Ley del Sacrificio. Conoce Como el Sacrificio y El Éxito Van de la Mano.


Una de las leyes menos conocidas es la ley del sacrificio, al momento de entenderla te darás cuenta de lo necesario que es el sacrificio para alcanzar el éxito.

La ley del sacrificio dice no puedes obtener lo que quieres, sin renunciar nada a cambio. Para conseguir algo que crees tiene mayor valor tienes que dejar ir algo que consideres de menor valor.

En este articulo se explica la ley del sacrificio con ejemplos, para entender cómo funciona y su importancia.

¿Cómo funciona la ley del sacrificio?

La palabra sacrificio es percibida con una connotación negativa, como algo malo o puedes pensar en actos completamente desinteresados, en los que alguien hace algo por otro para el beneficio de la otra persona.

Sin embargo el sacrificio no es puramente altruista.

El sacrificio para alcanzar el éxito se puede definir como perder o dejar algo por otra cosa que se considere de mayor valor, para poder alcanzar eso que quieres tener, dejando a un lado lo que tienes ahora.

Sacrificar no significa renunciar a algo por nada, es renunciar una cosa por otra que creemos vale más, por ejemplo si alguien renuncia a su vida por la de su hijo es porque le da más valor al hijo que a su propia vida.

La ley del sacrificio es algo irrevocable, es como la ley de la gravedad, por eso se le da el nombre de ley, no se puede cambiar.

Todos tenemos las 24 horas al día ocupadas, con actividades que decidimos hacer, así sea no hacer nada, has decidido usar tu tiempo en no hacer nada.

Si haces una lista de todas las actividades que haces al día, te darás cuenta de cuantas actividades de poco valor llenan tu calendario. Por ejemplo ver televisión, ver redes sociales, youtube, etc.

Si consideras los objetivos que quieres alcanzar, decide cual de estas actividades piensas dejar de hacer para reemplazarla por otras que te ayuden a conseguir lo que quieres.

¿Por qué es tan importante entender la ley del sacrificio?

No entender o negarse a la ley del sacrificio impide el progreso de una persona. Para alcanzar tus objetivos requiere avanzar, lo cual significa dejar algunas cosas atrás.

La persona que cree que puede obtener lo que desea sin sacrificio trata de aferrarse a todo en un intento por tenerlo todo. En lugar de avanzar, intenta quedarse donde está para sostener lo que tiene y estirándose para alcanzar lo que quiere.

La ley del sacrificio te puede ayudar a conseguir tus objetivos, esta ley se puede usar tanto en la vida personal como en los negocios.

Hay una historia de una mujer que el esposo tenía una empresa que facturaba diez millones de dólares al año.

El esposo falleció y ella heredó la compañía, en ese momento la mujer se reunió con el equipo de trabajo y les hizo dos preguntas, de las actividades que hacen ¿que funciona? y ¿que no funciona?

Al final de la reunión les dijo dejen de hacer lo que no funciona y dediquen todo el tiempo a lo que funciona, eso fue todo lo que hizo la mujer y consiguió aumentar las ventas de la compañia a 25 millones de dólares.

Este simple ejemplo a sido usado por múltiples empresas para aumentar la productividad, estudiando lo que hacen los empleados durante el día y sacrificando ciertas actividades por otras.

Puedes tener todo lo que quieras, pero no puedes tenerlo todo.

Has escuchado la frase puedes conseguir todo lo quieras en esta vida, lo cual es verdad pero (siempre hay un pero) no puedes tenerlo todo.

Todo tiene un precio que hay que pagar, lo que nos dice la ley del sacrificio es decide lo que quieres conseguir y que estás dispuesto a dejar para conseguirlo.

En el mundo en que vivimos la sociedad constantemente trata de negar la ley del sacrificio, prometiendo a las personas que pueden cumplir sus deseos sin tener que abandonar nada en lo absoluto.

Has visto anuncios como ¡pierda peso sin renunciar a su comida favorita! o ¡Quítese la grasa sin largos entrenamientos! ¡Hágase rico sin tener que trabajar mucho!

La fantasía de que puedes tener lo que quieras sin tener que sacrificar algo es increíblemente seductora.

Pero es solo una fantasia, si quieres perder peso tienes que sacrificar la comida chatarra, si quieres hacer dinero tienes que trabajar, ahorrar e invertir, si quieres conseguir un cuerpo en forma tienes que sacrificar las horas de televisión por horas en el gimnasio.

No entender la ley del sacrificio también lleva a una vida de inquietud que surge cuando no reconoces la necesidad del sacrificio y subconscientemente mantienes en la cabeza la idea de que puedes tener lo que quieras, sin renunciar a nada a cambio.

En gran parte los canales de comunicación han ayudado a esta mentalidad, mostrando programas de televisión donde aparecen personas con grandes éxitos sin mostrar la realidad de lo que requirió llegar a donde están.

Bill Gate uno de los hombres más ricos del mundo, todos podemos ver la gran vida que tiene, pero requiere de sacrificio llegar a donde esta él.

Gate paso de los 20 a los 30 años sin tomar un solo día de vacaciones, eso son tres mil seiscientos treinta y cinco días de trabajo continuo para alcanzar lo que tiene.

Y todas las personas exitosas han pasado largos años de sus vidas trabajando y sacrificando cosas para conseguirlo, solo que nadie te muestra ese lado de la moneda.

Lo bueno es enemigo de lo grandioso.

Al pensar en ley del sacrificio en tu vida, si ya considera que tienes una buena vida, es posible que esté dejando a un lado una vida grandiosa.

Es algo que le puede pasar a cualquier persona quedarse atrapado en trabajos, proyectos o situaciones que son meramente buenas. Mientras que las grandes oportunidades se quedan por fuera, esperando hagan espacio en su vida.

Concentrarse simplemente en lo bueno a menudo evita que lo grandioso se muestre, simplemente porque no hay tiempo restante en nuestros horarios para aprovechar cualquier oportunidad adicional.

Sylvester Stallone es un gran ejemplo de aprender a decir que no a lo bueno. Después de terminar el guión de Rocky, Stallone encontró varios productores que estaban interesados en comprar el guio y convertirlo en una película.

Aunque con solo vender el guión ya hubiera hecho bastante dinero, insistió en desempeñar el papel principal de la película. Habían otros actores que ya habían sido considerados para hacer el papel de Rocky, Stallone dijo que no.

Luego de encontrar un patrocinador dispuesto a financiar un presupuesto reducido de menos de un millón, Stallone completó el rodaje en el lugar en solo 28 días.

Rocky se convirtió en un éxito en 1976, ganó más de 225 millones de dólares y obtuvo el Oscar a la mejor película y al mejor director, además de nominaciones de actuación y de escritura para Stallone, quien aprovechó la oportunidad de oro y convirtió Rocky Balboa y más tarde Rambo en una franquicia de la industria que ha recaudado más de 2 mil millones de dólares en ingresos en todo el mundo.

En este ejemplo se aprecia como sacrificando lo bueno, puedes atraer lo grandioso.

¿Qué estás dispuesto a sacrificar?

La pregunta más importante no es ¿Que estoy dispuesto a hacer para lograr lo que quiero? si no ¿qué estoy dispuesto a dejar para conseguir lo que quiero?

Decide a dónde quieres llegar y cual es el precio que estás dispuesto a pagar para alcanzarlo.

La ley del sacrificio es simple y funciona, úsala a tu favor.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content