Qué Hacer y Cómo Superar Momentos Difíciles


Todos pasamos por momentos difíciles. El nivel de intensidad de estos momentos puede variar de caso en caso, pero sin importar qué tan “leve” se pueda considerar una etapa dificultosa en la vida de alguien, la sensación que se vive es la de estar asfixiándose en un camino donde la luz del final parece muy lejos.

Esto es siempre un problema de perspectiva. Cuando nos encontramos en el ojo de la tormenta perdemos visión de la realidad objetiva que estamos viviendo para ahogarnos en las aguas turbias del sufrimiento subjetivo. Sin embargo, el comprender esto no resuelve inmediatamente la situación por la que estemos pasando.

La adversidad a la que nos enfrentamos con el momento difícil que sea es real y debe ser justamente respetada como un obstáculo que exige algo de nosotros. Por eso debemos prepararnos mentalmente para afrontar esos momentos de la manera más eficaz y superarlos exitosamente.

¿Cómo podemos superar los momentos difíciles? Mediante el empleo de herramientas psicológicas, filosóficas y motivacionales, tales como las enseñanzas del estoicismo, la logoterapia, y la apreciación de las amistades y del buen humor.

Si bien el superar completamente una etapa de nuestras vidas hace gran uso del factor tiempo, tenemos a nuestro alcance esta variedad de técnicas y perspectivas que nutrirán nuestro conocimiento y espíritu respecto a las posiciones y actitudes que tomamos frente a la vida.

¿Cómo superar momentos difíciles?

Hay mucho énfasis que darle en este tema las distintas corrientes filosóficas, especialmente aquellas surgidas en Grecia, ya que en ellas se delinean diversas normas específicas pensadas para el encuentro de la felicidad máxima.

Por ejemplo, el epicureísmo, cuya motivación central era la búsqueda del placer y la huida del dolor.

Por supuesto también hay muchísimo material referente a la superación de momentos difíciles en los distintos enfoques y disciplinas del campo de la psicología, especialmente en el de la psicoterapia, que se concentra especialmente en técnicas aplicables tanto dentro como fuera del consultorio.

Los tres enfoques principales de la psicología son el psicoanálisis, la psicología cognitivo-conductual y la psicología humanista. 

Es principalmente de ésta última de donde extraeremos una psicoterapia denominada logoterapia que se enfoca primordialmente en la búsqueda de un significado de vida por el cual guiarnos.

Aunque parezca de buenas a primeras, esta terapia fue elaborada esencialmente alrededor de las dificultades máximas que una persona puede vivir, donde el encontrar un sentido de vida funciona como cura para situaciones graves de dolor y desesperación.

Tampoco debemos sentirnos obligados a seguir métodos y lineamiento filosóficos y psicológicos, en especial se nos sentimos tan abrumados mentalmente al punto de que resulta difícil el solo intentar organizar con cuidado nuestros pensamientos, emociones y conductas.

Por ello debemos recordar que una de las herramientas más vitales para toda situación dificultosa en nuestras vidas es la amistad y la familia. 

No solo se trata del cariño y la compañía como medios de soporte para nuestros peores momentos, sino también que estos enlaces afectivos con otras personas van de la mano con el buen sentido del humor, que podemos compartir con nuestros amigos y familiares así como a través de series de televisión, actos de comedia, películas cómicas, caricaturas y lecturas jocosas.

La Virtud del Estoicismo y la Resiliencia.

Reconocida en el lenguaje común como una actitud tomada por las personas con coraje ante situaciones desfavorables, el estoicismo se trata de una escuela de filosofía griega fundada en Atenas en el siglo III a.C., establecida sobre un sistema de lógica y perspectivas acerca del mundo.

Según sus enseñanzas, el único camino a la felicidad que tenemos como humanos es a través de la aceptación del presente en sí, sin dejarse controlar por el deseo del placer ni el miedo al dolor.

Se busca utilizar la mente para entender al mundo y para cumplir el rol que se tiene en el gran plan de la naturaleza, trabajando juntos y tratando a otros con respeto.

Muchos estoicos prominentes a través de la historia han declarado que una persona sabia de acuerdo con las enseñanzas de esta filosofía es adecuadamente resiliente ante la mala fortuna, debido a que para ellos la “virtud” es la única característica necesaria para la felicidad.

Las cosas externas tales como la salud, la riqueza y el placer no son consideradas necesariamente buenas o malas, pero son solo valiosas en la medida que sirvan como herramientas para que la virtud salga a flote.

Las emociones destructivas por otro lado nacen de errores de juicio que cometemos, es decir, malinterpretaciones realizadas rápidamente, lo cual es un hábito usual que tenemos sin querer.

El estoicismo dictamina que nuestra voluntad debe ir acorde a la naturaleza misma, y por lo tanto se le da mayor importancia a lo que una persona hace (sus acciones) en lugar de lo que dice.

De esta manera concluyen que para vivir una buena vida se debe comprender las reglas de la naturaleza primero, pues creen en que todo en el mundo viene de ella.

En un contexto moderno, solemos referirnos a la filosofía estoica como la característica de una persona que no es alterada por el dolor, el placer, la tristeza o la alegría.

Sin embargo, esto puede llevarnos a malinterpretar el verdadero significado del término, pues hace parecer que una persona estoica rechaza la felicidad o el placer, cuando de hecho busca la felicidad, y disfruta al placer si éste es derivado de su virtud. 

Con esto podemos extraer buenos puntos clave del estoicismo. El placer de la vida es disfrutado como resultado de las virtudes que cultivamos, a las que también podemos referirnos como valores, los cuales deben incluir la ayuda y buen trato a los prójimos.

Los momentos difíciles pierden su intensidad debido a que el estoico aprende a ser indiferente ante el dolor, aunque sí lo utiliza para aprender de tales experiencias y así elevar su virtud. 

Superación de la adversidad con la Logoterapia.

Pasando del reino filosófico al psicológico, nos encontramos con un sinfín de técnicas y teorías que podemos aplicar a nuestros días más pesados.

Aunque, como ya se mencionó, la psicología esté generalmente dividida en tres enfoques principales, existen todo tipo de divisiones alternativas, subdivisiones y combinaciones, ofreciéndonos así un panorama muy amplio de la ciencia de la mente.

Para fines de este artículo, la logoterapia resulta ser un concepto psicológico que llena perfectamente el requisito de ser una herramienta que nos puede ayudar en momentos difíciles de la vida. 

Basada en la premisa de que la principal fuerza motivadora de una persona es encontrar un sentido de vida, la logoterapia se trata de una teoría existencial donde se afirma la voluntad al sentido inherente en el ser humano.

Victor Frankl, quien fue el neurólogo y psiquiatra detrás de este concepto, describe cómo sus teorías lo ayudaron a sobrevivir su experiencia durante el Holocausto, lo cual reafirmó y avanzó el desarrollo de éstas.

En oposición a otras escuelas psicológicas donde se ejerce la voluntad al placer y la voluntad al poder, la logoterapia se fundamenta en la creencia de que el esfuerzo por encontrar un significado en nuestras vidas es la fuerza motivadora más poderosa en los humanos.

A partir del ejemplo de Frankl es que se deja ver con absoluta claridad la funcionalidad que puede tener la logoterapia en situaciones de extrema adversidad.

Tres principios son los que rigen la logoterapia:

  1. La vida tiene sentido en todas las circunstancias, incluso en las más miserables.
  2. Nuestra motivación principal para vivir es nuestra voluntad para encontrar sentido en la vida.
  3. Tenemos la libertad de encontrar sentido en lo que hacemos, en lo que experimentamos, o al menos en la posición que tomamos al ser confrontados con una situación de sufrimiento incambiable.

Para Frankl, el espíritu del ser humano es su voluntad, y similarmente al estoicismo, advierte en contra del materialismo y el exceso de placer.

Respecto a los momentos difíciles por los que pasan todas las personas, afirma que todo se le puede ser quitado al ser humano excepto una cosa, la cual es el derecho a elegir su propia actitud ante cualquier conjunto de circunstancias.

Para descubrir el sentido de vida, la logoterapia propone tres métodos intencionales y/o accidentales:

  1. Creando una obra o realizando una labor.
  2. Mediante la experiencia de un suceso o el encuentro con alguien.
  3. A través de la actitud que tomamos ante el sufrimiento. 

Aunque Frankl admitió que el ser humano no puede ser completamente libre de absolutamente todas las condiciones que le rodean (biológicas, sociales, psicológicas, etc.) sí creía que basado en su experiencia dentro de los campos de concentración en que el hombre es capaz de resistir y ser valiente incluso en las peores condiciones.

Con eso, el hombre puede despegarse de las situaciones, de sí mismo, elegir una actitud y determinar sus propios determinantes, moldeando de esa forma su carácter y volviéndose responsable de su vida.

La amistad en momentos difíciles.

El recurrir a nuestros amigos y tener un sólido círculo social siempre será uno de los privilegios más grandes que podemos tener en momentos de dificultad.

Estudios han demostrado que un soporte social sólido puede mejorar los prospectos de una persona en cuanto a buena salud y longevidad.

De hecho, algunos investigadores se han referido a las redes de amistades como una “vacuna conductual” que eleva nuestra salud física y mental, previniendo enfermedades cardíacas, infecciones virales y cáncer.

Esto se explica con que los buenos amigos motivan a otros a llevar estilos de vida más saludables, a buscar ayuda y acceder a servicios profesionales cuando son necesitados, y que nos ayudan a incrementar nuestras habilidades de tolerancia al lidiar con situaciones difíciles como enfermedades y otros problemas fisiológicos.

Una amistad de alta calidad contribuye además a la auto-estima, la auto-confianza y el desarrollo social.

Un estudio realizado por la organización Base de Datos de Felicidad Mundial (“World Happiness Database” en inglés) encontró que las personas con amistades íntimas eran más felices, pero que el número total de amistades no incrementa necesariamente la felicidad.

Otros estudios han demostrado que niños con buenas amistades son protegidos del desarrollo de trastornos ligados a la ansiedad y la depresión.

La risa y la risoterapia.

Por otro lado, la risa (que suele acompañar toda buena amistad) también ha probado tener efectos beneficiosos en muchos aspectos de nuestra regulación bioquímica, reduciendo las hormonas ligadas al estrés.

Esto por supuesto es una excelente ventaja a la hora de afrontar a esos momentos difíciles de la vida donde nuestros niveles de estrés llegan a ser incontrolables. Al reírnos, especialmente en compañía, se reduce el peso que ejerce una situación dificultosa sobre nosotros.

Incluso se ha demostrado que la risa hace que el cerebro produzca endorfinas, las cuales pueden disminuir los dolores físicos.

Un estudio del 2017 realizado en Japón realizó una terapia de risa, utilizando una variación del yoga que hace uso de la risa, junto con comedia, payasos y chistes.

El resultado demostró que esta terapia ayudaba a mejorar la calidad de vida y los síntomas del cáncer para pacientes de la enfermedad.

Las mejorías ocurrieron en los niveles de depresión, ansiedad y estrés, concluyéndose así que la terapia de risa puede ser usada efectivamente en conjunto con un tratamiento del cáncer.

Algunos otros de los efectos que tiene la risa, que nos ayudarán definitivamente a superar momentos de adversidad, son la disminución de ansiedad y miedo, la mejora del estado de ánimo general, y la añadidura de alegría a la vida.

Por ende, aunque sea excelente que tomemos los mejores aspectos de filosofías como el estoicismo y el epicureísmo, y de teorías psicológicas como la logoterapia, que incluye la búsqueda de un sentido de vida y la toma de una actitud ante cualquier circunstancia.

No debemos olvidar que las amistades y la risa, tan simples y comunes como lo son, son herramientas indispensables junto a las otras para poder enfrentarnos a esos momentos de la vida donde lo más importante es mantener la esperanza de que el Sol volverá a brillar.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content