¿Qué es el crecimiento personal? Es la mejor inversión en ti.

Imagina que, en los próximos 10 años, sigas pensando igual que 10 años atrás, sigas ganando la misma cantidad de dinero, compartiendo con los mismos amigos sin conocer a nadie nuevo, hablando de los mismos temas, la cuenta de ahorro con la misma cantidad de dinero o menos, puede existir la posibilidad que estés igual que hace 10 años, peor o un poco mejor.

El crecimiento personal es la mejora continua de un individuo en busca de cambiar su forma de pensar con nuevas ideas, que permitan desarrollar su mente, cambiar sus pensamientos y finalmente cambiar sus resultados. Es la mejor inversión que puedes hacer en ti mismo.

La vida debería ser un constante progreso y mejora continua. Y durante un periodo de una década deberías ver grandes resultados en cuanto a tu personalidad, tu calidad de vida y tu cuenta bancaria.

El crecimiento personal nos ayuda a conocernos mejor, quienes somos y lo que somos capaces de lograr. Nos permite explorar nuestras facultades mentales y hacer un mejor uso de ellas, un uso consciente y dirigido, para lograr el éxito.

Definiendo éxito como un avance constante (progreso) en dirección a lo que queremos conseguir.

Los que se embarcan en el camino del crecimiento personal, lo que buscan, es una transformación en la personalidad, para convertirse en mejores personas con mejores resultados.

Y sin importar en qué posición te encuentras en tu vida, siempre hay espacio para mejorar, podemos vivir 100 años y nunca alcanzar nuestro máximo potencial.

Decidir el camino del crecimiento personal, es una de las mejores decisiones que puedes hacer, y que cambiará tus resultados para siempre.

Los resultados que obtenemos están relacionados con la calidad de nuestros pensamientos, y las únicas limitaciones que encontramos son las que nosotros mismo podemos pensar, lo único que nos frena es nuestra conciencia de lo que somos capaces de hacer.

Y esa conciencia la podemos expandir estudiando la información adecuada de crecimiento personal. Todo se origina primero en la mente  y luego se materializa en nuestro mundo exterior. Tu pensamiento cambia cuando empiezas a estudiar sobre crecimiento personal.  

Cuando empiezas estudiar comenzaras a diferenciarte de otras personas, tu forma de pensar cambiara. Te darás cuenta que muchas personas tienen pensamientos de víctimas o pensamientos limitantes, que piensan que los acontecimientos le ocurren a ellos (generalmente acontecimientos malos) y que estos están fuera de su control. Y aceptan y viven la vida tal y como les ha tocado vivir sin pararse a pensar que son capaces de cambiarla.

Si decides estudiar, aprender nuevas ideas que te hagan aspirar a cambiar, tu conciencia se expandirá y empezaras a ver nuevas posibilidades. Pasarás a ser creador de tu propio entorno y a tener control sobre tu vida. 

Si quieres cambiar algo en tu vida, debes comenzar pensando en el resultado final, no guiarte por los resultados que estás obteniendo, si no por los resultados que quieres tener. En otras palabras, no pienses en tus circunstancias actuales. En cambio, pon tu imaginación en marcha y piensa en las condiciones que deseas.No digo que ignores tus resultados actuales. Eso es imposible de hacer.

Mira tus resultados actuales, pero no te involucres emocionalmente con ellos. Si dejas que los hechos actuales controlen tus pensamientos, las cosas no van mejorar. Así que desvía tu atención de lo que está sucediendo actualmente y usa tus facultades mentales para centrarte en lo que deseas.

El crecimiento personal te ayuda a:

  • Conocerte a ti mismo, conocer tus facultades mentales y tus capacidades.
  • Cambiar tu sistema de creencias.
  • Cambiar tus hábitos.
  • Cambiar tu comportamiento y acciones.  
  • Mejorar la calidad de tus pensamientos, convertirte en una persona más positiva.
  • Aumentar la confianza en ti mismo y tus habilidades.
  • Empezar a entender porque tienes los resultados que tienes y cómo cambiarlos.

Todos los cambios que genera esta nueva información a nivel interno, se verán reflejado a nivel externo en tu vida personal, en tu salud, relaciones, en tu cuenta bancaria y tus logros.

A veces, los problemas y las dificultades son los factores desencadenantes que despiertan el deseo de crecer y conducen a cambios en la vida. En otras ocasiones, las personas se sienten inspiradas para dar pasos hacia el crecimiento personal después de leer un libro inspirador, ver una película o leer acerca de personas que alcanzaron el éxito.

A menudo, esto lleva a las personas a nuevos caminos, a hacer cambios en sus vidas, a ampliar su conocimiento y autoconciencia, a mejorar sus habilidades y a desarrollar otras nuevas.

Observa tus resultados, si no te gusta lo que ves, y quieres cambiarlos, el secreto es cambiar tus pensamientos y para esto debes alimentar diariamente tu mente con la información correcta.

Hay varios niveles de consciencia en los que se encuentra una persona, tu objetivo es llegar al nivel 7. 

Nivel 1: Animalístico

En este nivel, al igual que un animal cuando está en peligro, entra en modo “luchar o huir”.  Cuando se presenta una situación y reaccionas ante ella, sin antes pensar, estas actuando del mismo modo. Hay una gran diferencia, entre reaccionar y responder, para responder tienes que pensar antes de actuar. La única diferencia entre el ser humano y los animales es su capacidad de pensar, en todo lo demás somos iguales.

No permitas que las circunstancias actuales dicten tu vida y no reacciones a lo que está sucediendo a tu alrededor.  

Nivel 2: Masa

En este nivel, sigues a la multitud en lugar de pensar por tu cuenta o establecer metas. Vamos por lo mismo que piensan y hacen los demás. En este estado vivimos de hábitos y costumbres. No nos paramos a pensar en lo que estamos haciendo y porqué lo hacemos de esa manera.

Nos conformamos con lo que tenemos en lugar de ser creativo y conscientes de dónde vienen los resultados que obtenemos y cómo cambiarlos.

Cuando estas con el pensamiento de las masas no eliges conscientemente lo que quieres, tu paradigma controla este nivel.

Y es aquí donde el crecimiento personal te separa del resto. Cuando empezamos a leer libros con la información correcta o entramos en un programa como el de Seis minutos para el éxito de Bob Proctor, que alimenten nuestra mente todos los días con nuevas ideas que nos hacen pensar sobre una mejor forma de vivir. Y es, en este momento que pasamos al siguiente nivel.  

Nivel 3: Aspiración

Puedes seguir a la multitud durante años, pero en algún momento, algo en ti quiere algo mejor, algo más grande que lo que tienes. Y algo dentro de ti sabe que eres capaz de más.

El espíritu humano siempre está buscando expresarse y crecer, siempre queremos correr más rápido, saltar más alto, vender más.

En este nivel eres consciente de que algo dentro de ti quiere que vivas mejor, empiezas a buscar ser más, tener más y hacer más. Y cuando estas aspiraciones se hacen más fuerte es cuando empezamos a buscar nuevas formas de hacer las cosas

Muchas personas se quedan atrapadas en este nivel porque sus nuevos deseos son solo deseos, y no saben cómo convertirlos en realidad. Y estos deseos nunca se convertirán en algo más hasta que se le respalden con acción y disciplina.

Nivel 4: Individual

En este nivel, quieres expresar tu singularidad como ser humano. Comienzas a soñar, te das cuenta de que no hay nadie como tú, y que tienes dones únicos.

Sin embargo, cada vez que comienzas a avanzar, tu paradigma, tu forma de pensar, esa que te ha dado los resultados que tienes hasta ahora, te llevará de vuelta al nivel 2.

Sin embargo, si el deseo permanece, tu paradigma no va a querer que cambies, y empezarás a escuchar cada vez más fuerte esa voz dentro de ti que te dice, no es posible lograrlo, es complicado, no eres capaz, es mucho trabajo, es muy difícil, que dirá la gente de mi si trato de ir por mis sueños.

Cuando comienzas a estudiar, y aprender quién eres y cuáles son tus capacidades, comenzaras a tener la suficiente confianza para ir por lo que quieres. En este nivel, estar involucrado en el constante aprendizaje del crecimiento personal es lo que puede hacer la diferencia para salir de tu paradigma e ir por lo que quieres, leer sobre los logros de otras personas e historias inspiradoras se convierten en el estímulo para seguir adelante. La otra opción es escuchar esa voz interna y mantenerte donde estas.

Nivel 5: Disciplina

Aquí te das cuenta de que la única forma de avanzar hacia tu objetivo es tomar la decisión de lo que quieres e ir por ello, sin importar la opinión de los demás, ni las circunstancias, vas por ello, independientemente de lo que esté sucediendo a tu alrededor.

Tan pronto como comienzas a actuar, tu paradigma se hará más fuerte. Y en poco tiempo tu disciplina comienza a disiparse y vuelves a donde estabas.   

Tienes que entrenarte para dominar tu paradigma. De lo contrario, estarás destinado a seguir haciendo, lo que has estado haciendo y obteniendo los mismos resultados que tienes hasta ahora.  

Tendrás que seguir nutriendo tu mente con la información correcta hasta que el paradigma se disipe por falta de atención. Recuerda que en lo que te enfocas crece. Puedes enfocarte en lo que quieres, o prestarle atención a tu voz interna que te dice que no puedes, y la atención que le des la hará más fuerte.

Nivel 6: Experiencia

Cuando aplicas una disciplina firme y empiezas a ver resultados nuevos, la experiencia adquirida refuerza a tu conciencia de que tienes las habilidades necesarias para lograr lo que quieres. En este nivel, tu nuevo resultado se convertirá en tu nueva forma de pensar.  

Nivel 7: Maestría

En este nivel, respondes en lugar de reaccionar. Sabes cómo pensar correctamente y tomas las acciones que producen los resultados deseados. Ya no estás controlado por hábitos que no te sirven.

Has aprendido a crear nuevos resultados, has adquirido nuevo conocimiento con el cual podrás repetir el proceso.  

Solo un pequeño porcentaje de la población llega a este punto; sin embargo, todos tenemos las facultades mentales y la capacidad para hacerlo.

Para finalizar 

Lo único que te frena en este momento para cambiar tus resultados eres TU.

Si estudias la información correcta todos los días, influenciará tu forma de pensar a tal punto que comenzarás a mejorar. Y es una mejora que nunca termina.  

“Vacía tu bolsillo en tu mente y tu mente llenará tu bolsillo” Benjamin Franklin.

La primera inversión que debes hacer es en ti mismo. Es la mejor inversión que puedes hacer y que te devolverá grandes dividendos.

Leave a Comment