Perder La Fe: razones, señales y cómo recuperarla


«No Pierdas La FE»

La vida tiene altos y bajos, cuando todo va bien nos sentimos felices, pero cuando aparecen los momentos difíciles, algunas personas, llegan al punto de perder la fe. Por lo general, esta pérdida se siente cuando no se tiene control sobre lo que sucede en su vida o lo que se espera no se hace realidad. Sentirse de ese modo revela que las creencias y valores están fuera de lugar.

Perder la fe es perder la confianza y la seguridad, de que vas a recibir lo que esperas. Es desconectarte de tu espiritualidad, no oír lo que dice tú yo interior. Si tener fe es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos, al perder la fe perderás ese convencimiento.

Hay momentos en que sentimos dudas, inseguridad, nos sentimos perdidos o con miedo, todo eso puede pasar, lo importante es cómo reaccionamos a ello. A veces, no solo se pierde la fe en el ser superior en el cual se cree, sino que se comienza a perder la fe en las personas que nos rodean, en los seres queridos, incluso en uno mismo.

«Perder la fe en uno mismo significa perder la fe en Dios».

Swami Vivekananda.

En este artículo te hablaremos de las razones por las que puedes perder la fe, las señales que te indican que estás perdiéndola y cómo recuperarla.

¿Qué es la fe?

Comenzaremos diciendo que es la fe, para luego entrar en la pérdida de fe.

La fe es confianza y seguridad. Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.

La mayoría de las personas relacionan la fe con la confianza en un Poder Superior, creen que es el elemento clave para conectarse con Dios o la inteligencia infinita, quien escucha y responde sus oraciones, aunque no lo vean físicamente.

Para saber más sobre la inteligencia infinitaOpens in a new tab. puedes entrar al artículo del enlace.

La fe te conecta con tu lado espiritual, cuando se pierde esa conexión, puede comenzar a perder la fe en ella. Es fácil tener fe cuando todo sale bien, lo difícil es no perderla cuando las situaciones te son adversas.

«El peligro de perder la fe en Dios no es que uno no crea en nada, sino que uno crea en cualquier cosa».

Gilbert K Chesterton.

4 razones por las que puedes perder la fe

La fe es como una semilla que se siembra, necesita ser alimentada para crecer sana y robusta.

El camino del crecimiento espiritual es un proceso, vamos creciendo en la medida que desarrollamos cualidades espirituales y la fe es una virtud, una de las cualidades que debemos desarrollar.

Sin embargo, en el camino, puede pasar que tu fe se debilite. Hasta los más firmes en la fe, han tenido sus momentos en que sienten que están perdiendo su fe.

Hay muchas razones por las que puedes perder la fe, veamos algunas de ellas:

1. Momentos difíciles

Cuando se presentan dificultades, tendemos a llenarnos de pensamientos negativos, estos pensamientos, crean incertidumbre, miedo a fracasar, estados de estrés o ansiedad…, todos esos sentimientos, ocasionan que puedas sentir que estás perdiendo la fe.

«El comienzo de la ansiedad es el final de la fe, y el comienzo de la verdadera fe es el final de la ansiedad».

George Müller.

2. Injusticia y la duda

A veces se observa tanta injusticia a nuestro alrededor que puede influir en sentir que se pierde la fe. Ver tanta injusticia a su vez puede ocasionar duda acerca de las creencias, puede llevar a pensar si realmente hay un ser superior que guía y al cual se debe escuchar.

Hay personas que opinan que la duda es lo opuesto a la fe, y puede ser así. Sin embargo, en algunas circunstancias, la duda ayuda a buscar respuesta, a ver más dentro de uno y descubrir qué está pasando, fortaleciendo la fe.

«La duda no es lo contrario de la fe; es un elemento de la fe».

Paul Tillich.

3. Perder el contacto con tu voz interior, intuición espiritual

Dejar a un lado tu mundo interior, te lleva a no escuchar tu voz interior, tu intuición espiritual, solo escuchas lo que dice la razón y la lógica, y está, a veces te lleva por mal camino, y las cosas comienzan a salir mal, y sin darte cuenta, comienzas a perder la fe, crees que tu Dios no te está escuchando, cuando la realidad es que eres tú quien no está escuchando.

Puedes leer más sobre la intuición espiritual y cómo se manifiestaOpens in a new tab. a través del enlace.

4. Oír los comentarios negativos

Por otra parte, podemos perder la fe, al ser invadidos por comentarios negativos de los amigos, quienes pueden criticarte por mantener la fe a pesar de que las cosas van mal.

La actitud de una persona con fe, muchos no la entienden, pero justamente en eso se basa la fe, en tener la plena seguridad de que vamos a recibir lo que esperamos, que cada paso que damos nos llevará a la meta, incluso cuando el camino se ve un poco oscuro, sabemos que saldremos fortalecidos.

Por eso es importante cuando comienzas a sentir esos sentimientos, reflexionar porque estás perdiendo tu fe y tomar acción para recuperarla y aferrarte a ella.

«La fe que vive de la emoción muere con la emoción. La fe que está arraigada, no en cómo nos sentimos sino en cómo vivimos, sobrevive a la montaña rusa emocional de las temporadas festivas».

 S. Joseph Krempa.

4 Señales de estar perdiendo la fe

Muchas veces el agite de la vida diaria, te aleja de oír tu voz interior, de conectarte con Dios, en busca de motivación e inspiración.

«… Perdiendo la fe es lo único que verdaderamente puede destruirte. Conquistarte a ti mismo y tus debilidades es un triunfo mayor que conquistar a miles en la batalla».

Colleen Houck.

Veamos algunas señales que te pueden alertar de que estás perdiendo la fe:

1. Cansancio espiritual

Cuando las cosas no resultan como esperamos o lo que pedimos a Dios no se da, comenzamos a cuestionar nuestra fe, sentirnos desanimados o no estar seguro de qué creer, eso lleva a un cansancio espiritual. Si estás lleno de dudas y el miedo te domina, es un indicativo de que estás perdiendo la fe, en ti mismo y en el ser superior en el cual crees. 

A veces, las personas se sienten cansadas y solo necesitan parar para descansar, por lo general se pierden en la vida cotidiana y olvidan quienes son, en que creen, perdiendo contacto con su fe.

Si te has sentido así te recomiendo tomar un descanso de la rutina diaria. Busca entrar en contacto con tu espiritualidad, ir a un parque o bosque donde puedas entrar en contacto con la naturaleza es un buen sitio para centrarte en ti mismo.

Te recomiendo leer el artículo «cansancio espiritual».Opens in a new tab.

2. Dejas de orar y meditar

Si tenías el hábito de orar y meditar y comienzas a dejar de hacerlo, es una señal de que estás perdiendo tu fe. Una forma de aumentar tu fe es a través de la oración y la meditación. Ambas deben de convertirse en un hábito diario, son parte de tu crecimiento espiritual.

3. Impaciencia

Esperar por recibir lo que uno quiere, no siempre es fácil, sin embargo, es parte de lo que significa tener fe. No siempre lo que deseamos llega tan rápido como esperamos, es muy fácil dar paso a la duda cuando tienes que esperar. Si eres de los que se impacienta en el camino y no puede esperar, estás en el grupo de los que van perdiendo la fe.

4. Perder interés en las actividades espirituales

La fe es parte de tu crecimiento espiritual, cuando pierdes interés en las actividades espirituales, dejas de leer los libros de crecimiento espiritual, prefieres reunirte con amigos que no aportan nada positivo a tu vida y que no comparten tus ideas espirituales, es una señal de alerta que debes tomar en cuenta.

Te recomiendo leer el artículo sobre el significado del crecimiento espiritual.Opens in a new tab.

8 Formas de recuperar la fe cuando sientes que estás perdiéndola

La fe es parte principal de la espiritualidad, es beneficiosa para tu bienestar físico, mental, emocional y espiritual. Por lo que se torna importante recuperarla cuando sientas que estás perdiéndola.

«Si pierdes dinero, pierdes mucho, si pierdes amigos, pierdes más, si pierdes la fe, lo pierdes todo».

Eleanor Roosevelt.

Te invito a entrar en el enlace para conocer más sobre la fe y su importancia: 12 razones por las que tener fe es importante.Opens in a new tab.

A continuación te dejamos 8 formas de recuperar la fe:

1. Cambia tu forma de pensar

Asegúrate siempre de mantener pensamientos positivos, estos generan sentimientos que pertenecen al espíritu, como son el amor, la gratitud, la generosidad, la humildad, el perdón, entre otros.

Tus pensamientos dirigen tu vida. Ser positivo te ayuda a tener una perspectiva más optimista y mantienes la esperanza por un mejor futuro, fortaleciendo tu fe.

Si crees que hay un poder superior que trabaja a tu favor y mantienes ese pensamiento, verás cómo a pesar de tus circunstancias, tu fe sigue intacta, y tendrás la fuerza y energía espiritual para seguir adelante.

En la medida que desarrollas tu fe y mantienes tus creencias espirituales, te haces más fuerte y crece tu resiliencia espiritual, de manera que puedas afrontar cualquier eventualidad que se te presente. Si quieres conocer más sobre la resiliencia espiritual,Opens in a new tab. entra al enlace.

2. Meditar

Tómate un tiempo para ti mismo meditando. La meditación ayuda a aquietar la mente, te permite enfocar tus pensamientos, conectarte con tú yo superior y centrarte en tus creencias y espiritualidad, lo cual puede ayudar a reforzar tu fe.

3. Orar

Tomate un tiempo para orar. Tus convicciones y creencias son las que le dan poder a la oración, que debe ir acompañada de la fe, pensando que lo que pides se te dará. Si siente que estás perdiendo la fe, ora a Dios, a la inteligencia infinita o ser superior en el cual crees, que te ayude a recuperar tu fe.

Conoce la relación entre la oración y la inteligencia infinita, para mejorar las respuestas a tus peticiones en el artículo «Inteligencia Infinita: la fuente principal de todo».Opens in a new tab.

4. Ser agradecido

La gratitud te ayuda a desarrollar una conexión más profunda con lo divino, lo cual fortalece tu fe. El solo hecho de ser agradecido genera pensamientos positivos, bienestar y abundancia.

Cuando estamos agradecidos, reconocemos que hay algo o alguien fuera de nosotros que nos ha bendecido. Expresamos nuestra gratitud agradeciendo a un ser superior, a los demás e incluso a la vida misma.

Cada día está lleno de promesas y esperanza, y todas las cosas están obrando juntas para tu bien. Cree en ti mismo, da gracias por los dones y talentos que Dios te ha dado, y úsalos para salir adelante, verás como poco a poco tu fe comienza a crecer nuevamente.

Continúa leyendo 10 razones por las que la gratitud es tan importante.Opens in a new tab.

5. Generosidad

Al ser generoso con las personas, comienzas a sentir alegría en el dar, alejando de ti los sentimientos negativos que son los que hacen perder la fe. El dar y recibir es una de las leyes espirituales que debe mantenerse en circulación, hace fluir las virtudes espirituales, dar y recibir los dones más preciados; afectó, tiempo, aprecio, amor, te ayudarán a aumentar tu fe.

6. Habla con personas que estén en el camino espiritual

Cuando sientas que estás perdiendo la fe, busca hablar con personas que están en el camino del crecimiento espiritual, es posible que hayan pasado por situaciones similares y podrán orientarte acerca de qué hacer para fortalecer tu fe. O solo el hecho de compartir con ellas, sientas un renacer espiritual que te ayude a conectarte nuevamente con tu fe.

Te recomiendo leer el artículo del mentor espiritual: 7 razones para tener uno y cómo encontrarlo. Opens in a new tab.

Puede ser beneficioso, a su vez, reflexionar sobre tu relación con Dios y tus sistemas de creencias. Cuando se inicia el camino del crecimiento espiritual, tus creencias y fe pueden desarrollarse o cambiar a medida que creces.

Recuerda situaciones pasadas, situaciones difíciles, donde lograste salir triunfador, piensa que acciones tomaste en ese momento, y si la fe fue la herramienta que te ayude a salir adelante.

7. Energía espiritual

Si encuentras que estás luchando con tu fe o te sientes desconectado de tu espiritualidad, es posible que tu energía espiritual, esté afectada.

La energía espiritual es la fuerza vital que nos anima a nosotros y a todo lo que nos rodea. Cuando tu energía es baja, cuando tus pensamientos son negativos, si estás triste o deprimido, es probable que el universo envíe cosas a tu vida que te hagan perder la fe. Esta energía puede ser difícil de comprender o aceptar para muchas personas, pero es importante conocerla, es un primer paso para encontrar tu fe.

Para ampliar el tema de energía espiritual,Opens in a new tab. te invito a entrar en el enlace.

«¿En qué tipo de universo quieres vivir? ¿Uno que te apoye o uno que trabaje en tu contra?»

Albert Einstein.Opens in a new tab.

8. Lee libros de crecimiento espiritual

Nutrir el alma con lecturas de crecimiento espiritual te ayudará a desarrollar tus cualidades espirituales, y tu fe se irá fortaleciendo en la medida que vas creciendo. Si profesa alguna religión, puede comenzar con el libro sagrado de la religión a la cual pertenece.

Te recomiendo leer 20 libros de crecimiento espiritual para nutrir tu alma.Opens in a new tab.

Reflexiones sobre perder la fe

La mente proporciona a la persona la fortaleza mental para sobrevivir a cualquier crisis física o espiritual.

Tus pensamientos, creencias, valores en la vida, te proporcionan el camino para el tipo de vida que quieres. Muchas personas se encuentran viviendo una vida llena de miedos, inseguridades, fracasos. Sin darse cuenta de que solo cambiando sus pensamientos, creencias, valores e ideas, dejará de sentirse descontento.

Cambiar es una decisión personal y un camino largo por recorrer, el premio, vivir la vida que quieres y mereces, la vida que te lleve a encontrar tu bienestar y sentirte feliz contigo mismo y con los que te rodean.

Una forma de comenzar es teniendo fe. Si ya eres una persona de fe, pero has sentido que estás perdiéndola, busca la forma de fortalecerla. Tienes que poder creer, sin tener evidencias físicas, que lo que quieres se hará realidad. Todo puede ser un milagro si tomas el camino correcto.

Napoleon HillOpens in a new tab. en su libro «Piense y hágase rico»Opens in a new tab., escribió: «La fe es el único antídoto conocido para el fracaso y es la base de todo milagro que no puede ser analizado por las reglas de la ciencia».

El creador del personaje Peter Pan, James Matthew Barrie, escribió una frase sobre la fe, que dice: «La razón por la que los pájaros pueden volar y nosotros no podemos es simplemente porque tienen una fe perfecta, porque tener fe es tener alas».

No permitas que tus cinco sentidos te engañen, hay un mundo invisible, que solo con la fe puedes acceder a él. La fe te dará alas para volar y llegar hasta donde tu pensamiento, imaginación y creatividad te permita.

Continúa leyendo sobre «fitness espiritual»Opens in a new tab. una forma de mantener tus niveles de espiritualidad fuertes.

Programa De Afirmaciones Subliminales Descarga Inmediata
Cambia tus hábitos con solo tocar un botón... ¡Ahora con 25% de DTO. un solo pago, puede instalar hasta en cuatro ordenadores, actualizaciones gratis y acceso de por vida!
¡¡¡Último Día!!! Programa con más de mil afirmaciones subliminales en oferta
$67.00

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes