

En este artículo hablaremos sobre el cansancio espiritual, algunas señales que te alerten de estar cayendo en él y algunas formas en las que puedes encontrar fortaleza en medio de la oscuridad para superar este tipo de cansancio.

¿Qué es el cansancio espiritual?

El cansancio espiritual es una falta de fuerza para seguir adelante, es sentirse agotado, derrotado, sin ningún deseo, incluso se duda de la fe o se siente desconectado de ella. Este es un tipo de cansancio que ni el sueño ni el descanso curan.

¿Alguna vez has sentido que estás en medio de una noche oscura, completamente solo? Algunos lo llaman la noche oscura del alma, así es como se siente el cansancio espiritual. Momentos donde las dificultades y los problemas pueden llegar a un nivel en el que pierdes el control de tu vida y el rumbo a seguir.

Para captar mejor lo que es el cansancio espiritual, te contaré la historia de Elías, considerado uno de los profetas más famosos de Israel.

Elías era fiel a Dios y de una gran madurez espiritual. Enfrentado al rey de Israel, y a la reina, quien lo amenazó con matarlo, tuvo miedo y huyó para salvar su vida.

Lee sobre madurez espiritual: qué es y cómo lograrlaOpens in a new tab. a través del enlace.

Dice la Biblia: «Y anduvo por un día en el desierto. Después se sentó debajo de un arbusto, y estaba tan triste que se quería morir. Le decía a Dios: ¡Dios, ya no aguanto más! Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados». 1 Reyes 19:4.

Después de decirle a Dios como se sentía, «Elías se acostó y se quedó dormido bajo el arbusto. Pero mientras dormía, un ángel lo tocó y le dijo: «Levántate y come». El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje». Elías se levantó, y comió y bebió. Una vez fortalecido por aquella comida, viajó cuarenta días y cuarenta noches hasta que llegó a Horeb, el monte de Dios». 1 Reyes 19:5,7,8. 

Elías había perdido la fuerza para luchar y también la fe. Busco descansar y tranquilizar su espíritu. Es en el momento de descanso, que puede oír el mensaje de Dios, recuperar la confianza en Dios y en él mismo, y también las fuerzas para continuar.

Todos en algún momento podemos caer como Elías, vendrán tiempos de cansancio espiritual, no podemos pretender que no existan, pero no es algo con lo que tengamos que vivir para siempre.

«Podemos estar cansados, agotados y emocionalmente perturbados, pero después de pasar tiempo a solas con Dios, descubrimos que Él inyecta en nuestros cuerpos energía, poder y fuerza».

Carlos Stanley.

¿Por qué sentimos cansancio espiritual?

Nos sentimos cansados espiritualmente, porque nos dejamos llevar por las situaciones externas, las preocupaciones, nos comprometemos en varios proyectos a la vez, queremos ayudar a todos en todo, asumiendo sus problemas como nuestros… Sentir miedo al fracaso y la necesidad de hacer todo a la vez, afectan tu espíritu.

Cuando perdemos el equilibrio entre lo externo y lo interno, actuamos de acuerdo a lo que la lógica y la razón indican, no oímos lo que el corazón o espíritu nos está diciendo, que es donde están las respuestas a todas tus dudas y preguntas.

Ese desequilibrio dificulta poder manejar los problemas o situaciones difíciles, crea un ambiente para el cansancio interior, personal y espiritual. Sin darte cuenta, esos sentimientos agotan tu cuerpo, mente y espíritu.

Debes primero cuidar de ti, cuidar tu interior, para poder hacer frente a las exigencias de la vida. No es de egoísta cuidarse uno primero, porque si uno está mal no puede ayudar, esa es la razón por la que cuando en un avión dan las indicaciones de emergencia, piden que uno se ponga primero la máscara de oxígeno y después ayude a su familiar, de lo contrario es posible que te desmayes y ya no puedas ayudarte a ti ni al familiar.

Así que cuando te sientas cansancio espiritual, es el momento de parar, reflexionar y tomar un tiempo para el descanso.

Cinco causas o razones del cansancio espiritual

Somos seres espirituales viviendo en un cuerpo, es por eso que nuestro día a día influye en sentir cansancio espiritual. Puede haber muchas causas o razones por las que nos sintamos espiritualmente cansados. Veamos algunas de ellas:

1. Estás atrapado en una rutina espiritual y no progresas

Para crecer es necesario cambiar y cambiar no es fácil, requiere de paciencia y perseverancia. Ese proceso de crecimiento lleva algunas veces a sentir cansancio espiritual.

Puede que estés en un círculo sin saber como avanzar o lo que has aprendido se convierte en una rutina que no llena tu espíritu, por lo que empiezas a perder el interés y caes en aburrimiento o rutina en tu vida espiritual que se traduce en cansancio espiritual.

Para aprender más sobre lo que significa el crecimiento espiritualOpens in a new tab., visita el enlace.

2. Momentos difíciles

Cuando caminamos por el valle oscuro de la vida, es fácil cansarse. El camino es difícil y el viaje parece largo. Parece que estamos solos en la oscuridad.

A veces nos toca enfrentar circunstancias difíciles; proyectos que se desvanecen cuando todo parecía que iba muy bien, expectativas no alcanzadas, pérdidas financieras, enfermedad, eventos de desilusión y dolor, pueden ser algunas de las muchas razones que nos hacen sentir desanimados y ello conduce a un cansancio espiritual.

Continúa leyendo qué hacer y cómo superar momentos difíciles,Opens in a new tab.la importancia de la resiliencia en la vida.Opens in a new tab.

3. Perder la Fe

Si estás lleno de dudas y el miedo te domina, es un indicativo de que estás perdiendo la fe, en ti mismo y en el ser superior en el cual crees. Bajo esas circunstancias es muy fácil caer en un cansancio espiritual.

Cuando las cosas no resultan como esperamos o lo que pedimos a Dios no se da, comenzamos a cuestionar nuestra fe, sentirnos desanimados o no estar seguro de qué creer, eso lleva a un cansancio espiritual. Es por eso que la fe es tan importante.

Te invito a leer el artículo 12 razones por las que tener fe es importanteOpens in a new tab., para conocer más sobre la fe.

Quizás has oído la historia de Job, un hombre de fe, que vivía feliz, tenía una gran familia, amigos, posesiones, privilegios, y perdió todo de la noche a la mañana. Sin encontrar ninguna explicación se sintió espiritualmente cansado. En su momento de desilusión y dolor, clamó a Dios, y fue escuchado. Perdió todo, pero no perdió su fe, y gracias a ella fue recuperando nuevamente su vida.

«Nuestras emociones a menudo se oponen directamente a nuestra fe en el Señor y a lo que Él está logrando para nosotros».

Charles F. Stanley.

4. Ego

Cuando se está en el camino de crecer espiritualmente, hay que cuidar el ego, porque el ego muchas veces no te permite interiorizar exactamente lo que es ser espiritual.

La actitud de una persona espiritual, viene de su interior, y las personas que le rodean lo notan, pero cuando el ego es quien se manifiesta, también se nota y la respuesta de los que lo rodean no será la que se espera.

Tratar de actuar de una forma para la cual no se está preparado, puede ser agotador y producir cansancio espiritual. Cuando dejamos a un lado el ego, el amor fluye libre y sincero.

«Debido a que habrá mucha maldad, el amor de muchos se irá enfriando. Pero Dios salvará al que se mantenga hasta el final».

Mateo 24:13,14.

5. Falta de meditación y la oración

Si se ha perdido el hábito de meditar y orar, es más fácil caer en estrés. El estrés afecta negativamente los sentimientos y las emociones, y esa negatividad lleva a la larga al cansancio espiritual.

Algunas personas piensan que una vez que han desarrollado algunas de las señales de crecimiento espiritual, no hace falta seguir meditando y orando. Sin percatarse que son una de las herramientas más importante para hacer frente al cansancio espiritual.

Recuerda que la fuerza espiritual es parecida a la fuerza física debemos ejercitarla de forma recurrente, te invito a leer el artículo de fitness espiritualOpens in a new tab. donde aprenderás a mantener tu fuerza espiritual a través de la práctica.

«La oración es para el escéptico un engaño, una pérdida de tiempo. Para el creyente representa quizás el uso más importante del tiempo».

Philip Yancey.

Cualquiera que sea la razón o las causa del cansancio espiritual debemos de cuidarnos, porque el cansancio espiritual puede ser un sentimiento debilitante. Podríamos perder interés en las cosas que alguna vez nos dieron alegría, conducir al desánimo, la desilusión e incluso la desesperación, o sentir que solo estamos siguiendo los movimientos de nuestra fe sin conectarnos realmente con ella.

Continúa leyendo ¿Cómo saber si estás creciendo espiritualmente?Opens in a new tab.

Cinco señales de cansancio espiritual en nuestras vidas

Toda persona, incluso si está en el camino del crecimiento espiritual, enfrenta cansancio espiritual en algún momento. El cansancio espiritual puede apoderarse de nosotros lentamente y, a veces, es posible que ni siquiera nos demos cuenta de que está ahí.

Sin embargo, hay algunas señales de advertencia que pueden ayudarnos a identificar cuándo podemos estar espiritualmente cansados.

1. Una sensación de desconexión de Dios o falta de intimidad con Él

No logras conectar con Dios o no sabes como tener una relación íntima con Él. Conocerte desde tu interior, oír a tu corazón y poder conectarte con Dios, en un proceso, hay muchos cambios principalmente de hábitos y creencias que pueden dificultar lograr esa conexión.

Al no ver resultados rápidos, comienzas a perder el interés y caes en el cansancio espiritual, y el deseo de abandonar el camino para el crecimiento espiritual.

2. Sentirse cansado

La cotidianidad, las situaciones inesperadas, los problemas, el estrés, cada uno de ellos te pueden llevar a sentirse cansado la mayor parte del tiempo. Tener cansancio no solo físico, sino espiritual.

Ese cansancio puede ir acompañado de enfermarse frecuentemente, sentir dolores musculares o de cabeza. Pérdida de apetito o del sueño. Cuando comienzan a sumarse todos esos síntomas, es probable que estés presentando un cansancio no solo físico sino también espiritual.

«Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso». 

Mateo 11:28.

3. Los pensamientos y las personas que te rodean

El cansancio espiritual se manifiesta muchas veces en nuestra actitud. Si te cuesta ver el lado positivo de las cosas y solo ves lo negativo en toda situación, es una señal que debe alertarte.

Al estar lleno de pensamientos negativos, esos pensamientos se transforman en sentimientos y actitudes negativas. Por lo que no tienes el mejor trato con las personas que te rodean, desahogas en ellos tus frustraciones, otra veces tomas la decisión aislarse de los demás. Te sientes atrapado y derrotado.

El secreto de vivir una vida de excelencia es simplemente una cuestión de tener pensamientos de excelencia. Realmente, es una cuestión de programación de la mente con el tipo de información que nos hará libres.

Charles R. Swindoll.

Somos lo que pensamos, es importante mantener pensamientos positivos para alcanzar lo que deseamos en la vida. Te recomiendo leer el artículo sobre «Te conviertes en lo que piensas».Opens in a new tab.

Y si quieres conocer ¿Qué son los pensamientos positivos? y cómo usarlos a tu favor, visita el enlace.

4. Sentido y propósito de vida

Cuántas veces has sentido que vas sin rumbo por la vida, no sabes lo que quieres, esa es una señal de estar cansado espiritualmente.

Cuando no se tiene un sentido y propósito de vida claro, perdemos la esperanza. Si pierdes la esperanza te sentirás solo y con un gran cansancio espiritual.

Te invito a leer: frases sobre el Propósito de VidaOpens in a new tab., 50 frases de reflexión sobre el Propósito de DiosOpens in a new tab. y razones por las que tener esperanza es importante.Opens in a new tab.

5. Motivación

Cuando hay cansancio espiritual, las personas pierden la motivación, nada les llama la atención, no buscan alcanzar el logro en las actividades que realizan, comienzan a dudar de sí mismos, lo que los lleva a sentirse fracasados.

Si experimentas alguna de estas señales de advertencia, es importante tomarse un tiempo para examinar qué dice tu corazón y ver qué podría estar causando que te sientas de esta manera. A veces, todo lo que se necesita es un pequeño descanso del ajetreo de la vida y dedicar un tiempo a centrarnos en nuestra relación con nuestro mundo interior y con Dios.

¿Qué hacer cuando hay cansancio espiritual?

Cuando entendemos lo que es el cansancio espiritual, entendemos que no hay que ignorar el problema, tenemos que actuar. Aprendemos que el aislamiento es peligroso y puede hacer que reemplacemos la paz interior con una mezcla de emociones negativas sobre nosotros mismos y los demás.

Si te sientes espiritualmente cansado, no te desesperes. Aquí hay algunas cosas que pueden ayudarte a encontrarte contigo mismo y sentir paz y esperanza.

1. Autocuidado espiritual. Pon en orden tu vida

Si te sientes agotado, puede ser porque no te estás cuidando. Si estás cargado de actividades, detén la carrera. Respira profundo y piensa lo que realmente quieres hacer. Prepara una agenda de actividades y asigna prioridades. Ponte metas pequeñas, cumple con ellas, verás como poco a poco comienzas a alcanzar metas mayores.

El crecimiento espiritual requiere un cuerpo sano y una mente sana. Si tus pensamientos se están tornando negativos, quizás te estás desconectando de tú yo interior, donde actúa tu espíritu.

Asegúrate de descansar lo suficiente, come bien y pasa algún tiempo, todos los días, haciendo algo que te brinde alegría. No tiene que ser nada grande, solo unos minutos de paz y tranquilidad.

Pasa un tiempo en contacto con la naturaleza, puede ayudarte a sentirte más cerca de Dios y experimentar su paz. Es una fórmula mágica para controlar el estrés y recuperar tu equilibrio emocional y evitar el cansancio espiritual.

2. Meditar

Dedica algo de tiempo todos los días a la meditación, aunque solo sea por unos minutos.

Meditar, además de otorgar paz interior para tomar mejores decisiones en tu vida, también te otorgará la energía óptima necesaria para llevar a cabo tus tareas del día a día. También te ayuda a desarrollar tu intuición espiritual.

Te recomiendo leer el artículo la intuición espiritual,Opens in a new tab. para saber que es y cómo se manifiesta.

3. Orar

La oración es una herramienta poderosa que puede ayudarnos a conectarnos con ese ser superior o deidad en el cual tú crees, llámese Dios, Inteligencia Infinita, Universo… para encontrar respuesta, soluciones y bendiciones.

Para saber a qué se refiere la inteligencia infinitaOpens in a new tab. te dejo un enlace con la explicación.

Si tu oración nace desde tu corazón y con una gran fe, ten la seguridad que escucharás las respuestas a tus preguntas, a través de tu intuición espiritual. La oración te da confianza y comienzan tus pensamientos e ideas a aclararse, e incluso las perspectivas de las situaciones o problemas se logran ver desde diferentes ángulos, te sientes con más fuerza y visualizando el mejor camino que debes seguir.

Lee sobre «El Poder de la oración»Opens in a new tab. en el enlace.

4. Asiste a retiros espirituales

Hay muchos beneficios de asistir a retiros espirituales. Los retiros espirituales te brindan la oportunidad de alejarte del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana y concentrarte en tu relación con Dios. Es un momento para que reflexiones sobre tu vida y le pidas a Dios que te guíe.

5. Reunirse con personas afines

Cuando nos sentimos desconectados de nuestra fe, puede ser útil estar cerca de otras personas que comparten nuestras creencias, personas de ideas afines que hayan pasado por experiencias similares.

Asiste a una iglesia local, sinagoga, mezquita u otra comunidad religiosa de la que puedas ser parte.

Si sientes que tu cansancio es más profundo o no estás seguro de qué podría estar causándolo, puede ser el momento de buscar ayuda con un pastor o maestro espiritual de confianza, gracias a su experiencia te podrá orientar y guiar para entender y salir de tu cansancio espiritual.

Si quieres conocer más sobre las razones para tener un mentor espiritual,Opens in a new tab. te invito a entrar en el enlace.

6. Lee libros de crecimiento espiritual, libros inspiradores

La lectura de libros sagrados, escritos filosóficos y libros de maestros espirituales, que tienen sabiduría para compartir, te inspirarán y permitirán tener una visión del mundo más tranquila, compasiva y ligera desde la espiritualidad. Leer historias o citas inspiradoras también puede darte un impulso de motivación y esperanza.

Visita los 20 libros recomendados de crecimiento espiritual para nutrir tu almaOpens in a new tab..

Reflexiones finales

Si experimentamos alguna de estas señales de advertencia, es importante tomarse un tiempo para examinar tu corazón y ver qué podría estar causando que te sientas de esa manera. A veces, todo lo que necesitas es un pequeño descanso del ajetreo de la vida y dedicar un tiempo a centrarte en tu relación con Dios.

Estas son solo algunas sugerencias: lo más importante es encontrar lo que funciona para ti. Si estás luchando con el cansancio espiritual, no te rindas. Hay esperanza, y encontrarás tu camino donde encuentres tu paz interior.

Programas para el crecimiento espiritual

Hay varios programas que me gusta recomendar, cuando se trata de crecimiento espiritual y aun más cuando sientes cansancio espiritual, impartidos por reconocidos maestros espiritual, que te pueden ayudar a expandir tu consciencia espiritual:

Uno de mis preferidos es «Poder de visión de vida»Opens in a new tab. impartido por el Dr. Michael BeckwithOpens in a new tab. está diseñado para ayudarte a ascender en las 4 etapas del crecimiento espiritual. Cada etapa es un despertar que te ayudará a alinearte con tu verdadera esencia.

El siguiente es con el autor de «Conversaciones con Dios» Neale Donald WalschOpens in a new tab. quien ha ayudado a millones de personas a alcanzar su propio despertar espiritual por medio de sus libros y sus enseñanzas.

Su nuevo programa se llama «Despertar de la Humanidad»Opens in a new tab. es un proceso de ascensión de 16 partes, que cualquiera puede usar para entrar rápida y fácilmente en lo que él llama estado de un Ser Altamente Evolucionado.

Por último, SadhguruOpens in a new tab. quien es un admirado yogui y visionario. Se le considera una de las 50 personas más influyentes de la India y su labor ha influido en la vida de millones de personas en todo el mundo por medio de sus programas de transformación.

Su programa se llama «Guía yogui para alcanzar la alegría y el gozo»Opens in a new tab.. Sadhguru vino para darnos las herramientas que nos ayudarán a evolucionar espiritualmente. Ser espiritual significa que la vida se vuelve fácil. Sadhguru dice que se vuelve juguetona, se vuelve dichosa, tu mente se expande en diferentes formas y empiezas a ver el mundo con otros ojos.

Empieza tu evolución espiritual a través de alguno de estos programas, para alcanzar una vida de dicha y felicidad.

Programa De Afirmaciones Subliminales Descarga Inmediata
Cambia tus hábitos con solo tocar un botón... ¡Ahora con 25% de DTO. un solo pago, puede instalar hasta en cuatro ordenadores, actualizaciones gratis y acceso de por vida!
¡¡¡Último Día!!! Programa con más de mil afirmaciones subliminales en oferta
$67.00

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes