23 Formas De Acelerar Tu Crecimiento Espiritual


23 Practicas Para Acelerar Tu Crecimiento Espiritual

¿Quieres crecer espiritualmente? Si es así, en esta publicación, discutiremos 23 consejos para el crecimiento espiritual. Estos consejos se basan en la experiencia personal y la investigación, y pueden ayudarte a vivir una vida más plena.

¿Cómo crecer espiritualmente? No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que el viaje espiritual de todos es único. Sin embargo, hay algunos principios generales que pueden ayudarte a crecer espiritualmente.

Las prácticas espirituales que han sido recopiladas para este artículos son muy variadas y amplias, pertenecen a diferentes disciplinas espirituales, mantén la mente y el corazón abiertos a nuevas ideas y perspectivas. No importa el camino que elijas, lo más importante es ser fiel a ti mismo.

Ya sea que recién estés comenzando tu viaje espiritual o que hayas estado recorriendo el camino por un tiempo, estos consejos te ayudarán a continuar creciendo en espíritu y sobre todo si los prácticas recurrentemente te ayudarán a fortalecer tu fitness espiritualOpens in a new tab..

Para saber más sobre el significado del crecimiento espiritualOpens in a new tab. puedes acceder al enlace.

1. Se consciente de ti mismo

Cuando buscas crecer espiritualmente, lo que estás haciendo es regresar a tú esencia original, tener consciencia de ti mismo. Poder pensar y actuar de acuerdo a tu yo interno. Buscas encontrar armonía entre el espíritu, la mente y el cuerpo, en conciencia plena y pura a través de los sentidos.

Debes recordar en palabras del filósofo frances Pierre Teilhard de Chardin: «No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual, somos seres espirituales teniendo una experiencia humana».

Solo que en el camino dejamos a un lado lo espiritual, pero si queremos podemos volvernos a conectar con la esencia de quienes somos.

Comienza por vivir sin buscar la aprobación de los demás, ni preocuparte por lo que puedan creer acerca de tus acciones. Cuando comienzas a ser tú mismo, significa que tu punto interno de referencia es tu propio espíritu.

Dedica un momento del día, si es posible temprano en la mañana, para sentir y vivir el silencio, fuera y dentro de ti, sentirte en paz contigo mismo, ser consciente de tu presencia y todo lo que te rodea en el presente

Para que poco a poco, vayas logrando un equilibrio entre lo externo y lo interno para alcanzar la plenitud espiritual.

2. Práctica la Proyección Astral

La proyección astral es una de las prácticas espirituales más avanzadas, profundas y transformadoras que existen. Es conocida como la práctica espiritual más gratificante en el multiverso.

La proyección astral (también conocida como experiencia fuera del cuerpo controlada) es la última práctica espiritual a través de la cual tu percepción sobre ti mismo y tus posibilidades cambia completamente, al ser consciente de que puedes separarte de tu cuerpo físico.

Algunos monjes practican la proyección astral para prepararse para el último día de sus días, el momento en el cual el alma deja el cuerpo.

Algunos resultados de la proyección astral son crecimiento interior y sanación:

  • Obtener orientación clave.
  • Crecimiento personal.
  • Autoconciencia y claridad de propósito.

Al mismo tiempo que sana el dolor, supera los miedos y el dolor emocional y encuentra la paz interior a través del viaje astral.

Si quieres descubrir de qué se trata la proyección astral, como practicarla y explorar más esta técnica visita esta clase onlineOpens in a new tab. gratuita dictada Jade Shaw una experta en el tema y practicante de la proyección astral

3. Medita cada día

La práctica de meditar es ampliamente conocida en el área del crecimiento espiritual. Es una práctica que se ha hecho famosa, además de otorgar paz interior para tomar mejores decisiones en tu vida, también te otorgará la energía óptima necesaria para llevar a cabo tus tareas del día a día.

También puedes meditar para explorar una realidad superior, para desarrollar la creatividad y la intuición; mejorar tu capacidad de aprendizaje, memoria y estabilidad emocional.

Existen muchos tipos de meditación, desde la meditación zen, buda, ziva, método silva, guiada, positiva, mindfulness hasta la meditación a través del yoga u otras prácticas como la respiración.

Puedes meditar por tu propia cuenta, con un grupo de meditación o asistiendo a retiros de meditación. Otra práctica que algunas personas hacen es tomar cursos de meditación y yoga para aprender las técnicas y obtener su mejor beneficio.

«La meditación es el secreto de todo crecimiento en la vida espiritual y el conocimiento». James Allen.

Una de las técnicas de meditación que recomiendo, sobre todo para las personas que les cuesta meditar, es la técnica M de meditación diseñada para personas ocupadas y con mentes que no paran de pensar, puedes probar un meditación guiada de 15 minutos aquí.Opens in a new tab.

4. Aprende a orar

Alexis Carrel, Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1912, dijo: «La oración, el ejercicio básico del espíritu, debe practicarse activamente en nuestras vidas privadas». 

La oración es una práctica que te dará muchos beneficios. Cuando adquieres el hábito de orar comienzan tus pensamientos e ideas a aclararse, e incluso tus perspectivas de las situaciones o problemas logras verlos desde diferentes ángulos, te sientes con más energía y visualizando el mejor camino que debes seguir.

Algunas personas les cuesta orar o dicen no saber cómo hacerlo, o no conocen ninguna oración. Realmente para orar no necesariamente tienes que recitar una oración, la idea es conectarse a la presencia de Dios, un ser superior o la deidad en la cual creas.

Si incluyes la práctica de orar como parte de tu crecimiento espiritual, te recomiendo hacerlo en un lugar tranquilo, cierra los ojos por unos minutos y reconoce la presencia de Dios en tu interior, puedes hablar con Él, comienza dando gracias por todas sus bendiciones, puedes también pedir por aquello que te haga falta para afrontar y disfrutar de la vida. O simplemente mantenerte en silencio y sentir que sientas paz en tu interior.

La frecuencia con la que se ora depende de cada persona, puedes orar una vez al día, puedes comenzar a orar antes de la comida, lo cual es una práctica que se realiza en muchas religiones, o unirte a un grupo de oración. 

Algo importante, es que cuando lo hagas, no dejes que tu mente divague. Concéntrate en las palabras que estés diciendo.

Continúa leyendo sobre «el poder de la oración»Opens in a new tab..

5. Lee libros de crecimiento espiritual

La lectura de libros sagrados, escritos filosóficos y libros de líderes espirituales, te inspirarán y permitirán tener una visión del mundo más tranquila, compasiva y ligera desde la espiritualidad.

Cada religión tiene su propio libro sagrado, la lectura de estos libros ampliarán tu mente, te mostrarán las prácticas que cada uno de ellos usan para crecer espiritualmente.

Sí, profesas una religión en particular, conocerás en sus libros las creencias principales y empezarás a entender los mensajes espirituales. Si te es posible, únete a un grupo de lectura para compartir tu camino en el crecimiento espiritual.

Descubre los 20 libros de crecimiento espiritualOpens in a new tab. para nutrir el alma que puedes empezar a leer hoy mismo.

6. Mantén Alineados Tus Chakras

Los chakras es un concepto utilizado en la cultura oriental y en disciplinas como el yoga. Son un antiguo sistema energético conocidos como la arquitectura de tu alma, y se dice que alineando tus 7 chakras puedes vivir una vida equilibrada y plena.

El trabajo que debes realizar es diagnosticar qué chakras están desbalanceados, es decir, demasiado abiertos o cerrados y sanarlos.

Cada chakra se trabaja y se sana a través de tu mente, cuerpo y espíritu. Estas prácticas incluyen ejercicios bioenergéticos y la práctica del Yoga.

Diferentes posiciones del Yoga te ayudan a sanar y alinear tu energía. Es un sistema que puedes explorar y practicar como uno de los caminos para el crecimiento espiritual e incluir la práctica del Yoga a tu rutina diaria.

Si quieres descubrir más sobre esta práctica y como mejora en los elementos claves de tu vida, alineando tus 7 chakras visita esta clase onlineOpens in a new tab. gratuita con la experta en Chakras del mundo occidental.

7. Entra en un estado de gratitud diaria

La gratitud es definitivamente una práctica espiritual. Y como cualquier otra práctica espiritual, cuanto más la practicas, más te beneficias.

La gratitud te ayuda a desarrollar una conexión más profunda con lo divino y también te permite ver la belleza de la vida incluso cuando las cosas son difíciles. Abre tu corazón y te ayuda a recibir amor y bendiciones más fácilmente.

El solo hecho de ser agradecido genera pensamientos positivos, bienestar y abundancia, te ayuda a ser consciente de lo que tienes y lo que has avanzado.

Cuando estamos agradecidos, reconocemos que hay algo o alguien fuera de nosotros que nos ha bendecido. Expresamos nuestra gratitud agradeciendo a un ser superior, a los demás e incluso a la vida misma.

Entonces, si estás buscando una manera de mejorar tu vida espiritual, comienza por practicar la gratitud todos los días. Al pensar en las razones por las cuales estar agradecido sentirás cómo tu espíritu comienza a crecer. Te sorprenderá lo mucho que puede ayudarte a crecer.

Continúa leyendo 10 razones por las que la gratitud es tan importante.Opens in a new tab.

8. Pasa tiempo en la naturaleza

Hay muchas prácticas espirituales que pueden ayudarnos a conectarnos con nuestro yo superior y con lo divino. Uno de ellos es conectar con la naturaleza. Conectarse con la naturaleza es una fórmula mágica para controlar el estrés y recuperar tu equilibrio emocional, que es el que te permite crecer espiritualmente.

Cuando nos conectamos con la naturaleza, podemos ver la belleza y la perfección en todas las cosas. También somos capaces de ver la interconexión de toda la vida. Esta puede ser una experiencia muy poderosa, estar en contacto con la naturaleza comienza a tener significado. Deja que la naturaleza sea tu maestra.

Hay muchas maneras de conectar con la naturaleza:

Podemos salir a caminar por el parque, sentarnos en silencio en el bosque o simplemente pasar tiempo al aire libre en la naturaleza. Independientemente de cómo elijamos hacerlo, tomarse el tiempo para conectarse con la naturaleza puede ser una experiencia muy pacífica y relajante. También puede ser una gran manera de ponerse en contacto con nuestro propio interior.

Sentirás cómo estas prácticas llenan tu alma y lograr la relajación total del cuerpo y la mente.

9. Práctica la rendición

Cuando nos entregamos a lo que es, ya no estamos luchando contra la realidad y esto nos permite fluir con la vida en lugar de luchar contra ella. Rendirse no significa que nos rindamos o renunciemos, simplemente significa que dejamos de resistir y permitimos que las cosas sean como son.

Una de las cosas más difíciles de la vida es aprender a soltar. Podemos aferrarnos a tantas cosas: resentimientos, rencores, miedos, dudas… y estas cosas pueden impedirnos avanzar y vivir nuestras mejores vidas. Pero cuando aprendemos a soltar y rendirnos, nos abrimos a nuevas posibilidades y experiencias. Nos volvemos más ligeros y más libres.

Muchas veces creamos situaciones o problemas cuando no estamos de acuerdo o no queremos aceptar a las personas tal y como son, igual nos pasa con las cosas o situaciones que se nos presentan en la vida y. que no podemos cambiar.

Acepta las cosas, las personas y los acontecimientos de tu vida tal como son y saca lo mejor de ellas, en lugar de tratar de cambiarlo todo.

No siempre intentes cambiarlo todo, permite que la vida fluya, es lo que irás aprendiendo en la medida que avanzas en el camino de crecer espiritualmente.

Si quieres profundizar en este concepto te invito a que veas la clase onlineOpens in a new tab. gratuita con Michael Beckwith quien te enseñara cómo dejar ir y permitir que la vida fluya a través de ti.

10. Trabaja en el perdón

El perdón es una de las prácticas más importantes para el crecimiento espiritual.

Cuando una persona se siente ofendida o herida por otra, lo primero que siente es dolor, seguidamente se llena de frustración, rabia, odio y hasta deseos de venganza, como ves todos son sentimientos negativos que enferman a la persona que está herida, no al que produjo la ofensa.

Cuando se habla de perdón, se incluye perdonar y pedir perdón. Pero no solo es decir «lo siento» o «te he perdonado», no es hasta que perdones desde tu corazón que sabrás que has perdonado. Cuando sientas una emoción en lo profundo de ti, una sensación de paz y alivio de dejar ir gran peso de tu mente.

Debes eliminar los sentimientos negativos que te mantienen atado al pasado y no te permiten crecer espiritualmente, por eso el perdón es tan importante.

En la medida que practicas el perdón, comenzarás a sentir lo gratificante que es estar bien con los demás y contigo mismo. Si te resulta difícil perdonar, empieza por perdonarte a ti mismo. A veces somos nuestro peor crítico y tenemos que aprender a perdonarnos a nosotros mismos antes de poder perdonar verdaderamente a los demás.

El perdón es un regalo que te haces a ti mismo y te libera para crecer espiritualmente.

Continua leyendo la importancia del perdón para el crecimiento espiritual.Opens in a new tab.

11. Práctica no juzgar

No juzgar como una práctica espiritual puede ayudarte en tu viaje para convertirte en la mejor versión de ti mismo. Cuanto más practiques no juzgar, más fácil te resultará. Eventualmente, se convertirá en una segunda naturaleza.

No juzgar como una práctica espiritual puede ser difícil. Puede ser difícil no ver las fallas en los demás y en ti mismo. Sin embargo, es importante recordar que todos están en su propio viaje. Todos tienen diferentes experiencias y conocimientos. Lo que puede estar mal para una persona, puede estar bien para otra. Por lo tanto, es importante no juzgar a los demás ni a uno mismo.

No juzgar no significa que no tengas normas o valores. Significa que estás dispuesto a comprender y aceptar a las personas por lo que son. También significa que estás dispuesto a crecer y cambiarte a ti mismo. No juzgar como una práctica espiritual puede ayudarte a ser más compasivo y comprensivo con los demás. También puede ayudarte a aceptarte más a ti mismo.

Puedes empezar por dejar de juzgarte a ti mismo y empezar cada día de forma consciente decidiendo pasar un día sin juzgar. Ve ampliando este tiempo, hasta que adquieras el hábito de no juzgar.

12. Práctica vivir el Hoy

Muchas veces nuestra mente juega en contra de nosotros, pensando en el pasado, en lo que pudo haber sido, si hubiera, o en las expectativas del futuro, pero todo menos en el presente, en el aquí y el ahora.

Esta actitud no te permite disfrutar de la vida, solo crea más estrés, alejándote de crecer espiritualmente.

Una práctica que puedes seguir es seleccionar un momento del día solo para disfrutar de las maravillas que te rodean, no pienses en pasado, ni en futuro, solo disfruta el hoy. Comparte en un café, con alguien a quien aprecies, sonríe, ve a tu alrededor el correr de las personas y trata de sentir lo espectacular de estar ahí sentado sin ver tu reloj.

Disfruta cuando te des una ducha, escucha la música que te gusta y disfrútala. Hay cantidad de pequeños placeres que pueden hacerte la vida más liviana. Haz estos ejercicios, por varias semanas, empezarás a adquirir el hábito de disfrutar el hoy, esto te librará del estrés, le darás más importancia a alimentar tu ser interior, tu espíritu.

13. Cultiva el amor

Todos los sentimientos como la culpa, el rencor, entre otros son bloqueos que no te permiten crecer, estos bloqueos pueden ser disueltos cuando cultivas el amor dentro de ti.

Para crecer espiritualmente, debes dirigir tus pasos hacia el amor, desarrollando las virtudes que te ayudan a cultivar el amor. Cuando actúas de esta manera, ayudas a que el odio presente en otros se disuelva, es muy difícil pelear u odiar a alguien que solo da amor.

Demuestra a tu pareja, hijos, padres, familia y amigos el amor que sientes por ellos. Encuentra el tiempo para compartir, hazles sentir que cuentan contigo. Siembra amor en todos ellos y cosecharás por fruto las más bellas virtudes espirituales.

Cuando haces del amor tu forma de vida, el resultado será una vida llena de felicidad y con mucha paz interior.

14. Accede a tu intuición

Si estás en el camino del crecimiento espiritual, una de las facultades que hay que desarrollar es la intuición, aprender a escuchar tu voz interior y actuar según dicte tu corazón, porque es a través de ella que logras conectarte con tu espíritu. Se dice que la intuición son las antenas que conectan al mundo natural con el espiritual.

También es una conexión directa con un ser superior, es el medio a través del cual te comunicas con Dios, para enviar y recibir mensajes directamente de la fuente.

Te ha pasado que a veces oyes una voz desde tu interior que te alerta a no seguir por el camino que vas, o percibes que al entrar a un sitio algo no anda bien, o cuando vas a ejecutar una acción, algo te frena y te dice que no es la correcta; algunas personas lo llaman corazonada, realmente esa es la voz que habla desde tu espíritu, es tu intuición.

Albert Einstein, la llamaba la mente intuitiva y sobre ella dijo: «La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional es un sirviente fiel. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo». 

Olvidamos el regalo cuando nos alejamos de nuestra espiritualidad. El don de la intuición, como lo llama Einstein, está dentro de ti. Existen prácticas para desarrollar y acceder a la intuición, un método muy efectivo se conoce como «el método silva»Opens in a new tab. y es una de las mejores técnicas para acceder a tu intuición.

Continúa leyendo sobre la intuición espiritual: qué es y cómo se manifiesta.Opens in a new tab.

15. Asiste a retiros espirituales

Hay muchos beneficios de asistir a retiros espirituales. Uno de los beneficios más importantes es que puede ayudarte en tu crecimiento espiritual. Los retiros espirituales te brindan la oportunidad de alejarte del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana y concentrarte en tu relación con Dios. Es un momento para que reflexiones sobre tu vida y le pidas a Dios que te guíe.

Además, asistir a retiros espirituales también puede ayudarte a conocer a otras personas de ideas afines que pueden apoyarte en tu viaje espiritual. Si está buscando una manera de crecer espiritualmente, considere asistir a un retiro espiritual. Es posible que descubras que es una de las cosas más beneficiosas que jamás hayas hecho.

16. Práctica modalidades de sanación energética

Hay muchos tipos diferentes de modalidades de sanación energética disponibles para nosotros hoy en día. Cada uno ofrece sus propios beneficios únicos que pueden ayudarnos en nuestro crecimiento espiritual.

Básicamente las modalidades de sanación energética se basan en el principio de que somos energía y la energía fluye a través de nosotros.

Visita la clase onlineOpens in a new tab. de Jeffrey Allen para aprender cómo sintonizar con tu energía espiritual, con cuatro técnicas sencillas pero poderosas para aprovechar tu cuerpo espiritual y alinear tu mundo físico para obtener más salud, abundancia, amor, paz interior y claridad.

17. Trabaja en tu propósito de vida

No es raro que las personas se sientan perdidas o confundidas acerca del propósito de su vida. Después de todo, puede ser difícil averiguar lo que estamos destinados a hacer con nuestras vidas. Sin embargo, trabajar en el propósito de tu vida es una excelente manera de crecer espiritualmente.

Cuando trabajas en tu propósito de vida, te estás alineando con tu mayor bien. Esto te ayuda a dejar de lado los pensamientos y emociones negativos, lo que puede conducir a una perspectiva más positiva de la vida. Además, trabajar en el propósito de tu vida puede ayudarte a desarrollar una conexión más fuerte con lo divino.

Para ello debes descubrir lo que desea tu alma y comenzar a vivir la vida que estás destinado a vivir, y no la que te ha impuesto la sociedad o los deseos que nacen del ego. Para aprender a diferenciarlos visita la clase online que se comparte en el punto 9 sobre la práctica de la rendición.

18. Observa tus pensamientos

James Allen, escribió un libro que se llama: «Cómo un hombre piensa, así es su vida» . Cuando decides tomar el camino del crecimiento espiritual, una de las cosas que empiezas a cambiar, controlar y dirigir son los pensamientos.

El ser humano tiene la tendencia de siempre encerrarse en pensamientos negativos, experimentando emociones y sentimientos, como miedo, resentimiento, rabia, ira, las cuales no dan nada constructivo a tu vida, porque no te permiten desarrollar los sentimientos que pertenecen al espíritu, como son el amor, la generosidad, la humildad, el perdón, entre otros.

Una práctica es aprender a observar tus pensamientos, cada vez que te encuentres pensando negativamente, busca contrarrestar ese pensamiento con un pensamiento positivo. Esfuérzate por tener el control de lo que entra en tu mente. Abre la puerta a lo positivo y ciérrala a lo negativo.

Continúa leyendo «te conviertes en lo que piensas».Opens in a new tab.

19. Práctica una actitud positiva

Al cambiar tus pensamientos, cambias tus actitudes, empiezas a ver la vida desde otro ángulo y es allí cuando comienzas a desarrollar valores espirituales.

Dalai Lama llama a estos valores, espiritualidad básica y la Biblia los llama virtudes, en ambos casos se habla de cualidades como: el amor, la amabilidad, la tolerancia, el perdón, el gozo, la paz, la paciencia, la bondad, compasión, atención con los demás, entre otras.

Poner en práctica estas cualidades, para que florezcan dentro de ti de forma consciente y te encaminan hacia tu crecimiento espiritual.

Continúa leyendo el poder de la actitud y tus resultados.Opens in a new tab.

20. Trabaja de voluntario

La Madre Teresa de Calcuta dedicó su vida a ayudar a los demás y otros líderes espirituales han dedicado sus vidas al servicio de otros.

Ofrecer tu tiempo y tus talentos como voluntario para una causa que te importa es una excelente manera de crecer espiritualmente. Te permite conectarte con otras personas que tienen intereses similares y también te permite aprender más sobre ti mismo.

Cuándo eres voluntario, eres capaz de ver el mundo desde una perspectiva diferente. Aprendes sobre otras culturas y religiones, y también aprendes cómo puedes ayudar a los demás. El voluntariado es una excelente manera de crecer espiritualmente y es algo que todos deberían considerar hacer.

Usa tus talentos para ponerlos al servicio de los demás. No es suficiente sentir amor por los otros, es importante volver ese sentimiento de acción, para que pueda llegar a ellos.

21. Cuida tu cuerpo

El cuerpo es el templo del alma. Cuando cuidamos nuestro cuerpo, estamos cuidando nuestra alma. El crecimiento espiritual requiere un cuerpo sano y una mente sana.

Vivimos en un mundo lleno de toxinas y estrés. Es importante desintoxicar nuestro cuerpo y mente de forma regular. Hay muchas maneras de hacer esto, pero una de las mejores es a través del ejercicio. El ejercicio libera endorfinas, que tienen efectos para mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés. También ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.

Además del ejercicio, comer alimentos saludables también es importante para desintoxicar nuestro cuerpo. Los alimentos procesados ​​están llenos de químicos y conservantes que pueden ser dañinos para nuestra salud.

Otras prácticas en la alimentación para el crecimiento espiritual se encuentra el ayuno o dietas de limpieza.

Continua leyendo 16 Tips Para Mantenerte Joven: física y mentalmenteOpens in a new tab.

22. Desarrolla el sentido de dar

Comprométete a dar y recibir con abundancia. Práctica en tu día a día dar una sonrisa a quien te encuentres, dar las gracias, un saludo, dar dinero, escucha a las personas que te buscan ofrece una palabra de aliento, no seas de los que camina sin prestar atención a lo que le rodea. De la misma manera ábrete para recibir de los demás, sintiendo gratitud en tu corazón.

El dar y recibir es una de las leyes espirituales que debe mantenerse en circulación, hacer fluir las virtudes espirituales, dar y recibir los dones más preciados; afectó, tiempo, aprecio, amor.

23. Práctica la ley de causa y efecto

Nuestras acciones tienen consecuencias, de ahí la importancia de estar consciente de todo lo que hacemos. Cuando actúas siguiendo los valores espirituales, tomarás decisiones correctas.

Una de las prácticas que recomiendan hacer cuando tienes una decisión que tomar es hacerte las siguientes preguntas: ¿Cuáles son las consecuencias de esta decisión? y ¿Traerá mi decisión felicidad tanto para mí como para aquéllos a quienes afectará?

Luego sigue tu corazón, si te sientes a gusto con la decisión, actúa y sigue adelante. Si sientes que la decisión te produce malestar, detente y mira las consecuencias de tu acción con tu visión interior. De esta forma tomarás la decisión correcta tanto para ti como para todos los que te rodean.

Continua leyendo la explicación de la ley de Causa y Efecto: cómo afecta tu vidaOpens in a new tab.

Reflexiones sobre prácticas espirituales

En esta época de crisis y cambios a nivel mundial, debemos buscar más que nunca el equilibrio entre lo externo y lo interno, a fin de reencontrarnos con nuestro mundo interior, en donde están las respuestas de muchas de nuestras preguntas y necesidades.

Las preocupaciones, el estrés, los miedos, las carencias, son algunas de las razones que influyen para perder nuestra paz. ¿Cómo deshacer ese círculo vicioso?

Debemos empezar por nosotros mismos, calmarnos y comenzar a fortalecer nuestra fuerza interior, aprender a integrar nuestra vida externa, lógica, práctica y materialista con la vida interna, intuitiva, trascendente y espiritual, para alcanzar el equilibrio y la serenidad.

Muchas personas experimentan un crecimiento espiritual después de pasar por una prueba o desafío difícil. Otros pueden encontrarse creciendo espiritualmente después de tomar una decisión que les cambiará la vida.

Cualquiera sea la razón por la cual tomaste la decisión de crecer espiritualmente, ten presente que el crecimiento espiritual es un proceso personal, solo en ti está la decisión de crecer, porque para lograrlo deberás cambiar tus pensamientos, sentimientos y creencias.

Te hemos dado algunas prácticas para crecer espiritualmente, puedes ser creativo y desarrollar tus propios rituales y prácticas personales. Sigue tu corazón y tu intuición, y encontrarás tu propia forma única de conectarte con lo divino.

¡Que estas prácticas te traigan paz, amor y alegría en tu viaje de crecimiento espiritual!

Tal vez te pueda interesar 7 Diferencias Claves Entre Religión y EspiritualidadOpens in a new tab. o ¿Cómo saber si estas creciendo espiritualmente?Opens in a new tab.

Despierta Tu Confianza Interior
Experimenta resultados inmediatos durante la Masterclass gratuita en español diseñada para aumentar tu autoconfianza rápidamente.
Entra ahora para transforma tus inseguridades en auto-confianza.
GRATIS

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes