X
¡Por Tiempo Limitado!
¡Solo por esta semana accede GRATIS a TODAS las masterclass de desarrollo personal!

La Biblia Y El Subconsciente ¿Qué Dice?


La Biblia, fue escrita, muchísimos años antes de que se iniciara las investigaciones del cuerpo humano, en especial el estudio del cerebro, y se conocieran los términos: mente consciente y subconsciente.

Si buscas en la Biblia la palabra subconsciente, posiblemente no la consigas, al menos en las Biblias que yo tengo, que son varias, no está. La Biblia nos habla de mente, espíritu, alma, corazón y cuerpo. Si queremos conocer que nos dice la Biblia acerca del subconsciente, debemos de entender muy bien el contexto donde son mencionadas las palabras alma y corazón, ya que ellas son las que se relacionan con la mente subconsciente, de la cual nos habla la ciencia y la psicología, hoy en día.

Cómo identificamos en la Biblia al subconsciente

Siempre hemos relacionado el corazón con los sentimientos y las emociones, cuando hablamos de la mente humana los sentimientos afloran de la mente subconsciente, es por ello que podemos asociar el término corazón con el subconsciente.

De acuerdo a la Biblia, con el corazón y el alma, sentimos y nos manifestamos, es decir, nuestras decisiones, sentimientos, pensamientos, palabras, intelecto, acciones y voluntad, todos ellos se asientan en el corazón y a través del alma los manifestamos.

De acuerdo a la ciencia, el subconsciente es la mente que almacena toda la información que captamos, estudiamos y aprendemos. Allí también van quedando almacenados todo lo que aprendimos de niño, nuestras creencias, hábitos, e infinidad de pensamientos que hemos generado a lo largo de nuestra existencia, y muchos de los resultados que obtenemos en nuestras vidas, se derivan de lo que allí ha quedado depositado.

Tanto el corazón como el alma se refieren a la mente, y guardan toda la información que captamos, estudiamos y aprendemos. Como podemos ver, el corazón, guarda la misma información que guarda el subconsciente, como lo explica la ciencia hoy día.

Significado del Corazón en la Biblia.

Para entender mejor las palabras corazón y alma, y su relación con el subconsciente, veamos primero las definiciones que se dan de ellas, en hebreo y en griego, que son de los idiomas, en los cuales fue escrita la Biblia.

Corazón, en hebreo lêb, lêbâb; y en griego. kardí­a: significa, los pensamientos, los sentimientos, el pensar, o la mente.

Alma en hebreo es «nephesh adám»= «persona humana» o «vida humana» y en griego Psuchè o «psyche«= «viviente», «sentimientos», «alma» y «vida del alma». Es comúnmente el alma, el centro de los deseos y de la afectividad. La palabra se usa intercambiablemente con corazón, vida y mente. También la definen como la base donde radican los sentimientos, las emociones, el intelecto, la ciencia, la voluntad.

La profundidad de estas palabras se ven cuando leemos versículos como el de Marcos 12:30, que dice:

«Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento».

Algunos pasajes bíblicos que hablan del corazón

«Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida». Proverbio 4:23.

De acuerdo a la Biblia, del corazón proviene lo que es bueno o malo, en él está tu vida. Si eres una persona, generosa, compasiva, alegre, vas a exteriorizar alegría, si por el contrario tu corazón está lleno de ira, egoísmo, amargura, esos mismos sentimientos son los que vas a exteriorizar.

Para llevar una vida saludable, es importante que revisemos nuestro corazón, para llenarlo de pensamientos positivos, que son los que te traerán bienestar físico y espiritual, tu salud dependerá de lo que tienes guardado en tu corazón.

El corazón es el centro de los sentimientos y de las emociones. Todo lo que sentimos ya sea bueno o malo, es procesado y emana del corazón. Veamos tres versículos pronunciados por Jesús.

«Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las inmoralidades sexuales, los robos, los falsos testimonios y las blasfemias». Mateo 15:19.

«El hombre bueno dice cosas buenas porque el bien está en su corazón, y el hombre malo dice cosas malas porque el mal está en su corazón. Pues de lo que abunda en su corazón habla su boca». Lucas 6:45.

«Este pueblo me honra con la boca, pero su corazón está lejos de mí». Mateo 15:8.

Con tu corazón puedes elegir entre el bien y el mal. Tu conciencia envía un mensaje de sí algo está bien o mal, y tu corazón buscará discernir entre ambas. Si eres una persona que está conectado con Dios, por lo general seleccionaras el bien, y el corazón que no sabe discernir entre el bien y el mal, generalmente se pierde en el camino.

Los pensamientos y las palabras que pronuncias, salen de tu corazón. Una cosa es lo que dices y otra es la que haces, el ser humano siempre quiere guardar las apariencias, lo que los demás ven, pero que pasa con tu interior, reflexiona acerca de lo que quiere tu corazón y lo que haces.

El poder del corazón y el subconsciente

«Como aguas profundas es el propósito en el corazón del hombre, pero el hombre de entendimiento logrará extraerlo». Proverbio 20:5.

Todas nuestras batallas personales, se liberan en el corazón. A veces ni tu mismo, conoces tu corazón. El propósito del corazón es como aguas profundas, las intenciones secretas de tu corazón, a veces salen a flote y tu mismo te asombras de tu reacción. El profeta Jeremías dice: «El corazón es engañoso y perverso, más que todas las cosas. ¿Quién puede decir que lo conoce?» Esto nos confirma lo poderoso que es el corazón y lo importante que es aprender a conocerlo y controlarlo.

Al igual que el subconsciente, muchas veces ni nosotros mismo sabemos cuales son las creencias limitantes y lo que se encuentra en nuestra mente subconsciente.

El proverbio nos dice, que el hombre con entendimiento logrará extraerlo, es decir, si es tu deseo crecer desde tu interior, tú puedes cambiar tu corazón.

En los momentos que debemos tomar decisiones, de entender nuestras ideas, surgen del corazón, los recuerdos, sentimientos, tanto positivos como negativos, tus experiencias, tus creencias y todas ellas van a influir en la actitud y acciones que tomarás.

La mente cree lo que el corazón siente, es por eso que debemos sembrar en nuestro corazón, pensamientos positivos, siempre estamos en la búsqueda de algo mejor, vamos en una dirección, pero estamos seguro de que es la dirección correcta, estamos buscando el bien sin perjudicar a nadie.

«El que procura el bien buscará favor; Más al que busca el mal, éste le vendrá». Proverbio 11:27.

«Lo que más teme el malvado, eso le sucede, pero al justo se le cumplen sus deseos». Proverbio 10:24.

Muchas veces vamos por la vida, con miedos, deseando lo que los demás tienen, con rencores, odios, complaciendo los deseos de los demás …, todos esos pensamientos y sentimientos, están arraigados en tu corazón, tienes que comenzar a ver dentro de ti, que dice tu corazón, y ver si lo que te dice, es lo correcto, de lo contrario atrévete a cambiar, es hora de renovar tu corazón.

«No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto». Romanos 12:2.

«Ustedes saben que tienen que dejar su manera de vivir, el ‘hombre viejo’ cuyos deseos falsos llevan a su propia destrucción. Han de renovarse en lo más profundo de su mente, por la acción del Espíritu». Efesios 4:22,23.

La Biblia nos llama a renovarnos, la transformación debe producirse en nuestro interior, en nuestra mente subconsciente, en nuestro corazón. Y como lo logramos, a través de la Palabra de Dios, ella es el instrumento más eficaz para el cambio. Necesitamos cambiar nuestra manera de pensar.

El gran sabio Salomón, en un momento de debilidad le oró a Dios y le dijo:

«Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí». Salmo 51:10.

Le pidió a Dios el equilibrio entre los sentimientos y emociones, y la razón, es decir, le pidió renovar toda su mente.

La vida esta llena de tempestades y peligros. La maravilla del cerebro es que podemos reprogramarlo. La Biblia te ayudará para poder renovar tu mente y alcanzar el bienestar y la felicidad en tu vida.

Algunos pasajes bíblicos que hablan del alma

Como ya dijimos, la palabra alma en el hebreo y en el griego, se usa intercambiablemente con corazón, vida y mente. El alma, principalmente traduce ‘vida’. Es nuestro verdadero YO.

También se utiliza para aludir a la vida interior de la persona, veamos uno de los salmos donde el salmista, expresa su deseo más profundo, de conocer a Dios, desde su alma.

«Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo; ¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?» Salmo 42:1,2.

La palabra también se refiere al origen de la emoción, veamos el siguiente versículo;

«¿No he llorado por aquel cuya vida es difícil? ¿No se angustió mi alma por el necesitado?» Job 30:25.

En el Nuevo Testamento, que fue escrito en griego, la palabra para alma es Psuchè, encontramos como se puede diferencia de la parte física de una persona, lo vemos cuando Jesús le dijo a sus discípulos:

«No tengan miedo de los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; teman más bien al que puede hacer perecer alma y cuerpo en el infierno». Mateo 10:28.

«Porque ¿Qué aprovechará al hombre si ganara todo el mundo, y perdiere su alma?» Marcos 8:36.

Cómo alimentamos el Corazón-Alma

La Biblia habla que somos seres tripartita, Dios nos creó a su imagen y semejanza, somos seres espirituales, que tenemos un alma y vivimos en un cuerpo.

«Y el mismo Dios de paz os, santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo». 1 Tesalonicenses 5:23.

Así como alimentamos nuestro cuerpo cada día, de igual forma debemos alimentar nuestra alma.

Nuestras actitudes y decisiones vienen del subconsciente, cuando nos damos cuenta de que vamos por mal camino, es hora de parar y meditar.

  • Estudia la Biblia.
  • Que tu actitud y acciones sean de acuerdo a lo que aprendes.
  • Pide a Dios a través de la oración te ayudé a renovar tu mente.
  • Mantén tu mente con pensamientos positivos.
  • Rechaza todo pensamiento negativo.
  • Rodéate de personas que den valor a tu vida.

La ciencia nos habla de como la mente afecta al cuerpo, información que ya Salomón la revelaba, 965 a. C. como lo demuestra los siguientes proverbios:

«El corazón apacible vivifica el cuerpo, pero la envidia es carcoma en los huesos». Proverbio 14:30.

«Corazón alegre, cara feliz; corazón enfermo, semblante triste». Proverbio 15:13.

«Buen remedio es el corazón alegre, pero el ánimo triste resta energías». Proverbio 17:22.

El mejor alimento que puedes dar a tu corazón, es abrirlo a lo bueno, amable y verdadero. Y cerrarlo a todo lo negativo.

Reflexión sobre la Biblia y el subconsciente

No es fácil creer en los concejos bíblicos cuando se vive en un mundo racionalista como el nuestro. Las personas buscan una filosofía que apoye la libertad de los instintos, instintos que deben ser orientados, Dios nos ofrece un instrumento para orientarlos, la ‘instrucción’.

La instrucción no está limitada por el tiempo, ni por la cultura. Los principios de honestidad, respeto por la vida, generosidad, fidelidad, verdad y otros, son inmutables. Pero, ¿Cómo respetar esos principios, si vivimos en un mundo donde la honestidad es sinónimo de tonto, la fidelidad se confunde con ingenuidad? ¿Cómo defender la verdad, cuando esta la maquillan con la llamada media verdad o mentira blanca, de esta manera lo que abunda es la mentira? ¿Un mundo dónde los valores se han perdido?

Todos tenemos lo que llamamos libre albedrío. Dios no va a obligarte, ni va a tomar decisiones por ti, tú tienes el libre albedrío, solo tú decides lo que guardaras en tu corazón (subconsciente) y en tu alma, lo cual se reflejará en tu actitud y comportamiento ante la vida. Si no eres capaz de decidir cuál camino elegir, el mundo decidirá por ti, pero de igual forma, tú sigues siendo el único responsable de las decisiones que tomes.

Te hemos dado solo una pequeña parte de lo que la Biblia habla del poder de la mente, del alma y del corazón, y como lo asociamos al subconsciente.

Si buscas un libro de autoayuda, uno de los mejores que puedes seleccionar es la Biblia. Te enseña los principios que debes aplicar en tu día a día, como alimentar tu subconsciente, que pensamientos sembrar en él, las palabras que son agradables a los ojos de Dios y a los de tus semejantes, te muestra el camino para llevar una vida con propósito.

Atesorar la Palabra de Dios en tu corazón, te llevará a vivir un estilo de vida lleno de significado.

Martín Lutero decía: «No puedo evitar que las aves vuelen sobre mi cabeza, pero sí puedo evitar que hagan nido sobre ella».

Nota: Las Biblias de referencias usadas en este artículo fueron: Reina Valera 1960. Reina Valera 2015. Dios Habla Hoy. La Biblia de las Américas. La Biblia Latinoamericana.

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Publicaciones Recientes