¿Cómo alcanzar el éxito? Diez cualidades que debes tener para lograrlo

El éxito deja pistas, podemos encontrar un patrón a seguir, que toda persona exitosa posee, para alcanzar el objetivo. Es como cocinar una tarta, si tienes la receta y la sigues al pie de la letra, los ingredientes correctos, las cantidades adecuadas y en el orden indicado, puedes crear con éxito la tarta una y otra vez, pero si cambias algo en la receta, no obtendrás el resultado deseado.

Conoce las 10 características esenciales que debes tener, para alcanzar el éxito en lo que te propongas:

  1. Actitud
  2. Persistencia
  3. Visión
  4. Propósito
  5. Disciplina
  6. Focalización
  7. Sacrificio
  8. Ser consciente
  9. Accion
  10. Creer en ti mismo

Analiza cada una, evaluate del uno al diez, siendo diez el valor más alto si dominas totalmente esa cualidad. Con esto sabras cuales son tus fortalezas y debilidades, cuales tienes que mejorar si quieres alcanzar el éxito, una vez conozcas tu resultado final, es tu responsabilidad fortalecer tus debilidades y potenciar tus fortalezas, esto elevará tu juego al siguiente nivel.

Si consigues dominarlas, alcanzaras el éxito. Garantizado.

1. Actitud

Has escuchado decir “la actitud lo esto”. Bueno la actitud es casi todo, es uno de los esenciales para el éxito, desarrollar una actitud positiva. Pero ¿por qué es tan importante?

Una buena actitud no es resultado del éxito, el éxito es el resultado de una buena actitud. Actitud es la causa, con la actitud correcta alcanzaras lo que quieres.

Sin embargo, si careces de la actitud correcta, tus posibilidades de alcanzar lo que quieres se verán disminuidas a cero. La actitud es la combinación de pensamientos, sentimientos y acciones. Por lo tanto todo comienza en el pensamiento, si tus pensamientos son negativos tu actitud es negativa, si tus pensamientos son positivos tu actitud será igual.

Lo mejor de esto, es que tu controlas tus pensamientos, la gente exitosa es consciente de lo que piensan, y constantemente se ven a sí mismo consiguiendo aquello que quieren lograr.

Cuando algo malo ocurre, tu actitud va a determinar si te derrumbas o si lo ves como una posibilidad para alcanzar lo que quieres. La gente exitosa ve cada evento malo como una ayuda a conseguir lo que quieren.

La actitud y los resultados no se pueden separar.

¿Cómo valoras tu actitud? Eres de las personas que ve el vaso de agua medio lleno (optimista) o medio vacío (pesimista).

2. Persistencia

Uno de los ingredientes principales para alcanzar el éxito, si te rindes después del primer intento o incluso de múltiples intentos, nunca alcanzarás lo que quieres. Podemos aprender bastante de un bebé, cuando aprenden a caminar, no se dan por vencidos, se caen una y otra vez, y no escucharas a un bebé o a un padre decir: “es inútil, lleva meses intentando caminar y aun no lo consigue, creo que mejor deje de intentarlo”.

Lo intentara las veces que sea necesaria hasta conseguirlo, y así es como se alcanza el éxito, si no dejas de intentarlo eventualmente llegarás al objetivo.

Hay miles de ejemplos de personas que alcanzaron el éxito, luego de intentarlo miles de veces, parece que la vida pone a prueba a las personas a ver si son capaces de persistir lo suficiente, las pruebas más duras vienen justo antes de lograr el objetivo, cuando el camino se haga más difícil es porque estás a punto de llegar.

Considera la vida de Thomas Edison, con el ejemplo de la bombilla, que intentó de dos mil a diez mil combinaciones hasta conseguirlo. Eso es perseverancia. Y cuando le preguntaron cuántas veces había fallado, respondió: no he fallado, solo he encontrado diez mil formas que no funcionan, y eso es ACTITUD.

Desde grandes atletas hasta grandes líderes, han experimentados historias similares, de pasar por múltiples “fracasos” antes de alcanzar el éxito. El único que fracasa, es el que deja de intentarlo.

Piensa si eres una persona persistente, puedes recordar algún momento en tu vida, en que gracias a la persistencia lograste algún objetivo. Dale una puntuación del uno al diez.

3. Visión

Tener una visión es una característica que toda persona exitosa tiene, es la imagen mental de a dónde quieres llegar, si no sabes a dónde vas cómo esperas conseguirlo. Tienes que tener muy claro cómo luce el éxito para ti, se especificó ¿que es el éxito para ti? y ¿Cómo sabrás cuando lo alcances?.

Una vez tengas clara tu visión, recuerda:

  • Imagina lo que quieres conseguir todos los días, como si ya tu visión fuera una realidad.
  • Escribe tu visión diariamente.
  • Da un paso cada dia, aunque sea mínimo, que te acerque a lo que quieres conseguir.

Del uno al diez qué valor le das a tu visión, ¿es clara y específica? ¿sabes con certeza lo que quieres conseguir?.

4. Propósito

El propósito es la razón de ser, si la visión es el destino, el propósito es el por qué quieres ir a ese destino. Si tu objetivo es financiero, y lo que quieres es conseguir una cierta cantidad de dinero, tiene que haber un porqué, nadie tiene como meta tener mucho dinero para tener muchos papeles impresos en el bolsillo. Lo quieres para cuidar de tu familia, para proveer a tus hijos de una mejor vida, para sentirte seguro, para ser libre financieramente.

Si el porque no es suficientemente fuerte y atractivo para ti, no tendrás la fuerza para alcanzar el éxito. El por qué tiene que ser lo suficientemente fuerte para que logres superar los obstáculos que hay entre donde te encuentra hoy y a donde quieres llegar.

¿Por qué quieres alcanzar el éxito? Del uno al diez, qué tan fuerte es la razón por la que quieres ser exitoso.

5. Disciplina.

Lo que te propongas es posible conseguirlo con una condición DISCIPLINA.

Nada que valga la pena lograr, se puede conseguir sin disciplina, es uno de los ingredientes del éxito que tienes que tener en mayor cantidad. La disciplina es decirte a ti mismo que vas a hacer algo y luego hacerlo. Personalmente, ha sido uno de los más difícil de dominar, pero el más necesario.

Propósito y disciplina van de la mano, si encuentras que no haces las cosas que tienes que hacer para conseguir lo que quieres, significa que tu deseo de alcanzar el éxito es bajo. Si te concentras en fortalecer tu deseo por conseguir el éxito, tu capacidad de ser disciplinado se fortalecerá.

Es sencillo caminar doscientos kilómetros sin parar, solo tienes que mover los pies uno delante del otro, pero no es fácil. La disciplina es igual, es sencillo decirte que te vas a levantar todos los días a las 4 AM y dedicar dos horas diarias antes de ir al trabajo, en hacer lo necesario para alcanzar el éxito, ya sea entrenar dos horas diarias, leer, prepara tu plan de negocio, escribir un libro, pero fácil no es mantener la disciplina de hacerlo.

Cuando tienes disciplina, se acaban las excusas, de porqué no hiciste algo que debías hacer.

¿Te consideras una persona disciplinada? ¿Cedes fácilmente ante las tentaciones o hacer primero lo que te propones, antes que otras actividades que surgen en el camino?

6. Focalización.

En la vida actual, las distracciones sobran, empezando por las redes sociales, whatsapp, telegram, youtube, netflix, más todas las cosas que demandan nuestra atención constante.

Si no te concentras en alcanzar lo que quieres, excluyendo todo lo que está a tu alrededor, es muy fácil perder el norte. Empiezas una actividad y a los cinco minutos, estás revisando el móvil, se pierde tanto tiempo en actividades que no aportan valor, que al final del día la productividad baja.

Focalizarse es darte toda tu energía a una actividad. La concentración es un musculo, que hay que desarrollar a través del uso. Y vas a necesitar concentrarte cada día en lo que quieres para alcanzar el éxito.

Puedes alcanzar más en una hora concentrado al cien por ciento, que todo un día con distracciones.

¿Como es tu nivel de concentración? ¿Eres capaz de pasar una hora ininterrumpida, en un proyecto?

7. Sacrificio

La única diferencia entre una persona exitosa y la que no, es lo que hace con su tiempo. El día tiene 24 horas y todos tenemos las mismas horas.

Las personas ven la palabra sacrificio como algo malo, como dejar algo valioso. Sin embargo, es totalmente lo contrario, sacrificio es dejar algo que no te da resultados y cambiarlo por una actividad que te lleve a donde quieres ir.

Disciplina y sacrificio van juntos, es cambiar una hora de netflix por una hora de ejercicio, es cambiar ver videos en youtube por desarrollar tu plan de negocios, es dejar de ver facebook por escribir el libro que siempre has querido empezar, dejar de usar whatsapp mientras estás con tu familia para disfrutar de un verdadera conexión con tus hijos y/o esposa(o).

Para alcanzar el éxito vas a tener que sacrificar actividades de poca productividad por otras que den resultados. Si empiezas a ver el sacrificio como algo bueno, te es más fácil cambiar actividades que no te aportan nada, porque sabes que con eso conseguirás lo que quieres,

¿Cómo usas tus 24 horas? ¿Cuántas de las actividades que haces son productivas?

Haz una lista de actividades no productivas puedes sacrificar por incluir las actividades que tienes que hacer para alcanzar tu visión.

8. Consciencia

Ser consciente de lo que haces, es un punto que muchos pasan por alto, me incluyo he sido inconsciente de cómo mis acciones iban en contra de lo que quería conseguir, simplemente no analizaba lo que ciertas actividades atentaban contra mi visión.

Esto ocurre, porque somos seres de hábitos, y los hábitos hacen que vayamos dia tras dia con la misma rutina, sin darnos cuenta de si lo que hacemos nos lleva a donde realmente queremos ir, no somos consciente, es como estar hipnotizado.

Por ejemplo, una persona quiere tener su propio negocio, desde que tiene veinte años siempre a deseado ser su propio jefe. Luego pasa 30 años en un empleo. La rutina de ir todos los días al trabajo, sin sentarse a pensar que si no hacía algo diferente, nunca conseguiría independizarse. Y de repente han pasado los años.

O a lo mejor una persona que consuma algún tipo de bebida en exceso que atente contra su salud. Sin ser consciente que luego le pasará factura.

Cuando empiezas a desarrollar consciencia, verás que ciertos hábitos tienes que cambiarlos si algún día quieres conseguir aquello que tanto quieres, y te das cuenta que si no los cambias, pasarán los años, sin conseguir lo que quieres.

Tienes que ser consciente de cómo cada actividad que haces te da los resultados que tienes. Si hay algo en tu vida que no te gusta, piensa qué actividades estás haciendo que te traen ese resultado. Anotalo en un papel, esto te hará consciente de lo que estás haciendo mal.

Cuando creas consciencia, comenzaras a colocarte objetivos y límites, si vas todos los días al mismo trabajo de 8 a 5 que no te gusta, y tu sueño es tener un negocio. Si eres consciente de que ese trabajo no te aporta, al darte cuenta tus acciones cambian.

Se consciente te hace pensar diferente. A lo mejor decides buscar un trabajo que esté asociado a lo que quieres hacer en tu futuro como negocio, te das cuenta de las habilidades que te hacen falta desarrollar para emprender tu idea, buscas libros y cursos para desarrollar esas habilidades, empiezas a ahorrar dinero para tener capital suficiente.

Ves como, siendo consciente, todo lo que haces cambias. Todo lo que haces cada día tiene un propósito y un objetivo final, alcanzar el éxito.

El momento nunca es perfecto para empezar algo. El secreto es empezar con lo que tienes y donde estas, pero tienes que dar el primer paso en la dirección que quieres ir por muy lento que sea el comienzo.

¿Eres consciente de porque no haz alcanzado todavía los resultados que quieres? ¿Cuales son las actividades que van encontra de lo que quieres conseguir? ¿Qué actividades tienes que empezar a hacer para alcanzar el éxito?

9. Acción

La persona exitosa es aquella que toma acción en la dirección que quiere ir. No puedes sentarte a imaginar todo lo que quieres conseguir, sin ejecutar. Cuando empieza el año millones de personas se proponen conseguir el cuerpo que siempre han soñado. Son persistentes porque año tras año se colocan la misma meta, tienen la visión de cómo se quieren ver ,acompañada de un propósito de estar saludables, tienen la actitud de que hay que entrenar, incluso son conscientes de las cosas que hacen que no los llevan a tener lo que quieren conseguir, pero todo eso no sirve de nada, si no van al gimnasio y entrenan.

Es importante planificar, pero sin acción no se logra nada. A veces las personas, pasan dia tras dia buscando como lograr lo que quieren, leen cientos de libros, algunos dicen una cosa otros dicen otra, a lo mejor leen sobre ¿como bajar de peso? hay miles de dietas y cientos de ejercicios, comienzan a investigar que es mejor para rebajar hacer pesas, hacer calistenia, crossfit, correr en ayunas o por las tardes, pasan semanas, y aun no han actuado, siguen buscando cual es la mejor manera. Mucho analisis, cero acción.

  • Hay dos factores a tener en cuenta a la hora de tomar acción:

Primero, tienes que aprender a entusiasmarte a ti mismo. El entusiasmo es el combustible para tomar acción. El hecho de hacer algo cuando no lo quieres hacer, es lo que separa a las personas exitosas de las que no. Tienes que hacer las cosas cuando tienes ánimos de hacerlas y cuando no tienes ánimos.

Tener esa fuerza de controlar tu estado mental, y elevar el pensamiento a un punto donde muevas tu cuerpo a la acción, aun cuando tienes cero deseo de hacer algo.

Las personas que hacen las cosas solo cuando es conveniente, no llegan al éxito.

¿Haces las cosas solo cuando es conveniente? ¿Eres capaz de hacer las cosas incluso cuando no deseas, ni te sientes obligado por alguien más actuar?

Hay una gran diferencia entre estar interesado en un resultado y estar comprometido con un resultado, y es que cuando estás interesado, haces lo que es conveniente, cuando estás comprometido, haces lo que sea necesario.

  • Segundo, vas a tener que salir de tu zona de confort, para alcanzar el éxito, las cosas que tenemos que hacer están fuera de nuestra zona de confort, son actividades que no estás haciendo hoy y por eso no consigues lo que quieres, si las estuvieras haciendo ya tendrias los resultados que buscas. Y salir de la zona de confort requiere esfuerzo, por eso a veces cuesta tanto tomar acción.

No es cómodo hacer cosas nuevas, por ejemplo te sientes incómodo hablando en público si nunca lo has hecho, tienes que aprender a sentirte incómodo y hacerlo.  Esto va asociado a ser consciente. Se consciente cuando sientas incómodo es porque ser algo nuevo o que haces muy poco, y que a medida que lo hagas más seguido se volverá parte de tu zona de confort.

¿Estas constantemente haciendo cosas nuevas que te hagan sentir? ¿Hace cuánto tiempo que no haces algo nuevo?

Del uno al diez te consideras una persona de acción. ¿Haces una acción cada dia que te lleve a donde quieres ir?

10. Creer en ti mismo.

Tienes que creer que eres capaz de alcanzar lo que quieres, si no crees que es posible, no será posible, y si crees que es posible será posible. Tu creencia hace tu realidad. Lo que tienes que tener en cuenta en este punto, es que la confianza en ti mismo la puedes desarrollar, y se desarrolla a través de la acción.

No es primero creas la confianza en ti mismo y luego actúas. Es al revés, primero tomas acción, y esa acción repetidas veces te llevara a creer en ti mismo. Por eso es tan importante actuar, y cada vez que tengas éxito tu confianza aumenta, primero con pequeños éxitos que te llevaran a otros más grandes.

Del uno al diez cual es tu nivel de confianza en ti mismo. ¿Crees que eres capaz de alcanzar tu visión?


Una vez te hayas puntuado, suma todos los valores y en una escala del uno al cien, tendrás un porcentaje. Analiza las acciones que tienes que tomar para mejorar tus valores, ponlas en practica y vuelve aquí en treinta días y vuelve a hacer el ejercicio.

Por ejemplo si ves que tu actitud no es la mejor, lee el articulo de gratitud, pon en practica los consejos que leas y veras que en treinta días tu actitud habrá mejorado muchísimo, aprenderás a ver el lado bueno en toda situación.

Si es disciplina lo que te falta, coloca tu despertador una hora antes de la hora normal en la que te levantas, y esfuérzate por levantarte todos los días a la misma hora por treinta días. Aprenderás a hacer lo que tu mente diga y no lo que tu cuerpo quiera.

Si es visión o propósito lo que te falta, pregúntate ¿qué quieres conseguir en esta vida? y ¿porque? Sigue preguntándote una y otra vez hasta que tengas una respuesta.

En los puntos de ser consciente y sacrificio, tienes dos ejercicios que puedes hacer hoy mismo, para subir tu puntaje en esas cualidades.

Si lo que te falta es persistencia, la desarrollas haciendo más fuerte tu deseo por alcanzar el éxito.

En cada uno puedes mejorar, solo tienes que ser consciente de tus debilidades y eso te lo da el test, y analizar las acciones a tomar para fortalecer esas cualidades.

Nos vemos en la cima 😉