24 estrategias para tener una mente positiva todos los días

No solo leas estas estrategias, aplicadas, y comenzaras a ver mejores resultados en tu vida. Una mente positiva produce resultados positivos. A continuacion 24 estrategias que puedes poner en práctica desde hoy:

  1. Toma el control.
  2. Cambia tus resultados.
  3. Acepta lo que no puedes cambiar.
  4. Elimina la negatividad.
  5. Cambia la postura de tu cuerpo.
  6. Perdona.
  7. Ayuda a alguien.
  8. Proponte grandes metas que te entusiasmen e inspiren.
  9. Se agradable.
  10. Recuerda que el momento es ahora.
  11. Aumenta el número de abrazos diarios
  12. Encuentra algo que te haga reir.
  13. Medita.
  14. Se honesto.
  15. Haz algo que disfrutes.
  16. Evita los malos hábitos.
  17. Haz ejercicio.
  18. Aliméntate bien.
  19. Aprende a quererte como eres.
  20. Comparte con amigos que te nutran.
  21. Lee mensajes positivos.
  22. Piensa en la solución.
  23. Gratitud.
  24. Usa la percepción y la ley de la polaridad a tu favor.

Una actitud mental positiva fuerte creará más milagros que cualquier droga maravillosa.

Patricia Neal 1926-2010. Actriz. 

Empieza por: 

1. Tomar el control.

La primera estrategia para tener una mente más positiva es tomar el control de tu propia vida. Tienes que hacerte responsable de todo lo que tienes o no tienes.

En la medida que sientas que tienes el control de tu vida, te sentirás más positivo, y te sentirás negativo acerca de ti mismo en la medida en que sientes que no tienes el control, o que estas siendo controlado por una persona o influencia externa.  

Si tomas la decisión de ser responsable de todo, eso significa que tu eres la causa, y la buena noticia de esto, es que si tu eres la causa puedes cambiar tus resultados, el simple hecho de sentirte en control te hace una persona más positiva.

Si otra persona es el culpable, entonces no tendrías la capacidad de cambiarlo, las personas que no se hacen responsable de sus vidas, generalmente culpan a otros, justifican una situación o se quejan de sus resultados. Y este tipo de comportamiento nunca lleva a una mente más positiva.

En la medida que sientas que tienes control y te hagas responsable, más positivo te sentirás.

2. Cambia tus resultados.

Cuando nuestra realidad no es igual a las expectativas que tenemos de lo que queremos ser o tener, nos sentimos mal, si pensabas que a los 30 años ya no vivirás con tus padres y estarías independizado, y cumples 30 y sigues en las circunstancias que no te esperabas, esto causa estrés y ansiedad. 

Las personas negativas, no piensan en cambiar sus resultados. Ven lo que no quieren y siguen pensando en lo que no quieren, en vez de pensar en lo que quieren y cómo conseguirlo.

Para tener una mente más positiva debemos generar resultados positivos. Y para generar resultados positivos debemos tomar acción masiva para conseguir lo que queremos. En el momento que, nuestra realidad sea igual a nuestras expectativas, nos sentiremos bien con nosotros mismo, felices y positivos.

Digamos que tienes 10 kilos de más, y tu expectativa era mantener tu peso ideal y un dia te levantas y como por arte de magia te das cuenta que has acumulado peso extra. Cada vez que ves que el pantalón no te cierra te sientes mal de no estar en tu peso ideal, esto genera tanto pensamientos como sentimientos negativos.

La solución, es tomar acción masiva, cambiar tus hábitos alimenticios a unos más sanos que puede ayudarte a mantener tu peso ideal, realiza ejercicio, duerme bien.

Al eliminar los 10 kilos de más te sentirás bien contigo mismo.  Cuando unes la brecha que separa lo que quieres de la realidad, te vuelves una persona más positiva.

Y eso nos lleva al siguiente punto.

3. Acepta lo que no puedes cambiar.

Hay ciertas cosas que no podemos cambiar, algún evento que se presenta en nuestras vidas que no esperamos, y que por ciertas razones no está en nuestro poder cambiarlo.

Puede ser una situación que se te presenta simplemente para fortalecerte, ponerte a prueba y hacerte crecer como persona pero que no puedes cambiarla.

Si esto pasa, lo mejor es aceptarlo y ver el lado más positivo. Recuerda que cuando tu realidad no coincide con tus expectativas, esto causa tensión, ansiedad, tristeza y en muchos casos depresión. Y solo tienes dos opciones cambiarlo si puedes o aceptarlo y crear una nueva expectativa.

La principal opción es cambiarlo, tomar acción masiva para cambiarlo, pero si no es posible lo mejor es aceptar, cambiar la expectativa y tomar acción en otra dirección que si puedas controlar.

4. Elimina la negatividad.

Tu mente se alimenta de tu alrededor, a través de los 5 sentidos. Si al levantarte escuchas las noticias que en su mayoría son negativas, esto tendrá un efecto en tu mente, y generará una serie de pensamientos negativos que no te ayudan a mantenerte positivo, no es una buena forma de empezar el dia.

Si ves noticias a última hora del dia, tu cerebro trabaja con lo que le des media hora antes de dormir, si le das información negativa, trabajara con esta información toda la noche.

La mejor estrategia para tener una mente positiva, es alimentar tu cerebro con información positiva a primera hora de la mañana, puede ser a través de libros de crecimiento personal, o leyendo una cita positiva si quieres algo más corto, leer la biblia o cualquier información que nutra positivamente tu cerebro.

El desayuno es la comida más importante del día, esto también aplica para tu mente, el alimento que le des a primera hora de la mañana es con lo impulsaras tu día.

Y en la noche antes de acostarte, 30 minutos antes de dormir, vuelve a darle una dosis de positivismo, con información que quieres que trabaje tu cerebro durante toda la noche.

Esto asegurará que durante la noche y durante las primeras horas del dia, tengas una mente positiva.

5. Cambia la postura de tu cuerpo.

La postura del cuerpo influye en tu estado anímico, tu respiración, tus hombros, tu espalda, tus movimientos. Si activas tu cuerpo si saltas y te mueves empiezas a sentirte entusiasmado. Si respiras profundamente y consciente empiezas a sentirte relajado y todo esto hace que cambies tu mente a un estado más positivo.

6. Perdona.

Siempre se ha hablado de la importancia de perdonar, cuando perdonas no lo haces por la otra persona, lo haces por y para ti mismo. Cuando necesitas perdonar a alguien y no lo haces, es una fuente de energía negativa que llevas contigo, que desencadena pensamientos y sentimientos negativos.

Si quieres tener una mente más positiva, tienes que aprender a perdonar, si lo haces, el acto de perdonar te quitara una carga de encima y te convertirá en una persona más positiva y alegre.

No es un viaje fácil, para llegar a un lugar donde perdonas a la gente. Pero es un lugar tan poderoso, porque te libera. Tyler Perry. Actor.

Esto me hace acordar de una historia de dos monjes, que tenían prohibido tocar a una mujer. Van caminando y se encuentran con un río difícil de cruzar, y hay una mujer que necesita ayuda. Uno de los monjes a pesar de la prohibición, decide ayudarla, y logra llevarla al otro lado del río.

Los monjes siguen el recorrido, y el que no ayudó a la mujer, empezó a decir que no ha debido ayudarla, que no cumplió con la ley, una y otra vez. Esto durante todo el camino.

Pasado un día, el monje que ayudó a la mujer, le dice al otro que seguía insistiendo en que hizo mal: yo deje a la mujer ayer, pero tu sigues cargando con ella.

La moraleja está en que el monje que seguía pensando en lo que sucedió, seguía con la carga. Mientras que el otro lo había dejado ir hace tiempo.

Asegurate de que las cargas del pasado las dejes atrás.  

Cuando perdonas, de ninguna manera cambias el pasado, pero si cambias el futuro. Bernard Meltzer. 1916-1998. Locutor. 

7. Ayuda a alguien.

Que bien se siente cuando das. Si quieres una dosis instantánea de pensamientos positivo ayuda a alguien, y no tiene que ser con dinero, puede ser con tu tiempo, con tu amor, te sentirás mucho mejor y lleno de positivismo después de ayudar.  

El secreto para vivir es dar.  Tony Robbins.

8. Proponte grandes metas que te entusiasmen e inspiren.

Cuando somos niños, tenemos que pararnos a las 6 am, para estar en la escuela a las 7 am, nos cuesta levantarnos temprano de lunes a viernes si la motivación que tenemos es ir escuela. 

Pero cuando llega el primer dia de vacaciones hay un cambio en la mente, repentinamente no es tan difícil levantarse temprano, el entusiasmo y el deseo de que empezaron las vacaciones hacen que te levantaste temprano, sin necesidad de alarma, sin luchar contra el sueño.

Cada vez que tienes un evento que te apasiona y te emociona no tienes problemas en levantarte temprano. Pero cuando estás consumido por la rutina del día a día, sin ningún objetivo que te mueva, levantarte temprano te cuesta, no tienes esa dosis de entusiasmo que tanta falta y tanto bien nos hace.

Y lo primero que haces cuando llega el lunes, comienza otra semana laboral sin nada que te entusiasme, por eso las personas no le gustan los lunes, una cantidad de pensamientos negativos inunda la mente el primer dia de la semana. Y el deseo de que llegue el viernes aumenta.

Cuando esto pasa, es el momento de empezar a proponerse grandes metas, que te entusiasmen e inspiren a levantarte temprano sin necesidad de alarma, y que mantenga tu mente enfocada en un objetivo que valga la pena y una mente positiva en conseguirlo.

Tener una meta que te apasione es una de las mejores estrategias para conseguir una mente que se mantenga ocupada en progresar y de esa manera evitar los pensamientos negativos que te quitan energía.  

Cuando es la meta correcta los dias de la semana no cuenta, estarás tan entusiasmado un lunes como un viernes.

9. Se agradable.

Si somos fríos, las personas serán frías con nosotros, y si entras en contacto con alguien que no ha tenido un buen día puede arruinar el tuyo si lo permites, alguien que te conteste mal puede hacer que cambies tu humor.

Puedes dejarte influenciar por otros, o influenciar a otros. Tu decides.

Puedes decidir influenciar a otros siendo amable y agradable con todo el que te encuentres, verás que las personas responden igual, y tu mente estará más positiva.

Gracias a ti y tu persona, otros se sentirán mejor luego de que entren en contacto contigo. Llenarás el ambiente de positivismo en vez de permitir que un mal ambiente te contagie.

10. Recuerda que el momento es ahora.

Deja de vivir en el pasado, el presente es un regalo y por eso se llama presente. A veces perdemos buenos momentos, porque no estamos presentes, nuestro cuerpo está, pero nuestra mente está en otro momento del tiempo.

Si aprendes a estar presente en los momentos importantes seguro que te convertirás en una persona más positiva y aprenderás a disfrutar de las cosas más sencillas de la vida.

Usa tus pensamientos a tu favor, controlarlos y empieza a estar presente.

“No se debe ser prisionero del pasado, ni esclavdel futuro, hay que vivir plenamente el presente porque es lo único que en realidad poseemos“.
Galileo Galilei (1564-1642)

11. Aumenta el número de abrazos diarios.

Cuando nacemos, estamos diariamente siendo abrazados, por nuestros padres y todos los familiares a nuestro alrededor, esto nutre a un niño, para crecer con amor, para sentirse bien, querido y positivo.

Pero por alguna razón cuando llegamos a la edad adulta dejamos de abrazar y expresar nuestro cariño.

Empieza a abrazarnos más con tus familiares y seres queridos, esto te convertirá en una persona más positiva. ?Quien no se siente bien con un buen abrazo?

Virginia Satir, psicoterapeuta estadounidense dice: “Necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 abrazos para mantenernos y 12 abrazos para crecer”.

12. Encuentra algo que te haga reir.

La cura para eliminar los pensamientos negativos es la risa, una simple sonrisa o reír puede mejorar los niveles felicidad, y definitivamente te colocara en un estado mental positivo.  Al igual que los abrazos deberíamos reír todos los días.

Hay que aprender a reír, de hecho el famoso Charles Chaplin actor y humorista Británico decía: “Un dia sin risa es un día perdido”.

13. Medita.

Cuando el estrés del dia a dia te consume practicar meditación es una de las mejores formas de relajarte y colocar tu mente en un estado positivo. Es muy sencillo, una de las técnicas que he aprendido y que funcionan es simplemente sentarte en un lugar cómodo, cerrar los ojos y empieza a ser consciente de tu respiración, enfócate en cómo el aire entra y sale de tus fosas nasales.

Tu mente en cuestión de segundos se distraerá, dejaras de pensar en tu respiración y te empezaran a llegar pensamientos, cuando te des cuenta, vuelve a concentrarte en la respiración.

Con la práctica comenzarás a durar más tiempo enfocado en la respiración y ese flujo de pensamientos que te invaden tu momento de relajación, dejan de aparecer.

Practica este ejercicio, aunque no logres concentrarte mucho tiempo en la respiración, el simple hecho de realizarlo te sentirás más relajado y positivo.

14. Se honesto.

Mentir representa una carga de estrés, el hecho de tener que pensar lo que vas a decir, y luego tener que recordar lo que dijiste para que nadie se de cuenta que es una mentira, y a la vez pensar que la persona a la que le dijiste la mentira, se puede enterar por otro lado y descubrirte, es una carga que no vale la pena tener.  

Cuando mientes el que sale perjudicado eres tu. Ser honestos, además de ser lo correcto, te sentirás mucho mejor, te permitirá tener una mente más positiva.

15. Haz algo que disfrutes.

Disfrutar de lo que te gusta, es una dosis de positivismo, cada vez que queremos sentirnos positivos y recargar las energías siempre puedes optar por algo que disfrutes. Sencillo pero poderoso para cambiar tu estado mental.

16. Cambia los malos hábitos.

Este punto viene justo después de hacer algo que disfrutes. Porque si lo que disfrutas es algo negativo, no es la solución para tener una mente positiva a largo plazo, ni siquiera a mediano o corto plazo. 

Los hábitos negativos, además de ser destructivos, las consecuencias a largo plazo afectarán tu mente, nada positivo resultará de esa actividad.

Los buenos hábitos son la clave para conseguir el éxito. Los malos hábitos son la puerta abierta al fracaso. El peso del arrepentimiento pesa toneladas, el peso de la disciplina pesa gramos. Requiere disciplina cambiar un hábito, pero es mucho mejor hacer el sacrificio hoy y cambiarlo, que mantener un hábito negativo. 

Los hábitos positivos, siempre te traerán recompensas positivas a largo plazo. Igual que una mente más positiva. Si tienes que ser esclavo de los hábitos mejor que sean buenos hábitos. 

17. Haz ejercicio.

El ejercicio produce endorfinas, que es una sustancia que genera el cerebro y es la responsable de hacerte sentir bien. Si quieres tener una mente más positiva una dosis de ejercicio diaria de 30 minutos es todo lo que necesitas.

El ejercicio no solo te hará sentir bien al momento, los resultados que obtengas de hacerlo también ayudarán a mantener una mente más positiva.

El alcohol también genera endorfinas, el detalle, es que te harán sentir bien al momento, pero al dia siguiente ya no te sentirás tambien, y tampoco a largo plazo.

La estrategia para tener una mente más positiva siempre debe ser a largo plazo, hay muchas formas de sentirte bien al momento, pero que luego generan más estrés y ansiedad. Piensa siempre a largo plazo vs gratificación instantánea.

18. Aliméntate bien.

Recuerda que el objetivo es una mente más positiva siempre, no a corto plazo, la gratificación instantánea que puede llevarte a querer tener picos de “alegría” momentáneos, pero que luego harán sentirte mal.

Tratar de mejorar tu estado de ánimo a través de dulces y comida chatarra, solo hará que te sientas mal a largo plazo y no te ayudará a tu estado mental positivo.  

Alimentarte bien y tener altos niveles de energía, te ayudará sin duda a tener una mente más positiva sobre ti mismo.  

19. Aprende a quererte como eres.

Si no te aceptas como eres, es muy difícil mantenerte positivo, no?

Aprende a quererte a ti mismo, a tener un gran nivel de aceptación de todas tus buenas cualidades y estar trabajando constantemente en las cualidades que deseas mejorar. Esto sin duda te convertirá en un persona más positiva. 

20. Comparte con amigos que te nutran.

Si tienes amigos positivos, sus conversaciones serán positivas y por ende tu seras positivo.

21. Lee mensajes positivos.

Un mensaje positivo diariamente, te ayudará a enfocarte en el lado bueno de la vida, existen muchas páginas que te envía una oración diaria con un mensaje que ponga tu mente en el lado correcto.

O algún programa como seis minutos para el éxito de “ Bob Proctor ”, que con solo 10 minutos diarios puedes conseguir cambiar tu vida, ya que empezarás a alimentar tu mente con la información correcta diariamente, esto activará un cambio en tu forma de pensar, si piensas diferente empiezas a actuar diferente y en consecuencia tus resultados cambiarán.  

22. Piensa en la solución.

Tienes algún problema que te molesta y no te permite estar tranquilo. Deja de pensar en el problema, y empieza a pensar en la solución.

Pensar en el problema lo que hace es que nos enfoquemos en el lado negativo y pensar de manera negativa.

Pensar en la solución activa el lado creativo de tu cerebro, además que una vez solucionado el problema te sentirás mucho mejor y más positivo.

Y la confianza en ti mismo aumentará al darte cuenta que cualquier problema que se presente tienes la capacidad de solucionarlo.

23. Gratitud.

Es posible dedicar todo un artículo a hablar de gratitud, la gratitud hace que cambies totalmente tu forma de pensar, es el mejor remedio para eliminar los pensamientos negativos.

Empieza a dar gracias por todo lo que tienes, te sentirás mucho mejor contigo.

Incluso cuando se te presenten situaciones negativas siempre hay algo por lo que puedes estar agradecido.

24. Usa la percepción y la ley de la polaridad a tu favor.

Si quieres convertirte en una persona más positiva, tienes que aprender estos dos conceptos:

La ley de la polaridad nos dice que todo tiene un lado positivo y un lado negativo, y que no puede existir uno sin el otro. Si tienes presente este concepto en todo momento, cuando te encuentres ante una situación difícil o en la que todo lo que pasa parece negativo, siempre hay una lado positivo. Y la única manera de verlo es usando la percepción.Toma la decisión que, independientemente de lo que ocurra hoy, vas a buscar el lado positivo de lo que suceda. 

La percepción es una  “facultad mental” que todos tenemos, y que la puedes desarrollar con el uso, es tu capacidad de ver ambos lados, el bueno y el malo. Puedes tener una situación frente de ti y usando esta facultad puedes ver diferentes ángulos y soluciones de un mismo problema.

Puedes tener dos personas, con una misma circunstancia y una de ellas lo ve como algo positivo y otra lo ve como algo negativo. Es cuestión de percepción. Entrena tu mente a ver el lado positivo en todo.  

CONTENIDO RELACIONADO

¿Qué son pensamientos positivos? Úsalos a tu favor para mejorar.
¿Qué son pensamientos negativos? Identificalos y eliminalos.
Conoce 32 formas de ampliar tu mente que realmente funcionan.
El poder del pensamiento. Y cómo se relacionan con tus resultados.