La Importancia De Reinventarse Con Frecuencia


La comodidad es muy agradable, pero también poco productiva. Una vez nos sentimos cómodos con un trabajo o con nuestra vida en general, tendemos a perder de vista algunas de nuestras metas más ambiciosas, y una de las formas en que esto más ocurre es al estancarnos.

¿Por qué deberíamos reinventarnos? ¿En especial si estamos cómodos donde estamos? Lo que sucede con estancarse en una vida demasiado cómoda es que olvidamos cuáles eran las cosas por las que nos apasionábamos, y al dejar de perseguir estos sueños, dejamos de crecer como personas, aprendiendo nuevas habilidades y conociendo nuevas personas.

Entender la importancia de la reinvención de uno mismo nos ayudará a mantener nuestras vidas interesantes, a hacer todo aquello que podamos hacer en nuestra lista de sueños, a encontrarnos desvíos en el camino que nunca habíamos esperado y a mantener nuestro círculo de amistades constantemente fresco y positivo.

Una de las mejores técnicas para esto es la auto-actualización.

Importancia de reinventarse. La auto-actualización.

Comencemos nuestra exploración sobre cómo y porqué debemos reinventarnos con frecuencia yéndonos a un concepto de psicología que puede ser fácilmente aplicado por cualquier persona en cualquier camino de la vida.

Se trata de la auto-actualización. Es un concepto que ha aparecido continuamente en la bibliografía de la psicología humanista, entendido generalmente como la tendencia del ser humano a actualizarse a sí mismo. 

La auto-actualización es vista por la psicología como un elemento tan importante en la naturaleza del Hombre, que el terapeuta americano Carl Rogers lo consideró como la fuerza curativa detrás de toda psicoterapia, es decir, la tendencia del hombre a auto-actualizarse, alcanzar todos sus potenciales y activar todas las capacidades de su organismo.

Como veremos más adelante, además, es también un elemento importante en la Jerarquía de las Necesidades Humanas, un modelo piramidal sobre las dimensiones que una persona debe saciar para llegar a su máximo potencial.

Pero continuemos primero con la auto-actualización. En la psicología se ha definido de manera más enfocada a la auto-actualización como el deseo de la auto-realización, en especial la tendencia que tiene la persona para actualizarse en aquello que tiene el potencial de ser. 

Esta tendencia puede ser definida en sí como el deseo de convertirnos más y más en lo que verdaderamente somos, lo que nacimos para ser, de convertirnos en las personas que somos capaces de ser.

En cierto sentido, la auto-actualización es la transformación del yo al yo verdadero.

En este proceso es elemental la interacción con otras personas, con la sociedad.

Como resultado de nuestra interacción con el ambiente que nos rodea, en especial cuando tenemos conciencia de cómo nos comportamos y cómo interactuamos con los demás, se forma la estructura consciente de quiénes somos y quiénes deseamos ser, a través de la información que procesamos de los demás y de nuestros modelos a seguir.

Reinventarnos a nosotros mismos con frecuencia tiene que ser motivado por un deseo de desarrollar o encontrar nuestras capacidades. De eso trata la auto-actualización.

Tampoco se trata, por otro lado, de que la reinvención o la auto-actualización de nosotros mismos sea la razón de nuestro existir. Más bien, esto debe funcionar como combustible para motivarnos a alcanzar nuestras ambiciones.

Reinventarse es algo natural e importante. Jerarquía de las necesidades humanas.

Conocer el concepto de auto-actualización es un muy buen primer paso para empezar a reinventarnos con frecuencia, pero exploremos ahora una teoría que nos ayuda a visualizar el orden en que podemos alcanzar ese potencial que queremos y ver porque es algo natural e importante.

Esta teoría psicológica es la jerarquía de las necesidades humanas, propuesta por el aclamado psicólogo estadounidense Abraham Maslow. Esta teoría es usualmente representada como una pirámide compuesta de cinco niveles: fisiológico, seguridad, amor, autoestima y auto-actualización.

La jerarquía de Maslow representa mediante una pirámide todas las necesidades pertinentes de un ser humano, comenzando en el fondo con las más básicas posibles, y terminando en la punta con las necesidades más altas posibles, siendo la última la auto-actualización, y por eso su importancia a la hora de hablar de reinventarnos a nosotros mismos.

La idea básica de esta teoría psicológica es visualizar el orden en que tenemos que satisfacer nuestras necesidades. Es decir, debemos comenzar con nuestras necesidades más básicas para después llegar a necesidades importantes para nuestro bienestar emocional y mental como lo es una relación de amor, y así poco a poco satisfacer todas las necesidades que van antes de la auto-actualización.

Los “pisos” más básicos y fundamentales de la pirámide contienen necesidades como la estima, la amistad y el amor, la seguridad y las necesidades físicas. Si estas necesidades básicas no son satisfechas.

Aun así con esta jerarquización, se debe considerar que el cerebro humano es complejo donde ocurren procesos paralelamente al mismo tiempo. Esto significa que podemos tener muchas motivaciones e inevitablemente intentar satisfacer nuestras necesidades de manera simultánea o sin la secuencia específica propuesta por la pirámide de necesidades.

Las necesidades fisiológicas son aquellas que se requieren para la supervivencia humana, es decir, necesidades humanas que todos tenemos.

La teoría psicológica propone que debemos cumplir estas necesidades fisiológicas primero para poder concentrarnos en perseguir niveles mayores de satisfacción, también representados en la pirámide. 

Algunas de estas necesidades son la salud, sed, hambre, sueño y descanso, abrigo, ropa y refugio.

Las necesidades de seguridad se refieren a la sensación que tenemos de seguridad física, que consecuentemente nos da paz mental y disminución de ansiedad. Si nos vemos rodeados de elementos y situaciones nocivos como períodos de guerra, violencia, malos ambientes familiares y escolares, entonces nuestro estado mental se verá demasiado alterado como para concentrarnos en los niveles de satisfacción superiores.

Lo mismo puede decirse de la seguridad económica. Junto con esto, es igualmente importante encontrarse en un lugar seguro. En otras palabras, la necesidad de seguridad no es tan importante como las necesidades fisiológicas básicas, pero una persona promedio no podrá buscar necesidades más altas sin antes estar en un lugar seguro.

Esto incluye seguridad personal, económica, bienestar y salud.

Las necesidades sociales, familiares y de intimidad se refieren a la necesidad del humano de sentirse que pertenece y que es aceptado en grupos sociales, pequeños o grandes. En términos sociales incluye co-empleados, grupos religiosos, organizaciones, equipos de deporte, comunidades en línea, etc. En términos sociales en menor amplitud, se considera miembros familiares, compañeros íntimos, mentores, colegas y confidentes.

En estas necesidades se incluye la necesidad de amar y ser amado, englobando así las necesidades sexuales. En ausencia de la satisfacción de estas necesidades, las personas podemos ser susceptibles a soledad, ansiedad social y depresión.

Las necesidades de autoestima se refieren a las preocupaciones que desarrollamos como personas de obtener reconocimiento, estatus social y laboral, importancia y respeto de parte de otros. Como humanos, tenemos necesidad de sentirnos respetados, y esto a su vez puede ser auto-dirigido, es decir, la necesidad de autoestima y auto-respeto.

Estas necesidades están ligadas a la necesidad humana de ser aceptado y valorado por otros. Por ende, la ausencia de su satisfacción puede dar paso a baja autoestima o a un complejo de inferioridad. 

Las personas con baja autoestima suelen necesitar respeto de otros, o querer buscar fama y gloria. Sin embargo, ni la fama ni la gloria pueden ayudar a la persona a construir su autoestima a menos que se acepte a sí mismo internamente. 

De esta forma, Abraham Maslow distingue entre una versión “baja” de autoestima y una versión “alta”.

La baja sería aquella autoestima donde se necesita exclusivamente el respeto de otros, manifestado en la búsqueda de estatus, reconocimiento, fama, prestigio, atención.

La versión alta de la autoestima sería entonces es aquella donde la necesidad es de auto-respeto. Se trata de la necesidad de fuerza, maestría, auto-confianza, independencia, libertad.

Todo esto nos lleva a la última necesidad de reinventarse, la auto-actualización, la realización de nuestro potencial completo. El deseo de alcanzar todo lo que podemos hacer, y de ser lo mejor que uno puede ser.

Esto lógicamente significa que es una necesidad muy específica para cada persona individualmente. Una persona puede tener un deseo fuerte de particularmente ser un buen padre, de ser un atleta exitoso, de ser pintor, de ser inventor, etc.

La teoría psicológica propone que para poder satisfacer este último nivel de las jerarquías de las necesidades humanas, no solamente se debe conseguir algún nivel éxito en el área que se desee, sino que también se debe alcanzar un nivel alto de maestría.

Así, algunas de las formas de auto-actualización o reinvención que una persona podría desear son el enamorarse, el tener hijos, desarrollo de habilidades, desarrollo de talentos y el cumplimiento de metas.

Esta última gran necesidad, la auto-actualización, incluye implícitamente el reinventarse a uno mismo.

Si entendemos la importancia de cumplir con todas las necesidades propuestas por la jerarquía de necesidades humanas, entendiendo que la necesidad final es la auto-actualización, entenderemos entonces que la reinvención es importante para mantenernos en el camino de cumplir nuestros sueños.

¿Cuáles son las características de una persona que se reinventa?

Entender el concepto de auto-actualización y conocer cómo se organiza la pirámide de necesidades básicas son las herramientas que nos ayudan a reinventarnos cada vez que sea necesario.

Por otro lado, es importante también reconocer las características que conforman idealmente a una persona que sabe reinventarse. En general, se trata de una persona que vive de manera creativa y, por supuesto, siempre intentando utilizar todos sus potenciales.

El proponente de la jerarquía de necesidades, Abraham Maslow, considera que las personas auto-actualizadoras poseen una habilidad inusual para detectar la deshonestidad en otras personas, y en general juzgar a los otros correcta y eficazmente.

Además, consideraba que una persona con auto-actualización había conseguido un centro de gravedad único para ella, que podía ser considerado una de las metas verdaderas de la vida. 

Enlistemos entonces algunas características que posee una persona que se reinventa frecuentemente, que busca auto-actualizarse y satisfacer sus necesidades humanas:

  • Percepción eficiente de la realidad. Buen juicio de la realidad.
  • Aceptación de sí mismo, de los otros y de la naturaleza. Aceptación de su imperfección y de los otros.
  • Independiente, sin dejarse influenciar por los demás para formar su opinión.
  • Espontaneidad y naturalidad. Honestidad consigo mismo.
  • Autonomía.
  • Comodidad con la soledad.
  • Relaciones interpersonales profundas.
  • Compasión.
  • Sensación de unidad con la humanidad.
  • Un constante refrescamiento de la apreciación por las pequeñas cosas de la vida.

Terminando con esta característica final, entendemos que la reinvención no solamente se trata de alcanzar nuestras metas, de enamorarse, de desarrollar nuestros talentos o de conseguir habilidades nuevas.

La reinvención también se trata de recordarse constantemente que debemos apreciar la vida en sí, que no solo se trata de mejorarnos a nosotros, por más importante que pueda ser.

Disfrutar los detalles de la vida y aceptar la naturaleza son de por sí un triunfo que todo ser humano necesita.

En conjunto con la satisfacción de nuestras necesidades, de las más básicas y a las más individuales, y en conjunto además con cultivar nuestro deseo de auto-actualización, siempre será beneficioso para nosotros el recordar la suerte que tenemos, y que a aunque nos dirijamos con ímpetu hacia una meta, es esencial también oler las flores que adornan el camino.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content