Ley De La Polaridad. Todo Tiene Un Opuesto


La ley de la polaridad es una de las leyes más importantes de conocer, porque puede abrir un mundo de posibilidades cuando la entiendes.

La Ley de Polaridad establece que todo lo que existe en el universo tiene un opuesto igual y exacto. Dos extremos de la misma naturaleza, diferentes sólo en cierto grado y no puede existir uno sin el otro. De acuerdo con la Ley de Polaridad, todo es dual.

¿Alguna vez has prestado atención a la idea de que hay dos lados para todo?; ¿Por qué existe la ley de la polaridad?; ¿Cuál es su importancia?; ¿Cómo aplicarla en tu vida?. Todas estas preguntas las cubriremos aquí .

Entendiendo la ley de la polaridad.

La ley de la polaridad también se le conoce como la ley de lo opuesto o ley de dualidad, la misma ley con diferentes nombre, nos dice todo tiene un opuesto igual y exacto, dos parte dentro de un todo.

Que sean iguales significa que aparecen como opuestos, cuando en realidad son solo extremos de lo mismo, puede haber dos caras de una moneda, pero solo hay una moneda. En una misma situación están presente ambos lados, un lado negativo o positivo. Ten en cuenta que pase lo que pase, si lo que ocurre es negativo también debe tener un lado positivo.

Que sean exactos, se refiere a que, si hay un largo camino hasta la parte superior de un edificio, debe haber un largo camino hasta la parte de abajo. Si hay un kilómetro del punto A al punto B, debe haber un kilómetro del punto B al punto A. No solo son opuestos, son iguales, exactos y opuestos.

Finalmente, no puede existir uno sin el otro. Por ejemplo no puedes tener un lado derecho sin tener un lado izquierdo.

¿Por qué existe la ley de la polaridad?

La Ley de Polaridad existe como un medio para permitir a cada uno de nosotros explorar y experimentar la vida al máximo. Una experiencia de vida ausente de la ley de polaridad te negaría la capacidad de experimentar plenamente tu vida.

Por ejemplo: no puedes experimentar tristeza sin tener una idea sobre la felicidad. La luz no se puede experimentar como tal si no sabes qué es la oscuridad. Para sentirte exitoso, debes tener una idea de lo que es el fracaso.

Esta ley en conjunto con otra ley, la ley del ritmo, crean tu experiencia de vida, porque aunque no lo creas, si pudieras estar las veinticuatro horas del día sintiéndote en éxtasis, llegaría un punto en el que dejarías de experimentar placer, de hecho se volvería una experiencia monótona y aburrida.

Sin embargo, tienes la opción de experimentar cualquier extremo del espectro de polaridad que elijas experimentar. Si estás experimentando lo que percibes como circunstancias desagradables, solo necesitas cambiar lo que está causando esas circunstancias dentro de ti.

Puedes aprender a vivir tu vida, enfocado en el lado del espectro que deseas experimentar, hay un dicho que dice no puedes detener las olas pero puedes aprender a surfear.

La ley de polaridad existe sin juzgar y no determina lo que experimentarás, existe simplemente para que puedas saber lo que significa experimentar plenamente la vida.

No puedes cambiar el hecho de que existe. Siempre ha existido y seguirá existiendo, no se puede manipular, engañar o escapar. Pero puedes aprender a usarla.

Importancia de la ley de la polaridad.

Dentro de cualquier evento, condición o circunstancia que puedas estar experimentando actualmente, se encuentra la oportunidad y la probabilidad de experimentar lo contrario.

Lo único que determina la probabilidad o el resultado final, reside solo en una elección. Específicamente, tu elección en cuanto a qué extremo del espectro experimentarás. El único factor determinante que se encuentra entre estas dos circunstancias aparentemente opuestas es lo que tu crees que es verdad.

Cada desafío, cada adversidad, contiene dentro de sí las semillas de la oportunidad y el crecimiento.

Roy Bennett. 1957-2018. Político.

La percepción inicial puede ser que las circunstancias son negativas, pero de acuerdo con esta ley, debe haber una oportunidad igualmente positiva en la situación. Cuanto más rápido aprendes a buscar las oportunidades, más rápido desaparece lo que parece negativo.

Es cierto que cuando una situación muy difícil, te pone a prueba y puede volverse complicado ver el lado positivo. Aunque he descubierto que, en retrospectiva, siempre hay un lado positivo.

Lo que hay que aprender y la maestría que hay que alcanzar, es ver lo positivo en el momento que ocurre un evento negativo.

Uso de la ley de la polaridad.

Una vez que entiendes que existen dos polos opuestos en todo y aprendes a ver ambos lados en cada situación, puedes decidir, conscientemente qué lado experimentar.

Ahora bien, aprender a utilizar la ley de la polaridad, es fundamental, porque, a pesar de conocer el concepto no siempre se utiliza de la manera correcta.

Con un ejemplo, espero explicarte de la mejora manera, como aplicar la ley de la polaridad.

El frío y el calor pueden parecer opuestos a primera vista. Pero en verdad son simplemente diferentes grados de temperatura. Por ejemplo, si tienes frío, no te enfocas en el frío para solucionar el problema, la solución está en producir calor, ya que el frío es la ausencia de calor.

El secreto es no enfocarte en lo que está pasando (lo negativo), tienes que ver el lado opuesto y trabajar en esa dirección. Si experimentas pobreza y quieres salir de ella, no te enfocas en estudiar la pobreza ni en investigar las causas, todo lo contrario, te enfocas en como generar riqueza.

«El pesimista ve dificultades en cada oportunidad. El optimista ve la oportunidad en cada dificultad».

Winston Churchill. 1874-1965. Político, Oficial del Ejército Británico y Escritor.

Winston Churchill se refería al uso de la ley de la polaridad, en un espectro donde tienes en un extremo dificultades y en otro oportunidades, la persona, en su conocimiento o ignorancia de la ley de la polaridad, es la que decide qué lado ver. Vas experimentar aquello en lo que te enfocas.

Es importante entender que cuando estas a favor de algo, debes estar encontra de algo. Es la razón por la cual las campañas contra de la pobreza, enfermedad, etc, no funcionan. Lo que están haciendo esencialmente es enfocar la energía en el lado negativo, en vez de enfocarse en el opuesto y positivo, riqueza, salud, etc.

Por ejemplo haz una campaña pro paz en vez de una en contra de la guerra. Una campaña para promover la riqueza y no para eliminar la pobreza. Una campaña para fomentar la salud y no una en contra de la enfermedad.

Otro uso de la ley de la polaridad.

La gran mayoría de la población parece estar mentalmente programada para prestar atención al lado negativo de la vida e ignorar lo positivo. Se enfocan en lo que no funciona en vez de enfocarse en la solución.

Como seres humanos tenemos la tendencia natural de irnos a uno de los extremos, el extremo que requiere menos esfuerzos. Por ejemplo, la mayoría de las personas elige la pereza sobre el esfuerzo.

Por norma general las masas, por naturaleza, van hacia el lado negativo, la ley de lo opuesto o ley de polaridad, sugiere que la única forma en que lograras el éxito es moviendote por un camino diferente a las masas.

La ley de opuestos establece que el camino hacia el éxito requiere ir en contra de la norma. Requiere hacer lo impopular, lo irracional, pensar diferente, tomar el camino menos transitado. Esta ley explica que la única forma en que lograrás el éxito que deseas crear es caminando por un camino diferente de las masas. En pocas palabras, hacer lo contrario a la persona promedio.

Otro uso que le puedes dar a la ley de la polaridad es usarla para descubrir lo que realmente quieres. La mayoría de las personas no saben lo que quieren en la vida. Haz una prueba. Pregúntale a tres amigos como se ven dentro de un año, lo más probable es que no sepan.

Si tienes duda o simplemente no sabes lo que quieres, haz una lista de todo lo que NO quieres y usando la ley de lo opuesto descubrirás lo que realmente quieres.

Y cuando te enfoques en lo que quieres, comenzaras a crearlo.

Ejemplos de la ley de la polaridad.

Puedes observar la polaridad en todo, mira tu mano tiene un frente y un reverso. Tu cuerpo tiene venas y arterias una lleva la sangre desoxigenada (-) y la otra la sangre oxigenada (+). Una casa tiene un interior y un exterior. No podrías tener uno sin el otro. Otros ejemplos son:

  • Bueno y malo.
  • Derecho y izquierdo.
  • Noche y dia.
  • Triste y feliz.
  • Dolor y placer.
  • Guerra y Paz.
  • Fracaso y éxito.
  • Frío y calor.
  • Cátodo y ánodo.
  • Polo (+) y polo (-)
  • Luz y oscuridad.
  • Alcalino y ácido.
  • Vida y muerte.
  • Protón y electrón.
  • Grande y pequeño.
  • Blanco y negro.
  • Amor y odio.
  • Verdad y Mentira.
  • Yin y yang.
  • Hombre y mujer.

Sin uno de estos, el otro no existe. Puedes relacionarlo con todas las cosas en tu vida. Fracaso y éxito son lo mismo en polos opuestos. Dentro de uno, está el potencial para el otro. Dentro de un imán tiene un polo que atrae y un polo que repele.

Otra forma de verlo, es que, en realidad es la ausencia de uno de los polos lo que hace que el otro se manifieste. Por ejemplo, no hay oscuridad, solo ausencia de luz. No hay tristeza, solo una ausencia de felicidad. No hay frío, solo ausencia de calor. El fracaso es solo la ausencia de éxito. Puedes crear tus propios polos opuestos al reconocer la falta de algo bueno.

Uso de la polaridad con otra ley universal.

Hay una ley más que acompaña a la ley de la polaridad, la ley de la relatividad, todo es relativo, depende de la perspectiva que lo mires. Entre ambos extremos existe un espectro de posibilidades.

Si mides un metro cincuenta y todos a tu alrededor miden un metro veinte, eres alto pero si todos a tu alrededor miden dos metros, ahora eres bajito, todo es relativo.

Un millón de dólares es mucho cuando lo comparas con un salario, pero es poco cuando lo comparas con los mil millonarios de la lista forbes.

Puedes moverte de un extremo a otro, de una polaridad a otra, usando tu mente y tus facultades mentales, darle sentido a una situación, ver la dificultad o la oportunidad, decidir enfocarte en lo positivo o en lo negativo, ambos están presente en el mismo momento, es solo una cuestión de percepción.

Cuando entiendes las leyes universales y las usas en conjunto, puedes sacar el máximo provecho.

Conclusiones.

Donde encuentras estrés, encuentras una ausencia de paz. Sin embargo, la paz aún existe en alguna parte o el estrés no puede existir. Si encuentras oscuridad, existe la posibilidad de ir a la luz.

Independientemente de la situación, busca el lado positivo de lo que está sucediendo. Cuando haces esto repetidamente, se convierte en un hábito, desarrollarás la habilidad de ver lo positivo, incluso cuando todos a tu alrededor solo puedan ver lo negativo.

Continua leyendo la ley del ritmo.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content