¿Qué son pensamientos positivos? Úsalos a tu favor para mejorar.

El pensamiento positivo es un estado mental que se enfoca en el lado positivo de la vida, que incremente nuestro bienestar y que siempre está a la expectativa de ver el lado bueno.

Este estado mental se consigue con la repetición, de siempre ver el lado bueno de la vida, en cada situación que experimentes y cada persona que te encuentres. Es un hábito que se puede desarrollar, y que puede atraer a ti grandes resultados.

Las personas positivas viven una vida más feliz y consiguen avanzar mucho más rápido en la vida. Alguien puede pensar que una persona siempre es positiva porque todo le sale bien, pero la verdad es al revés, todo le sale bien porque siempre es positiva, incluso cuando parece que las cosas no van bien, esa persona con pensamientos positivos siempre logra ver el lado bueno.

Porque todo tiene un lado bueno y un lado malo, la ley de la polaridad nos dice que no puede existir uno sin el otro. Y es tu forma de pensar lo que determina qué lado ver, puedes enfocarte en lo bueno o lo malo, siempre es tu decisión.

Si decides enfocarte en el lado bueno, siempre lo encontraras, y si decides ver el lado malo también siempre lo encontraras, porque todo el que pide, recibe; y el que busca, encuentra; y al que llama se le abre. Mateo 7:8

Si buscas, vas a encontrar lo que estés buscando. Si tu objetivo es conseguir mejores resultados en la vida, empieza a buscar el lado positivo en toda situación y en todas las personas.

¿Cómo identificarlos?

Sabemos que cada pensamiento corresponde con una emoción, como tenemos tantos pensamientos diarios y es difícil controlarlos todos, tenemos las emociones a nuestra disposición, las emociones nos dicen que clase de pensamiento estamos pensando en un momento dado.

Cada vez que te sientas bien, es porque estás pensando en algo positivos, si te sientes entusiasmado, enamorado, motivado, estas emociones te indican que vas por buen camino.

Cuando te sientas mal, empieza a ser consciente y pregúntate ¿En qué estás pensando?, porque sentirte mal está asociado a un pensamiento negativo, examina cuál es ese pensamiento, y cámbialo a un pensamiento positivo que cambie automáticamente como te sientes.

¿Cuáles son las emociones positivas más poderosas?

Existe muchas emociones positivas, sin embargo, las emociones positivas más fuertes, que tienes que empezar a usar y dominar, son:

  1. Deseo intenso.
  2. Fe.
  3. Amor.
  4. Entusiasmo.
  5. Romance.
  6. Esperanza.
  7. Sexo.

Empieza a usarlas, y que formen parte de tu forma de pensar.

¿Cómo tener más pensamientos positivos?

Tener pensamientos positivos es un hábito, y como todo hábito puedes incorporarlo a tu forma de ser. Al principio requerirá esfuerzo de tu parte, si no es una forma habitual de pensar para ti, empieza a ser consciente de tu forma de pensar, y cambia a una más positiva y optimista, siempre se puede mejorar.

Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a que el hábito, se haga más fácil y rápido.

Gratitud

La gratitud es una de las mejores maneras de tener pensamientos positivos en todo momento, si decides estar agradecido eliminas de tu mente todo pensamiento negativo.

Un día, se averió el coche, tuve que dejarlo en el taller por una falla grave y costosa. Al salir del taller con presupuesto en la mano y sin coche, empecé a tener todos los pensamientos negativos que puedas imaginar, desde preguntarme ¿Por qué había comprado ese coche usado? Decirme a mí mismo que he debido comprar un coche en mejores condiciones, me sentía estafado que se hubiera dañado tan pronto, me sentía enfadado por quedarme sin coche y porque tendría que coger dos autobuses para llegar al trabajo, cientos de pensamientos negativos empezaron a fluir, y las emociones negativas se estaban apoderando de mí.

Hasta que me di cuenta que no estaba ejercitando mi poder de elegir ver el lado positivo. En ese momento use la técnica de estar agradecido. Y funciono como magia.

Empecé a dar gracias, decidí pensar las razones por las que debería estar agradecido. Y poco a poco empezaron a salir:

  • Estaba agradecido porque tenía el dinero disponible para pagar la reparación.
  • Tenía la posibilidad ir en autobús. Los horarios del bus coincidían para poder llegar a la hora de mí entrada en el trabajo. (no tenía que gastar en taxi)
  • El coche no se averió en el momento que más lo necesite que era cuando trabajaba de noche (donde vivo no hay transporte público en la noche).
  • Di gracias que el taller queda cerca de mi casa y que el coche se rompió cerca de la casa.
  • Di gracias de poder tener coche en primer lugar y di gracias que en dos semanas lo volvería a tener.

Adicional, decidí utilizar esas dos semanas, para leer mientras iba en el bus, durante ese tiempo leí dos libros, algo que no hubiera podido hacer si tenía que conducir. Fueron dos semanas bastante productivas y diferentes, además me libere dos semanas de tener que conducir.

Una situación que puede hacerte sentir mal, y pasar dos semanas enfadado por la reparación del coche, cambiando tu forma de pensar puedes sentirte positivo, optimista, agradecido y usar constructivamente ese tiempo. La decisión está en cada uno de nosotros.

La próxima vez que experimente pensamientos negativos, piensa en todas las cosas por las que puedes estar agradecido. Todo tiene un lado positivo, incluso cuando no lo puedes ver.

Leer libros de crecimiento personal y pensamientos positivos.

Una hora de lectura diaria, es todo lo que necesitas para empezar a cambiar tu forma de pensar. Leer historias que inspiran, que causan que pienses de forma positiva y optimista, es el alimento que necesita tu mente diariamente para cambiar, sin darte cuenta empezaras a ser más positivo y a obtener mejores resultados.

Sonríe.

Sonreír es algo que ayuda a pensar positivamente, un pensamiento es la causa de una emoción y una emoción se refleja en el cuerpo a través de una postura y expresión. Lo contrario también es verdad, una postura y expresión, ayuda a que las emociones y la mente cambien. Alguien de mal humor, no sonríe, y alguien que sonría no puede estar de mal humor.

Afirmaciones positivas.

Empieza a usar afirmaciones positivas cargadas con un alto contenido emocional, crea afirmaciones que te resuenen contigo y despierten en ti emociones positivas, que puedas usar en todo momento.

Aléjate de la gente negativa.

Escuchar a gente negativa, es alimentar tu mente con pensamientos negativos, la mente solo puede tener un pensamiento a la vez, mientras compartas con gente negativa y te unas a sus conversaciones tu mente se verá absorbida en este tipo de pensamiento. Además, que tus posibilidades de convertirte en una persona positiva se verán disminuidos.

Si quieres cambiar un mal hábito, primero tienes que reemplazarlo por uno nuevo, y segundo no puedes repetir el comportamiento del hábito que quieres cambiar, cada vez que repites un comportamiento lo fortaleces y lo refuerzas dentro de ti.

De la misma forma tener pensamientos negativos, cuando estas alrededor de personas negativas, lo que haces es reforzar esa forma de pensar. Deja de darle energía a los pensamientos negativos y empieza a compartir con gente positiva que alimente tu nueva forma de pensar.

Importancia de los pensamientos positivos

Tus pensamientos van a determinar la calidad de tu vida y tus resultados, mientras más positivos sean mejores resultados tendrás.

Cada pensamiento tiene una vibración, y esa vibración atrae eventos, circunstancias y personas a tu vida. A medida que te vuelves una persona más positiva empezaras a atraer personas con la misma calidad de pensamiento.

Fíjate que las personas se asocian con personas similares a ellas. Un deportista que le gusta hacer ejercicio, se alimenta sano y no bebe alcohol, no se asocia con alguien que le guste la comida chatarra, que no le guste ejercitar y le guste salir los fines de semana. Estas dos personas piensan totalmente diferente, no están en la misma frecuencia.

De igual manera que la gente positiva y optimista no se una con gente negativa y pesimista.

Veras una mejora en:

  • Tus resultados.
  • Tu círculo de amistades.
  • Vivirás una vida más feliz.
  • Veras oportunidades donde otros ven dificultades.
  • Menos estrés y ansiedad.

Los pensamientos positivos te ayudan a avanzar, los pensamientos negativos hacen todo lo contrario. Tú tienes el gran poder de elegir que pensamiento quieres tener y decidir a dónde quieres dirigir tu vida si hacia adelante o atrás.

Leave a Comment