Reflexiones Sobre Llegar A Los 60 Años

Para algunas personas la vida comienza a los sesenta, es el momento que tienen la libertad para hacer las cosas que siempre han querido hacer, la sienten gratificante y satisfactoria.

Otras se llenan de nostalgia, es un momento en el cual la incertidumbre las embarga. Comienzan a sentirse viejas, ven que muchos de sus seres queridos han partido, y los hijos, la familia y los amigos, a veces, ya no los tienen cerca.

Al llegar a los sesenta comienza un período de transformación en el que de una forma u otra se tiene que reevaluar la vida y las prioridades. Es un momento de tomar decisiones positivas, dejar ir el pasado, comenzar a mirar hacia el futuro y descubrir lo increíble que puede ser la vida después de los 60.

Como impacta llegar a los sesenta años, va a depender de la actitud de cada persona para, aceptar los cambios físicos, mentales, emocionales y espirituales, que se experimentan.

En este artículo hablaremos cómo la actitud hace la diferencia en la nueva etapa que comienza, las ventajas de llegar a la edad de sesenta años y cómo vivir la vida al máximo después de los sesenta, te ayudarán a llevar una vida plena y alcanzar la felicidad y paz interior.

Descubre los secretos de un cerebro excepcional y brillante. Aprovecha esta oportunidad única para brillar a tus 60 años en todos los aspectos de tu vida y cosechar enormes beneficios. Únete ahora mismo a la Masterclass gratuita de Supercerebro con Jim Kwik accede haciendo clic en el enlace ahora mismo

La actitud hace la diferencia en la nueva etapa que comienza

Durante generaciones, se asumió que la vida después de los 60 años era un momento de inevitable declive físico. ¡Esto ya no es cierto! Envejecer puede ser para algunos, como esas píldoras inmensas que nos cuesta tragar, pero no tiene por qué ser así, anímate, la realidad es que todo va a depender de la actitud con la cual aceptes la nueva etapa de tu vida.

La actitud hace una diferencia en la edad que sentimos. Comencemos por decir que la edad es solo un número y depende desde que perspectiva la veas.

Si eres una persona sana, activa físicamente, de los que busca ver lo positivo, independientemente de las circunstancias, y no piensas en la vejez, es fácil sentir que estás en tus cuarenta años cuando en realidad estás en tus sesenta.

Sí, por el contrario, eres de los que piensa que al llegar a los sesenta te estás poniendo viejo y peor aún, te quejas por todo, dices que no puedes hacer esto o aquello porque ya estás viejo. O dices «no puedo, eso es para jóvenes, yo ya estoy viejo», definitivamente, eres de los que permites que tu edad numérica sea la que diga lo que eres capaz de hacer.

Te encasillaste en la categoría de viejo, por lo tanto, eso es lo que eres, porque te conviertes en lo que piensas. Los pensamientos que permites que entren en tu cerebro todos los días dan forma a tu vida y determinan tu futuro.

«La edad no es una barrera. Es una limitación que pones en tu mente».

Jackie Joyner-Kersee.

8 Ventajas de llegar a los sesenta años

Circula la frase que los sesenta son los nuevos cuarenta. Quizás sea una exageración esa afirmación, sin embargo, con los avances de la medicina, la toma de conciencia de llevar un estilo de vida más saludable, cuidando las comidas y haciendo ejercicio, tomar acción para dejar hábitos dañinos como el alcohol y el fumar, nuestros años activos y productivos pueden expandirse hasta los 70 años y más.

Ganar ese tiempo extra, estará determinado por tu mentalidad, tu situación actual y tus prioridades para el futuro. Estás comenzando un nuevo estilo de vida, tienes una hoja en blanco, es una oportunidad para rediseñar tu vida en algo nuevo y diferente.

1. Conocerse a sí mismo

A estas alturas de tu vida, te conoces bien. Tus valores y tu moral están bien arraigados. Conoces tus fortalezas y debilidades, sabes reconocer lo correcto de lo incorrecto, lo bueno de lo malo, las cosas que te gustan y las que te desagradan, eres más tolerante, buscas reunirte con gente positiva.

Esto te proporciona una ventaja cuando hay que ser activos y tomar las decisiones para seleccionar el mejor camino por el cual quieres dirigir tu vida y poder enfrentar los problemas de manera rápida y decisiva.

«Lo mejor de envejecer es que te vuelves más suave. Las cosas no son tan blancas y negras, y te vuelves mucho más tolerante. Puedes ver lo bueno en las cosas mucho más fácilmente, en lugar de enfurecerte como solías hacer cuando eras joven».

Maeve Binchy.

2. Puedes comenzar a disfrutar de tu libertad

Debido a los compromisos que se adquieren a lo largo de la vida, compromisos laborales, la crianza de los hijos, etcétera, dejaste de lado cantidad de cosas que querías hacer porque no tenías tiempo. Es hora de perseguir tus sueños, sacar a relucir el niño interior que siempre llevamos dentro.

Llego la época en que puedes activarte y comenzar a hacer todas las cosas que querías. Puedes viajar, descubrir nuevas pasiones, dedicarte a cualquier pasatiempo, organizar grupos de excursión con tus amigos y familiares e incluso comenzar una nueva carrera, en fin, apreciar y disfrutar realmente las cosas buenas de la vida.

«Nunca eres demasiado viejo para establecer una nueva meta o soñar un nuevo sueño».

C.S. Lewis.

En muchos países hay trato y tarifas especiales para los mayores de 60 años, incluso entradas gratis a ciertos eventos. Sí, hay una gran cantidad de regalos. ¡solo necesitas saber dónde buscar!

3. Estás jubilado o cerca de la jubilación

Es la etapa en que las personas comienzan a jubilarse, algunos quedan liberados de la vida laboral, ya no tienen el estrés de cumplir horario, puede levantarse y acostarse a la hora que quiera. Otros quizás trabajan tiempo parcial, con horarios flexible, por lo que pueden tomarse un tiempo para aprender y crecer si así lo desean.

«Hay un nuevo tipo de vida por delante, lleno de experiencias que esperan suceder. Algunos lo llaman «jubilación». Yo lo llamo «felicidad»».

Betty Sullivan.

4. Más de medio siglo de experiencias

Si no te has dado cuenta, tienes más de medio siglo de experiencia y posiblemente, sientes que has adquirido algo de sabiduría, eso te permite tomar buenas decisiones para planificar tu futuro, también has podido impartir algunos consejos valiosos a todos aquellos que acuden a ti.

«Hay una fuente de juventud: es tu mente, tus talentos, la creatividad que aportas a tu vida y a la vida de las personas que amas. Cuando aprendas a tocar esta fuente, realmente habrás derrotado la edad».

Sophia Loren.

5. Te conviertes en una persona más espiritual

A lo largo de 60 años una persona crece, aprende y madura. Se convierte en una persona más espiritual, dejando de lado la ambición personal y egoísta. También ha madurado en sus facultades mentales, esto le da la ventaja de sentir mayor confianza, lo cual le permite ser más objetivos al enfrentar los desafíos que traen los cambios en esta etapa de la vida.

Al desarrollar cualidades espirituales comienza a crecer espiritualmente, esto lo convierte en una persona más empática y amorosa.

6. Dejas de preocuparte por lo que piensan los demás

Muchas personas emiten juicios sobre la actitud y el comportamiento de las personas mayores de sesenta años, haciendo comentarios negativos. Pero, cuando se está claro y seguro acerca de quién eres, lo que otros piensan no importa tanto, tú has decido seguir un camino en el cual te sientes a gusto y eso es lo que para ti importa.

7. Tomas consciencia de tu salud y su importancia

Estás consciente de que hay una reducción gradual de la vitalidad, condiciones físicas y reducción de la masa muscular, todo está va a depender de la clase de vida que hayas tenido en tus años anteriores.

Al darte cuenta de la importancia que significa cuidar tu salud, buscas mantenerte, entiendes que comer bien y hacer ejercicio son la mejor medicina. Algunas personas comienzan a tomar productos especiales para mantener su masa muscular.

8. Valoras tu paz interior.

Sabes manejar los factores externos que pueden perturbar tu paz interior. Sentirte en paz contigo mismo cobra una gran importancia en esta etapa de tu vida, Buscas fortalecerte con la meditación y la oración de manera de poder mantener tu paz interior.

¿Cómo mantenerse feliz después de los sesenta?

Si te estás preguntando como llevar momentos felices a los años que siguen después de los sesenta, te diré que es muy sencillo, lo lograrás haciendo más de las siguientes cosas.

1. Sonríele a la vida

Sonríele a la vida, una sonrisa puede cambiar tu día o el día de la persona a la cual le sonrías. Si estás feliz tienes razones para sonreír, si estás triste o melancólico, igual sonríe, esto hace que envíes señales de bienestar a tu cerebro, lo que te lleva a sentirte mejor.

Sonreír es contagioso, al igual que el buen humor, y no hay mejor manera de compartir el amor que sonreír o dar una palabra alentadora a alguien.

Raymond A. Moody, Jr. médico psiquiatra y licenciado en filosofía, comenta: «El sentido del humor se ha relacionado con la longevidad. Es posible que la actitud mental reflejada en un sentido del humor vivo sea un factor importante que predispone a algunas personas a una vida larga».

2. Reúnete con tus viejos amigos

Compartir con tus viejas amistades te hará sentir feliz. No te quedes encerrado en tu casa, aléjate de la soledad, contacta a tus viejos amigos, planifiquen un fin de semana diferente, ya sea en el campo, en una excursión. Al estar juntos recordar las anécdotas y los buenos momentos compartidos, será como dice el dicho ‘recordar es vivir’

3. Hacer nuevos amigos

También puedes buscar nuevos amigos. Ya sea que frecuentes un club, o los conozcas cuando haces caminatas, o con los que asisten a la iglesia que frecuentas, hay muchas maneras en que puedes salir para encontrar nuevos amigos con los cuales compartir un buen momento. Al interactuar con otros, tienes una manera de aprender cosas nuevas, así como impartir tu propio conocimiento.

4. Haz ejercicio con una sonrisa en tu rostro

El ejercicio activa las hormonas de la felicidad, además de mantenerte en forma, por eso es importante adquirir el hábito de hacer ejercicio a diario. Pero, no lo hagas como si estuvieras bravo, sal a caminar con una sonrisa en tu rostro y saluda, igualmente, con una sonrisa a los que consigas a tu paso.

Si no te gusta caminar solo, invita a un amigo que sea contemporáneo en edad, hará que el momento sea más agradable.

5. Intenta enfrentar tus miedos

A lo largo de nuestra vida hemos sentido miedo por algo, algunos de ellos los hemos superado y otros quedaron atrapados en el tiempo.

Piensa en esos miedos que no superaste e intenta enfrentarlos, te sentirás feliz al ver que puedes enfrentar tus miedos.

Te doy un ejemplo personal. Siempre me dio miedo montarme en las montañas rusas de los parques. Hasta que decidí junto con mis hijos, atreverme, fue un momento espectacular, grite como no se imaginan, pero lo importante fue que lo hice. Aún recordamos las anécdotas de ese día, y volvemos a reírnos.

6. Abraza el aprendizaje permanente, aprender las nuevas tecnologías

La tecnología nos ha invadido y cambia constantemente, haciendo que nos quedemos atrasados. Atrévete a incursionar en ella, puedes tomar cursos o mantener tu mente abierta, para aceptar que sean tus nietos quienes te enseñen como vivir con las nuevas tecnologías, no tengas miedo, tú puedes.

De esta forma mantienes tu mente y cuerpo sanos y es una excelente manera de desafiarte a ti mismo mientras avanzas. Sigue aprendiendo, ¡Tu cerebro apreciará la nueva información!

«A medida que envejecemos, debemos disciplinarnos para continuar expandiéndonos, ampliándonos, aprendiendo, manteniendo nuestras mentes activas y abiertas».

Clint Eastwood.

7. Regalate algo

Las pequeñas cosas nos hacen más felices. Piensa en algo que te gustaría hacer, por ejemplo disfrutar de una bebida caliente con una rica tarta, en tu panaderia favorita, o sentarte bajo un árbol en el parque leyendo un libro. Cualquier cosa, lo importante es que sea un tiempo que dedicas solo para ti. La felicidad es disfrutar de las cosas simples que nos da la vida, programa hacer esto cada cierto tiempo.

8. Comparte actividades con tu comunidad

Normalmente, cuando somos generosos y agradecidos, nos sentimos bien, nos sentimos felices. Hay mucho que puedes dar a tu comunidad, es una forma de retribuirle a la vida lo que ella te ha dado. Busca donde compartir tus conocimientos y experiencias, para ayudar a tu comunidad.

Cuando somos agradecidos, la vida nos premia con bendiciones, y cuando somos humildes reflejamos la grandeza de nuestro corazón. Y algo más importante, estás enseñando, con el ejemplo, a tus hijos y nietos, como ser agradecidos.

9. Celebra tus cumpleaños en grande

Celebrar el cumpleaños es una forma de sentirse feliz, de estar agradecido con la vida y con Dios por alcanzar un nuevo año. Es un día especial, celebra con tu familia y amigos, pon un toque de estilo personal en cada cumpleaños.

«Creo que la segunda mitad de la vida de uno está destinada a ser mejor que la primera mitad. La primera mitad es descubrir cómo lo haces. Y la segunda mitad lo está disfrutando».

Frances Lear.

10. Comienza a viajar y a hacer lo que te gusta y apasiona

Haz una lista de las ciudades o países que soñaste un día querer conocer y una lista de las cosas que te gustan y apasiona.

Selecciona un destino que esté dentro de tus posibilidades y presupuesto, planifica el viaje, ya sea solo o haciendo un grupo, y alza vuelo. A su vez revisa tu lista de las cosas que te gusta hacer y atrévete, ve tras ella. Convertir en realidad tus sueños, haciendo lo que te gusta, te llenará de inmensa alegría.

Reflexiones finales

Cuando se llega a los 60 años, has construido un mundo de conocimiento, contactos y experiencia. Todo lo cual es útil. Ahora te toca construir sobre tus experiencias, tomando las mejores decisiones. Perdona si debes perdonar, deja el pasado atrás, avanza, tienes que ir hacia adelante.

Desafía tu cuerpo y mente con actividades nuevas y emocionantes. Es hora de vivir una vida más saludable, más rica y más conectada socialmente. Puedes lograr que la segunda mitad de tu vida sea maravillosa y con personas increíbles. Te permitirá tener una vida plena y feliz.