Desarrollo Personal En La Biblia


¿Qué dice la Biblia sobre el desarrollo personal?

En la Biblia encontramos pasajes y versículos que nos hablan del desarrollo personal y espiritual. Cada libro de la Biblia, está lleno de sabiduría, cuando logras interiorizar cada pasaje que lees, cuando se logra una verdadera conexión con cada versículo, comenzarás a sentirte inspirado a crecer espiritualmente, crecer y transformarte desde adentro.

No puede haber desarrollo personal si no va acompañado del crecimiento espiritual. El desarrollo personal nos lleva al desarrollo de cualidades, en las cuales nos apoyaremos, para poder tener éxito y alcanzar nuestras metas. Pero ese desarrollo debe de ir acompañado de un crecimiento espiritual, es decir desarrollar cualidades espirituales, que nos ayudan a crecer desde adentro.

El primer paso para un verdadero desarrollo personal y espiritual, de acuerdo a las enseñanzas bíblicas, es cambiar tu manera de pensar, cambiar tu mente. Debemos acostumbrarnos a tener pensamientos positivos, a ver siempre el lado bueno de lo que nos ocurre. Lo cual no es diferente a las enseñanzas que leemos en libros de desarrollo personal modernos.

El rey Salomón, escribió el siguiente proverbio: «Ante todo, cuida tus pensamientos porque ellos controlan tu vida». Proverbios 4:23.

9 Enseñanzas del desarrollo personal en la Biblia

La Biblia no solo es un libro sagrado, es un libro de autoayuda, donde encontrarás principios de desarrollo personal y crecimiento espiritual, para crecer desde tu interior. Si comparamos las enseñanzas modernas del crecimiento personal con las enseñanzas de la Biblia descubriremos que las enseñanzas son muy similares. A continuación resaltamos nueve enseñanzas de desarrollo personal en la Biblia.

1. Transformarnos

Tanto la Biblia como el desarrollo personal nos impulsan a cambiar desde adentro. Para lograr cambiar, la Biblia dice:

«No imiten las conductas, ni las costumbres de este mundo, más bien dejen que Dios los transforme en personas nuevas al cambiarles la manera de pensar. Entonces aprenderán a conocer la voluntad de Dios para ustedes, la cual es buena, agradable y perfecta». Romanos 12:2.

Pero cambiar no es sencillo. Lo vemos por ejemplo cuando decidimos hacer dieta, basta que alguien nos ofrezca un delicioso postre, para que nuestra voluntad ceda y lo aceptemos.

Debemos comenzar alimentando nuestra mente con pensamientos positivos, si cambias tu manera de pensar comenzarás a transformar tu vida, debes transformarte con la verdad que nos da la Palabra de Dios. En Mateo 4:4 leemos: «La gente necesita más que pan para vivir; y deben alimentarse con cada Palabra de Dios».

El famoso orador motivacional Earl Nightingale, cita: «Nos convertimos en lo que pensamos».

2. Crecer en sabiduría y entendimiento

Es importante crecer en sabiduría y entendimiento, es el camino para el desarrollo personal. El apóstol Pablo oraba por todas las personas, diciendo: «Pido en mi oración que su amor siga creciendo más y más todavía, y que Dios les dé sabiduría y entendimiento». Filipenses 1:9.

Sabiduría, en el entender de Salomón no es solo conocimiento. Conocimiento, se refiere al hecho de comprender, entender y registrar las verdades bíblicas y la sabiduría, es la habilidad para usar el conocimiento.

Salomón escribió: «La sabiduría entrará en tu corazón, y el conocimiento te llenará de alegría». Proverbio 2:10. 

3. El poder de la fe

Dicen que la fe mueve montañas. Blaise Pascal, matemático, físico, escritor francés, cristiano, decía: «La fe es una guía más sólida que la razón. La razón sólo puede llegar tan lejos, pero la fe no tiene límites».

La Biblia nos dice sobre la fe: «Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos». Hebreos 11:1

En la época de Jesús, sus discípulos estaban admirados, por las maravillas que Jesús hacía, y se preguntaban: ¿Cómo lo hace?

Jesús les contestó: «Les aseguro que si tienen fe y no dudan, no solamente podrán hacer esto que le hice a la higuera, sino que aún si a este cerro le dicen: «Quítate de ahí y arrójate al mar», así sucederá. Y todo lo que pidan en oración, creyendo, lo recibirán». Mateo 21:21,22.  

La fe tienes que vivirla, para vivirla debes actuar, la validez de tu fe está determinada por tus acciones, no por tus palabras. En el versículo anterior, Jesús termina sus palabras hablando de pedir en oración, esto lo puedes hacer si tienes fe, si realmente crees que vas a recibir lo que pides; por eso se dice, que la oración es poderosa siempre que tengamos fe. 

4. Crecer interiormente

Cada día vamos creciendo desde nuestro interior, Pablo nos dice: «Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día». 2 Corintios 4:16.

Todos deseamos mejorar cada día, alcanzar el desarrollo personal, y para lograrlo debemos cambiar. Entre tantas cosas que deseas cambiar, piensa cuáles son necesarias, cuáles no te permiten avanzar, fortalece tu interior, no permitas que la fatiga, dudas o críticas te hagan desistir de seguir creciendo. 

5. Aprender a perdonar

El desarrollo personal conlleva a aprender a perdonar. Cuando guardas en tu corazón odios, resentimientos, rabias, etc. contra alguna persona que te ha herido, realmente te estás dañando tú mismo, y esa actitud impide tu crecimiento espiritual y el desarrollo personal. 

La Biblia dice: «De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes». Colosenses 3:13

Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: «No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces»». Mateo 18:21,22.

Y por qué debemos perdonar tantas veces, porque el perdón es un acto liberador, los sentimientos negativos, actúan en tu cuerpo como un veneno, dañan tu salud, física y espiritual, lo podemos asociar como si te tomaras un veneno esperando que el que te hirió sea quien muera. 

Tony Robbins, escritor de libros de desarrollo personal y orador motivacional, dice: «El perdón es un regalo que te das a ti mismo».

6. Asume tu responsabilidad, no te quejes

Cuando somos confrontados por nuestras acciones, normalmente reaccionamos quejándonos. Pablo dijo: «Hagan todo sin quejarse y sin discutir». Filipenses 2:14.

En la Biblia hay un pasaje muy ilustrativo de cómo el ser humano, por lo general, se queja para justificarse, y no asume su responsabilidad. En la historia de Adán y Eva, Dios pregunta al hombre y a la mujer, por qué comieron la fruta prohibida, y estas fueron sus respuestas:

«El hombre contestó: —La mujer que me diste por compañera me dio ese fruto, y yo lo comí. Entonces Dios el Señor le preguntó a la mujer: —¿Por qué lo hiciste? Y ella respondió: —La serpiente me engañó, y por eso comí el fruto». Génesis 3:12,13.

Lo ves, ninguno de los dos asumió su responsabilidad, ambos se quejaron.

Lou Holtz, dice: «El hombre que se queja de la forma como rebota el balón, es probablemente quien lo dejó caer».

Jack Canfield en su libro «Los principios del Éxito» menciona como primer principio: Sea 100  por ciento responsable de su vida.  

7. Cuida tus amigos y aléjate de los malos amigos

Las personas con las cuales te reúnes o frecuentas, por lo general representan una gran influencia, de ahí la importancia de seleccionar muy bien tus amistades. Te menciono algunos proverbios.

  • «Quien se junta con sabios, sabio se vuelve; quien se junta con necios, acaba mal». Proverbio 13:20.
  • «No te hagas amigo de la gente irritable, ni te juntes con los que pierden los estribos con facilidad, porque aprenderás a ser como ellos y pondrás en peligro tu alma». Proverbios 22:24-27.
  • «Hay amigos que llevan a la ruina, y hay amigos más fieles que un hermano». Proverbio 18:24.
  • «El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos». Proverbios 16:28.

Jim Rohn, fue un empresario estadounidense, autor y orador motivacional resaltaba: «Te vuelves como las cinco personas con las que pasas más tiempo. Elija con cuidado».

8. Desarrolla tus virtudes

Cuando somos generosos, agradecidos, damos amor, perdonamos, hemos dado un gran paso en nuestro desarrollo personal y el desarrollo de nuestras virtudes. Pablo nos dice:

«En fin, hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, noble, correcto, puro, hermoso y admirable. También piensen en lo que tiene alguna virtud, en lo que es digno de reconocimiento. Mantengan su mente ocupada en eso». Filipenses 4:8.

Los grandes oradores motivacionales, mencionan lo importante de desarrollar las virtudes, las cuales se traducen en acciones y actitudes positivas. W. Clement Stone, escritor de libros de autoayuda y conocido por promover su filosofía de éxito, mantenía que:

 «Cuando nuestra actitud hacia nosotros mismos es grande, y nuestra actitud hacia los demás es generosa y misericordiosa, atraemos grandes y generosas porciones de éxito».

9. El poder de la palabra

Tú puedes cambiar completamente tu vida con la palabra. Por eso es importante cuidar las palabras que decimos, con ella podemos edificar y también destruir, las palabras positivas, además de hacer el bien a otros, regresaran a ti en forma de energía positiva, que te fortalecerá y reafirmará tu actitud y acciones. 

Lo que piensas, lo que dices y lo que haces, siempre tienen que estar en armonía. Veamos algunos versículos bíblicos sobre la palabra:

  • «El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca». Lucas 6:45.
  • «Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyen a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan». Efesios 4:29.
  • «Recuerden esto, queridos hermanos: todos ustedes deben estar listos para escuchar; en cambio deben ser lentos para hablar y para enojarse». Santiago 1:19.
  • «Hablar mucho es de tontos; saber callar es de sabios». Proverbios 10:19.

Iniciar tu desarrollo personal de acuerdo a los principios bíblicos

Si decides iniciar tu desarrollo personal siguiendo los principios bíblicos, puedo decirte, que la prioridad de Dios, es que crezcas espiritualmente, para que seas una persona de éxito y feliz. Su propósito es que maduremos y desarrollemos la personalidad y el carácter, partiendo de eso veamos que debes hacer.

Debes comenzar abandonando algunas de tus creencias, todas aquellas que son limitantes, desarrolla nuevos hábitos, mejora tu actitud y cambia tu manera de pensar. El Espíritu Santo podemos interpretarlo como la «realidad espiritual» porque el desarrollo personal y espiritual es un esfuerzo entre esa realidad espiritual y tú.

Como te dijimos anteriormente, la mente juega el papel más importante para crecer y lograr el desarrollo personal, porque la manera como piensas determinará como te sientes, y según como te sientas actuaras. Efesios 4:23, nos dice: «En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes».

Un versículo donde vemos la influencia de sentimientos negativos lo menciona el sabio Salomón cuando dice: «He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo». Eclesiastés 4:4.

Debemos rechazar los pensamientos negativos, pensamientos inmaduros que normalmente son egoístas. En 1 Corintios 14:20, leemos:

«Hermanos, no se comporten como niños al razonar. Tengan, sí, la inocencia del niño en lo que atañe al mal; pero, en cuanto a sus propios razonamientos, sean personas hechas y derechas».

Los niños por lo general son inocentes en cuanto a la malicia, pero a su vez son egoístas, solo piensan en sí mismo, no han desarrollado su mente para dar, tienen una mente inmadura, nuestros pensamientos tienen que estar dirigidos hacia la generosidad, crear el hábito de dar.

La Biblia te invita a crecer de la mano de Dios, llenarte de su conocimiento. El ejemplo a seguir es Jesús, que asumamos su actitud, su manera de pensar.

«No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús». Filipenses 2:3,5.

¿Dónde buscar en la Biblia sobre el desarrollo personal?

Toda la Biblia está llena de enseñanzas que muestran el camino para comenzar el desarrollo personal. El apóstol Pablo afirma:

«Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto». 2 Timoteo 3:16.

Si no eres un asiduo lector de la Biblia, te recomiendo comenzar con los evangelios, que son los libros que narran la vida y enseñanzas de Jesús, seguido de los libros de Proverbios y los Salmos, consideradas fuentes de inspiración y sabiduría.

Jesús hace un llamado a hacer de tu vida, una vida con propósito, creciendo cada día en pro de ser una mejor persona, él lo llama «nacer de nuevo», que significa cambiar tu estilo de vida.

Otros de los libros que te recomiendo leer, son las cartas del apóstol Pablo, que se hallan en el Nuevo Testamento. Pablo, es uno de los mejores ejemplos en la Biblia, en cuanto a desarrollo personal se refiere, hizo un cambio radical a su vida, después de tener un encuentro con Jesús.

Desarrollo personal y crecimiento espiritual

El desarrollo personal y el crecimiento espiritual, no es una meta que vas a alcanzar, es un cambio en tu forma de vivir, es un proceso que se va logrando paso a paso, es una decisión personal, que requiere compromiso, debes desear crecer, tener la voluntad y hacer un esfuerzo por crecer y persistir en el crecimiento.

Oímos hablar de la importancia del desarrollo personal, crecimiento espiritual, asistimos a conferencias, leemos libros, etc. y luego olvidamos todo lo que nos enseñaron. Como todo en la vida, queremos que nos den una receta de como alcanzar el desarrollo personal y buscar la forma de adaptarla a nuestra día a día. Desde el punto de vista bíblico eso pasa porque no tenemos un propósito de vida claro.

El filósofo Thomas Carlyle, escribió:

«Un hombre sin un propósito es como un barco sin timón, un desamparado, … Tener un propósito en la vida le da tanta fuerza a tu mente y a tus músculos, como el propósito que Dios tiene para ti».

El verdadero crecimiento se logra cuando creces espiritualmente, el apóstol Pablo lo comparaba con la verdadera libertad cuando decía:

«Ustedes, hermanos, han sido llamados a la libertad. Pero no usen esta libertad para dar rienda suelta a sus instintos. Más bien sírvanse los unos a los otros por amor. Porque toda la ley se resume en este solo mandato: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’. Tengan cuidado, porque si ustedes se muerden y se comen unos a otros, llegarán a destruirse entre ustedes mismos». Gálatas 5:13,15.

Pablo se está refiriendo a lo que guardamos en nuestra mente, en el subconsciente, que es donde están los sentimientos, virtudes, vicios, los buenos y malos pensamientos.

Estas son las cualidades que debemos desarrollar, amarnos, primero a nosotros mismos para poder amar a nuestros semejantes, esto nos ayudará a ser más empáticos, entenderemos la importancia de ser agradecidos, generosos, humildes, aprenderemos a perdonar y lo más importante, a perdonarnos a nosotros mismo.

Como ves, es en tu mente subconsciente donde debes enfocarte para alcanzar tu desarrollo personal y espiritual.

Reflexiones sobre el desarrollo personal y la Biblia

El desarrollo personal y espiritual del cual te hemos hablado, está basado en las enseñanzas cristianas.

El cristianismo es un estilo de vida que nos lleva a un crecimiento constante, con el cual se busca alcanzar las características y personalidad de Jesucristo. Lucas 2:52, nos dice:

«Y Jesús crecía en sabiduría, en estatura y en gracia para con Dios y los hombres».

Te hemos mostrado en este artículo, solo una pequeña parte de los versículos bíblicos que hablan acerca del desarrollo personal y espiritual, hemos resaltado la importancia de cambiar tu manera de pensar.

Es una decisión personal convertir a la Biblia como tu aliada para el desarrollo personal, si es así, solo quisiéramos aclararte algunos puntos.

Muchos suponen que la madurez espiritual se mide por la cantidad de información bíblica y doctrina que conozcas. El conocimiento es parte de la madurez, pero no lo es todo. La vida cristiana incluye conducta y carácter, nuestro hablar debe ser congruente con nuestra actitud y actuar. Si la Palabra de Dios no se ha sembrado en tu corazón, como para realizar un cambio de actitud en tu vida, solo es una información más añadida a tu mente.

A algunas personas no les he fácil entender la Biblia, sugerimos comprar una Biblia de Estudio, que es una Biblia en la cual se detalla y explican los pasajes y versículos, y si es posible, reúnete con grupos que estudien la Palabra de Dios, en donde haya una persona que sirva de mentor y pueda aclarar tus dudas.

Nota: Las Biblias de referencias usadas en este artículo fueron: Reina Valera 1960. Reina Valera 2015. Dios Habla Hoy. La Biblia de las Américas. La Biblia Latinoamericana. Palabra de Dios para todos. Nueva versión Internacional.

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes