¿Quieres ser más feliz? Conoce cómo tomar el control de tu vida.


A veces puede parecer que algunas áreas de tu vida están fuera de tu control, si te sientes de esa manera, el siguiente artículo puede darte algunas pistas de cómo recuperar el control.

Durante la investigación para escribir esta publicación el aspecto que más resaltaba, de las personas que tienen el control de sus vidas, es que aceptan la responsabilidad de todo lo que tienen lo bueno y lo malo.

Si quieres tener el control lo primero que tienes que hacer es aceptar que eres responsable de crear todo lo que tienes, tu cuerpo, tu estado de salud, tu cuenta bancaria, tus relaciones y tu felicidad.

A continuación 10 pasos esenciales para conseguir el control de tu vida.

  1. Acepta la responsabilidad.
  2. Cambia tu forma de pensar.
  3. Empieza por tomar el control en una área de tu vida.
  4. Disciplina = control.
  5. No esperes ganar un ticket de loteria.
  6. Elimina la mentalidad de víctima.
  7. Ten una visión.
  8. Usa las emociones negativas como combustible.
  9. Cambia tu percepción.
  10. Causa y efecto.

Conseguir el control te dará una mayor sensación de felicidad. Lo contrario también es verdad, cuando tu realidad no coincide con lo que imaginabas se elevan tus niveles de depresión.

Usa los siguientes diez pasos y conviértete, como decía el poeta William Ernest Henley (1849–1903), en el amo de tu destino y el capitán de tu alma.

1. Acepta la responsabilidad.

¿Asumes responsabilidad de todo lo que tienes, lo que te gusta y lo que no te gusta?

Puede que parezca que actualmente las cosas están un poco fuera de control. A lo mejor estás un poco por encima del peso que desearías o la cuenta bancaria por debajo de lo que quisieras.

El primer paso es aceptar que tu situacion actual es el resultado de tus pensamientos, emociones y acciones del pasado.

Y tus resultados del futuro serán el resultado de tus pensamientos, emociones y acciones de hoy.

Hasta que no asumas la actitud de que TU eres responsable no podrás cambiarlo. Asumir que tu situación actual es el resultado de factores externos te deja en una situación muy vulnerable y lo único que te asegura es mantenerte donde estas.

Asumir la actitud de ser responsable de tus resultados es el primer paso para empezar a tomar control de tu vida.

Es cierto que no estás en control de lo que ocurre a tu alrededor pero si estas en control de cómo respondes antes las circunstancias.

Circunstancias + Respuesta = Resultado.

Por ejemplo, si en tu trabajo salió una vacante para una promoción y no fuiste seleccionado. (Circunstancia)

Puedes molestarte, pensar que no es justo y decir que eras la persona indicada para la promoción. (Respuesta)

Como resultado permanecerás en el mismo puesto de trabajo «pensando» que estabas preparado.

Por otro lado, puedes verlo como una señal para prepararte mejor para la próxima vez que venga una promoción, puedes mejorar tus habilidades en un área clave como finanzas, marketing, ventas.

Puedes mejorar tus habilidades sociales, hacer un mejor trabajo, empezar a tomar acción para que el próximo aumento seas el elegido y consigas el resultado deseado.

Las personas que asumen la responsabilidad, están mejorando constantemente.

No es la circunstancia la que importa, es tu respuesta la que te va a llevar a conseguir lo que quieres.

Como dice en Spiderman un gran poder con lleva una gran responsabilidad.

Si lo revertimos podemos decir que una gran responsabilidad con lleva a un gran poder.

Si quieres tener poder sobre tu vida, tienes que asumir la responsabilidad, de lo que piensas y de lo que haces.

Aceptar responsabilidad es el primer principio del éxito de Jack Canfield en su libro Los principios del éxito: Cómo llegar de donde estas a donde quieres ir, si no cumples el primer principio, los 64 restantes que encontrarás en el libro de Jack no te serviran de mucho.

2. Cambia tu forma de pensar.

Controla tus pensamientos y no dejes que te controlen a ti.

Pensamiento = Emociones = Acciones = RESULTADOS

Tienes que aprender a pensar lo que quieras pensar sin importar las circunstancias de tu vida .

La forma en que piensas lo es todo.

Punto número uno, lo que piensas y cómo piensas IMPORTA. ¿cómo te hablas a ti mismo?

Hay un gran poder detrás de cada pensamiento que es capaz de construirte o destruirte.

Está demostrado que las personas que piensan que no tienen el control de sus vidas sufren de depresión, mientras mayor sea tu pensamiento de que estas fuera de control mayor será tu depresión.

Las personas que piensan que están en control tienen una vida más feliz.

Si aceptas el hecho que tu eres responsable inmediatamente tendrás el control. Solo cambiando la forma de pensar ya puedes tener control.

Incluso si tu situación actual te hace sentir mal, pensar que tu eres responsable ya te hace sentir mejor, porque al aceptar responsabilidad significa que puedes cambiarlo.

Si te ves en el espejo y no te gusta lo que ves, puedes culpar las situaciones de estrés que tienes en tu vida que te a lleva a comer más de lo que deberías y por eso estas asi.

O puedes pensar que eres responsable de no tener control del estrés, que fuiste el que decidió comer todo lo que no debía y por eso estas asi.

Una forma de pensar es ceder el control al «estrés». La segunda forma de pensar es aceptar que no sabes controlar el estrés y te permite mejorar.

Si piensas que tu situación o cómo te sientes es por culpa de otros o de algo externo fuera de tu control, tu forma de pensar hace que no puedas tener el control de tu vida.

Muchas personas pueden debatir que hay aspectos de su vida que están fuera de su control y si tu eres una de ellas, recuerda cambia tu forma de pensar, es tu responsabilidad decidir cómo respondes ante las circunstancias.

3. Empieza por tomar el control en un área de tu vida.

Ahora que eres responsable de todo lo que tienes en tu vida y estás en control de tus pensamientos, debes decidir un área en especifico que quieres cambiar.

Puede que no estes conforme con tus finanzas, ni con tu físico, ni con tus relaciones, tratar de cambiarlos todos a la vez puede ser tentador pero generalmente cuando quieres abarcar mucho poco logras.

Lo mejor es que te enfoques, como un láser en un solo punto. Si tienes un área de tu vida en la que llevas años intentando mejorar y por más que has intentando una y otra vez no lo has conseguido, allí es donde tienes que empezar.

Porque si logras algo que antes pensabas que no era posible, te preguntarás ¿qué más soy capaz de lograr que a lo mejor ahora pienso que no puedo?

Conseguir controlar esa área de tu vida que es la más difícil para ti, hace que eleves tu confianza y esa nueva confianza en ti mismo y tus habilidades la podrás usar para mejorar en otras áreas.

Imagina que es tu nivel de ingreso lo que no te gusta y decides tomar el control en esa área. Empiezas a aprender nuevas habilidades que puedas llevar al mercado y que sean más valoradas y incrementas tus ingresos a un punto en el que tienes la cantidad que deseas.

Ahora con un mayor flujo de dinero, puedes pagar la inscripción a un gimnasio, puedes contratar a un nutricionista, puedes salir los fines de semana a restaurantes con tus amigos, ese logro en un área enriquece otras áreas de tu vida y poco a poco empiezas a vivir una vida más balanceada.

Es sorprendente el efecto positivo que puedes conseguir teniendo el control en un área de tu vida y esto crea un efecto multiplicador, que se expande a otras metas.

Cuando hay un área crítica genera el mismo efecto multiplicador pero en negativo a otras áreas de tu vida.

Los pilares de la vida están entrelazados expandir uno de los pilares es la base para mejorar en todos los pilares.

No tener el control, genera ansiedad, estrés y pobres resultados .

Empezar por UNA meta es una de las mejoras maneras de empezar a mejorar. Es como levantar pesas, empiezas con poco peso y vas incrementando a medida que te haces más fuerte.

4. DISCIPLINA = CONTROL

Solo imagina cómo sería tu vida, si todo lo que dices que vas a hacer lo haces con disciplina. Probablemente ya tuvieras el cuerpo que deseas, el dinero que esperas y las relaciones que quieres.

Más fácil es decir qué hacer. La realidad es que mientras más disciplina tienes mayor control tienes.

La disciplina es como un músculo, que se debilita cada vez que dejas de hacer lo que dices que vas a hacer y se fortalece cada vez que cumples con lo que dices que vas a hacer.

Si anteriormente te has dicho a ti mismo que ibas a conseguir algo y no has cumplido con tu palabra, esto crea un efecto negativo en tu mente.

Si cada año te dices a ti mismo voy a ir al gimnasio todo el año. Y para febrero o marzo ya has dejado de ir. Poco a poco tu palabra deja de tener valor.

Esto se traduce en que dejas de creer en ti mismo y en lo que eres capaz de conseguir, creas una imagen de ti mismo de una persona que no cumple lo que dice y tu realidad confirma esa definición.

Por esa razón, el primer paso es proponerte un objetivo y cumplirlo.

Si empiezas a hacer lo que dices que vas a hacer. Poco a poco cada logro que consigas irá sumando y fortaleciendo tu disciplina.

Hasta el punto que te conviertes en una persona que hace lo que dice.

Y en ese momento empiezas a tener control de tu vida y acciones.

Acciones = Resultados.

Conoce las técnicas de un Navy Seal para alcanzar altos niveles de disciplina en tu vida personal, estrategias y tácticas para vencer la debilidad, en su libro «Disciplina igual a libertad» de Jocko Willink, resume la importancia de la disciplina en una frase «Sin disciplina, no habrá progreso real».

5. No esperes ganar un ticket de loteria.

No cedas el control a eventos externos. Tomar el control significa crear por ti mismo los resultados que deseas, no esperar que lleguen a ti.

El entorno mediático ha creado la ilusión de que tendrás todo lo que deseas como por arte de mágia.

Un pastilla quema grasa que te hará lucir como la modelo del envase en 30 días.

Una idea de negocio que te hará millonario de la noche a la mañana.

Por esa razón tanta gente se siente frustrada cuando los resultados no viene en corto tiempo.

Lo que los medios han omitido mencionar, es que requiere esfuerzo, disciplina y tiempo conseguir grandes resultados, lo omiten, simplemente porque es la parte de la historia que nadie quiere escuchar.

Si la gente ve lo que se requiere, para conseguir esa gran vida, ya no sería tan divertido y emocionante.

No esperes ganar un ticket de lotería, lo que nos dice es que cada quién tiene lo que merece. Sin importar si eres consciente de ello o no.

Por esa razon la mayoria de las personas que ganan ticket de loterias terminan teniendo la misma cantidad de dinero que tenían antes de ganar.

Tu cuenta bancaria refleja tus habilidades y tu capacidad de prestar un servicio a la sociedad, a lo mejor piensas que mereces tener más dinero pero si no tienes las habilidades que el mercado necesita simplemente no lo vas a conseguir.

Tu cuerpo es un reflejo exacto de lo que mereces, tus hábitos alimenticios, el tiempo que dedicas a hacer ejercicio, mientras más esfuerzo, te colocas en un nivel de merecer lucir un buen cuerpo.

En cada uno de los ejemplos el control siempre está en ti, aprender, ejercitar, cambiar hábitos, todo está a tu alcance.

6. Elimina la mentalidad de víctima.

Todos en algún momento hemos pasado por este tipo de mentalidad.

La mentalidad de víctima es cuando colocas la responsabilidad de algún resultado en tu vida en algo externo a ti.

Por ejemplo:

Si tus finanzas no van bien, una mentalidad de víctima sería decir algo como: «me va mal porque subieron los impuestos» o «porque hay una recesión económica»

Todo esto son respuestas para justificar la falta de resultados y quitarte la responsabilidad.

Sabías que la principal causa de que una empresa quiebre en España es incompetencia.

*Fuente: Análisis Económico financiero. Oriol Amat. Toma de una muestra de empresas españolas que suspendieron pagos o quebraron entre 2002 y 2005.

Esta información la podemos extrapolar al resto del mundo. Y las personas que suspenden pago o quiebran no asumen la responsabilidad de decir quiebro porque soy un incompetente.

Asumen la mentalidad de víctima de culpar factores externos.

De nada sirve esta mentalidad. La mentalidad de víctima no te permite crecer ni mejorar.

Cuando hay una recesión económica no todo el mundo pierde dinero, hay personas que amasan grandes fortunas cuando vienen tiempos de recesión.

Una recesión económica trae muchas oportunidades si estás preparado y ¿de quien es la responsabilidad de estar preparado?

Recuerda que en cualquier circunstancia siempre vemos algún individuo que sobresale que logra lo imposible y de eso se trata este artículo, porqué solo algunos son los que obtienen lo que otros solo desean.

¿Cuáles son los síntomas de una mentalidad de víctima?

  • Justificar
  • Culpar
  • Quejarse

Si te das cuenta que estas usando uno de estos tres elementos para explicar tus resultados, genial, porque darte cuenta es el primer paso para cambiar.

Las personas usan estos tres argumentos sin ser conscientes de que tienen una mentalidad de víctima que no les ayudará de ninguna manera a conseguir lo que quieres, sólo servirá para mantenerlos donde están.

Primer ejercicio para tomar el control de tu vida, es pasar las próximas 24 horas sin quejarte de tu situación, ni culpar a nadie por lo que tienes o no tienes, ni justificar tus resultados.

Hay personas que no pueden pasar ni una hora sin quejarse. Solo cuando eres consciente de que este tipo de mentalidad, es cuando tomas el control y empiezas a pensar diferente de forma consciente.

La mentalidad de víctima evita que las personas piensen y que tomen acción.

Cuando tomas acciones diferentes estas ejercitando control sobre la situación.

7. Ten una visión.

¿Qué es para ti controlar tu vida?

Es tener tu vida tal y como la deseas. Pero para esto es necesario tener un visión de cómo quieres que sea.

Tienes que saber donde estas y a donde quieres ir.

Uno de los conceptos fundamentales del éxito es ser consciente, tienes que darte cuenta de que te ha llevado a donde estas, si sientes que no tienes control de tu vida, qué mentalidad y qué acciones te han llevado a sentirte de esa manera.

Una vez sabes donde estas y como has llegado allí, empiezas a ser consciente de ti y tu entorno.

Tienes que decidir a dónde quieres ir.

Usa tus facultades mentales, usa la imaginación para visualizar como quieres que sea tu vida, en los próximos 5 años.

Las personas que se aferran al pasado usan la imaginación en su contra, imaginar el pasado y pensar cómo pudo haber sido mejor y como seria tu vida diferente si las situaciones hubieran sido distintas es ceder tu control.

Usa tu imaginación para decidir como quieres que sea tu vida.

Recuerda que tu presente es el resultado de tus pensamientos y acciones del pasado. Y tu futuro es el fruto de tus pensamientos y acciones de HOY.

Pensar en el pasado te mantendrá en el paso, con los mismo frutos que tienes hoy, tienes que sembrar algo nuevo para cosechar algo diferente.

Una vez hayas creado esa visión, utiliza la ingeniería inversa, ve como quieres que sea tu vida y ve qué acciones tienes que tomar HOY para llegar a donde quieres ir.

En qué persona te tienes que convertir para lograr lo que quieres.

Puedes ir a las claves del éxito para una lista completa de cualidades que son necesarias para el éxito, algunas son:

  • Persistencia
  • Disciplina
  • Actitud

8. Usa las emociones negativas como motivación.

Es un concepto que no conocía sin embargo a medida que investigaba empecé a notar que es usado por las personas más exitosas, ese grupo exclusivo que tiene lo que otros solo sueñan con tener.

Un gran número de gente exitosa tienen un pasado difícil. Desde venir de ambientes muy pobres, abuso en la infancia, discriminación, bullying en la escuela, algún tipo de discapacidad como dislexia, algunos le dijeron que no serían capaz de aprender a leer ni escribir.

Pero son esas mismas circunstancias, el combustible que usaron para llegar donde están. Y probablemente sin esas circunstancias y con una vida donde te dan todo fácil no hubieran llegado a donde están.

Hay dos tipos de personas, el que se somete ante las circunstancias (mentalidad de víctima) y las usa como excusa para justificar porque no tienen lo que quieren.

Y los que usan las circunstancias más difíciles como catalizador para alcanzar lo que quieren.

¿Cómo funciona?

Para tomar el control de tu vida, tienes que, tomar el control de tus actividades diarias y tienes que tomar acción en dirección a lo que quieres conseguir y para tomar acción necesitas motivación.

Hay dos emociones que llevan a una persona a tomar acción:

  • Dolor
  • Placer

Alejarte de algo que genera dolor o evitarlo a toda costa y buscar actividades que generen placer.

Resulta que el factor más poderoso es el dolor, las personas hacen más y toman más acción, por evitar una situación dolorosa, que lo que harían por conseguir placer.

Buscar placer es lo más común, sin embargo esta emoción no es lo suficientemente fuerte como para mantenerte motivado y tomando acción constante.

Un ejemplo puede explicarlo mejor:

Escenario 1, en busca de placer:

Digamos que tu objetivo es conseguir, estar en buenas condiciones físicas y verte bién, esto va a generar placer, te hará sentir bien contigo mismo, empiezas una dieta y haces ejercicio, pero pasado un tiempo pierdes motivación y vuelves a donde estabas antes.

Escenario 2, creando dolor:

En este escenario tienes el mismo objetivo que el primero, solo que esta vez no solo imaginas lo bién que se sentiría conseguir lo que quieres, si no que empiezas a generar una sensación de incomodidad con tu situación actual.

Tienes que sentirte tan incómodo y desagradado con tu situación actual al punto de que te sientes tan mal, que tienes que hacer algo para cambiarlo.

,Esa sensación si es lo suficientemente fuerte empezarás a moverte (tomar acción) hacia la dirección donde ya no te sientas mal.

Las personas hacen más por alejarse del dolor que por conseguir placer.

Y la palabra clave es que FUNCIONA.

9. Percepción

¿Cómo percibes tu vida?

La percepción es una facultad mental de la cual tienes el control, tienes la capacidad de cambiar las formas en la que ves una situación y cambiando la forma en que percibes tu entorno puedes transformar obstáculos en oportunidades.

Si quieres tener control de tu vida tienes que usar esta habilidad innata llamada percepción para ver tu vida desde diferentes ángulos.

La diferencia entre una persona que está en control y la que piensa que no tiene el control es la forma en que ven y interpretan las circunstancias.

10. Causa y efecto

Finalmente la ley de causa y efecto explica que todo resultado que tienes está directamente relacionado a una acción que lo originó.

No es un accidente que una persona esté en su peso ideal, no es un accidente que una persona tenga dinero y abundancia financiera y tampoco es un accidente que una persona tenga relaciones significativas y sanas con su pareja, familiares y amigos.

Lo contrario también es verdad, no pasa por casualidad que alguien no tenga dinero, que tenga sobrepeso, que tenga problemas de salud o problemas para relacionarse con otros.

Todo tiene una causa y la causa viene del pensamiento, como piensas, como haces uso de tus facultades mentales, va a determinar cómo actúas y que obtienes.

Finalmente, para tener el control de tu vida, tienes que ser consciente de cómo usas tus 24 horas del día, un billonario y un mendigo tienen las mismas 24 horas disponibles, cuando eres consciente de cómo usas tu tiempo, puedes empezar a controlarlo.

Nacer pobre no es tu culpa, morir pobre sí lo es.

Bill Gate.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content