La Importancia De La Disciplina En La Vida


¿Por qué es tan importante la disciplina?

La disciplina es uno de los rasgos más importantes que puedes tener en la vida. Sin disciplina, es casi imposible lograr el éxito. Mucha gente piensa que la disciplina es algo con lo que se nace, pero esto no es cierto. La disciplina se puede aprender y adquirir a través de la práctica.

La importancia de la disciplina en la vida es la capacidad de mantenerte enfocado y comprometido con tus objetivos, incluso cuando las cosas se ponen difíciles o tienes ganas de darte por vencido. La disciplina es una de las características esenciales para alcanzar tus metas.

Ya sea que estés tratando de perder peso, obtener un ascenso en el trabajo o iniciar tu propio negocio, la disciplina es clave. En esta publicación, discutiremos la importancia de la disciplina y cómo puede ayudarte a alcanzar tus objetivos.

¿Cuál es la importancia de la disciplina en la vida? 

Cuando piensas en la palabra disciplina, ¿Qué te viene a la mente? Para la mayoría de las personas, lo primero que les viene a la cabeza es algún tipo de castigo. Pero la disciplina es todo lo contrario, es un requisito para obtener las recompensas de la vida, que son alcanzar tus metas y sueños.

Entonces, ¿por qué es importante la disciplina? Bueno, sin disciplina será muy difícil lograr algo en la vida. Tus sueños y metas siempre parecerán fuera de tu alcance si no tienes la disciplina para llevarlos a cabo.

Piénsalo de esta manera: si quieres perder peso, debes tener la disciplina para mantener tu dieta y plan de ejercicios. Si quieres sacar buenas notas en la escuela, debes tener la disciplina para estudiar y hacer tus deberes. Y si deseas iniciar tu propio negocio, debes tener disciplina para ahorrar dinero y dedicar muchas horas.

Una de mis frases favoritas sobre la disciplina es:

“Todos debemos sufrir uno de dos dolores: el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento. La diferencia es que la disciplina pesa onzas mientras que el arrepentimiento pesa toneladas”.

Jim Rohn. 1930-2009. Emprendedor, Autor, Conferencista Motivacional.

Básicamente lo que explica Rohn es que la importancia de la disciplina radica en vivir un vida sin arrepentimientos. Tener disciplina diariamente es difícil incluso un poco doloroso pero de no hacerlo es peor.

10 Razones por la que es importante la disciplina

La disciplina es importante por varias razones y cuando descubres todo los beneficios que tiene vivir una vida disciplinada, te sentirás más inclinado a fortalecer y dominar tu auto disciplina.

1. La disciplina construye buenos hábitos

Cuando tienes buenos hábitos, no tienes que pensar en lo que estás haciendo. Solo lo haces y esto libera tu mente para enfocarte en otras cosas, como tus metas.

Los buenos hábitos son la clave del éxito en cualquier área de la vida. Si quieres tener éxito, necesitas desarrollar buenos hábitos y apegarse a ellos.

La disciplina es lo que hace posibles los buenos hábitos. Es la capacidad de apegarse a una acción diaria incluso cuando no tiene ganas hasta que se vuelva un hábito. Si no eres disciplinado, nunca desarrollarás buenos hábitos. Comenzarás fuerte, pero eventualmente te darás por vencido y volverás a tus viejas costumbres.

2. La disciplina te ayuda a dejar de procrastinar

La disciplina es clave para cualquier persona que quiera dejar de procrastinar y tener éxito. Cuando eres disciplinado tienes la fuerza de decir no a las distracciones, concentrarte en lo que es importante y hacer lo que tenga que hacer incluso si no tienes ánimos de hacerlo.

3. La disciplina te ayuda a llevar una vida más productiva

La disciplina es la clave para una vida más productiva porque te ayuda a mantenerte organizado y al día. Cuando eres disciplinado, sabes lo que hay que hacer y cuándo hay que hacerlo. Esto hace que sea más fácil hacer las cosas a tiempo y evitar la procrastinación.

Es importante aprender a administrar tu tiempo, establecer prioridades y tener un plan para tu día y semanas; reservando tiempo para tareas importantes en las áreas donde quieres ser disciplinado.

4. La disciplina te ayuda a alcanzar tus metas

Si quieres lograr algo grande, la disciplina es esencial porque te da el poder de apegarse a tus planes y verlos hasta su finalización. Cuando eres disciplinado, no dejas que nada se interponga en el camino de tu objetivo. Estás enfocado y determinado, y no te rendirás sin importar los desafíos que se te presenten.

Jim Rohn solía decir «la disciplina es el puente entre las metas y los logros».

5. La disciplina aumenta tu autoestima

Cuando eres disciplinado, te sientes mejor contigo mismo y con tus habilidades. Y a medida que vas viendo y disfrutando los frutos de una vida disciplinada tendrás la confianza y la fuerza para proponerte y alcanzar metas más grandes.

Entonces, si quieres aumentar tu autoestima, comienza por ser más disciplinado en todas las áreas de tu vida.

6. La disciplina te ayuda a dominar las cosas

Si quieres dominar algo, necesitas ser disciplinado. Necesitas practicar regularmente y ponerte a trabajar. No va a suceder de la noche a la mañana, pero si eres disciplinado, eventualmente lo lograrás.

La disciplina es la única característica que te llevará a alcanzar maestría y dominar cualquier aptitud, habilidad o destreza que te propongas aprender o perfeccionar. Es tan importante que no tiene sustituto.

7. La disciplina te hace más confiable

Es más fácil confiar en una persona que tiene disciplina esto significa que las personas pueden confiar en ti para hacer las cosas de manera oportuna. También muestra que eres capaz de manejar la responsabilidad, que es otro rasgo que se valora en las relaciones.

Una persona disciplinada tiene la capacidad de terminar lo que empieza, incluso cuando es difícil o desafiante, esto te hace digno de confianza.

Si deseas ser más confiable, concéntrate en desarrollar una mayor disciplina en tu vida. Esto te ayudará a convertirte en alguien en quien los demás pueden depender y confiar. Es una cualidad valiosa que beneficiará todas las áreas de tu vida.

8. La disciplina en un área afecta la disciplina en otras

Es como un efecto dominó. Cuando eres disciplinado en un área, se extiende a otras áreas. De repente, te encuentras siendo más productivo y organizado en todas las áreas de tu vida. Lo contrario, también es cierto, cuando no tienes disciplina en algo esto se ve reflejado en otras áreas en las que quieras desarrollar disciplina.

9. La disciplina ayuda a reducir el estrés

Cuando te propones tener disciplina, estableces una rutina que seguir diariamente y cuando tienes una rutina establecida, tu mente sabe qué esperar y puede relajarse.

Otra forma en que la disciplina puede ayudar a reducir el estrés es ayudándote a mantenerte organizado y sabiendo cómo priorizar tus actividades más urgentes e importantes, aquellas que necesitan tu atención inmediata, sobre actividades menos importantes.

10. La disciplina mejora tu concentración

Cuando eres disciplinado, puedes controlar mejor tus pensamientos y emociones. Esto te permite concentrarte en tu tarea y no distraerte con otras cosas que suceden a tu alrededor. También es menos probable que cometas errores cuando estás concentrado.

La disciplina es fundamental para cualquier persona que quiera mejorar sus niveles de concentración. Se necesita práctica y tiempo para desarrollar disciplina, pero al final vale la pena. Los beneficios de una mejor concentración son numerosos y pueden conducir a una mejor calidad de vida.

Descubre cómo superar la procrastinación, eliminar las distracciones no deseadas y recuperar tu enfoque y productividad, utilizando 4 secretos para concentrarte mejor, hacerte dueño de tu tiempo y alcanzar tus más grades metas. Entra aquíOpens in a new tab. ahora y ve la clase online con el experto en enfoque y formación de hábitos Nir Eyal.

¿Cómo ser más disciplinado?

Aquí hay algunos consejos sobre cómo puedes ser más disciplinado y, por lo tanto, más exitoso en el logro de tus metas:

El primer paso para ser más disciplinado es comprender lo que significa ser disciplinado. La disciplina no se trata de ser perfecto o hacer todo a la perfección. Se trata de hacer un compromiso contigo mismo y cumplirlo.

El segundo paso es establecer metas realistas para ti mismo. Si estableces metas poco realistas, te estás preparando para la decepción y la frustración. Sé honesto contigo mismo acerca de lo que puedes lograr de manera realista y luego da pequeños pasos hacia tu meta.

Una vez que logres esto, te sentirás motivado para seguir adelante y abordar metas más grandes.

El tercer paso es crear un plan de acción. Una vez que tengas tu objetivo en mente, haz un plan de cómo vas a lograrlo. Esto puede incluir cambiar algunos de sus hábitos actuales o crear otros nuevos. Cualquiera que sea el caso, asegúrate de que tu plan sea específico y factible.

Esto te ayudará a mantenerte enfocado en tus objetivos y evitar desviarse.

El cuarto paso es empezar. Aquí es donde muchas personas fallan porque nunca dan el primer paso. Si te sientes atascado, recuerda que incluso la acción más pequeña puede marcar una gran diferencia. Es buena idea establecer plazos para ti mismo y asegúrate de cumplirlos.

Esto te ayudará a mantenerte responsable y al día.

El quinto y último paso es ser persistente. La disciplina no es algo que se logra de la noche a la mañana; es un viaje, habrá contratiempos en el camino, pero no dejes que te desanimen. Recuerda por qué estás haciendo esto y sigue avanzando un día a la vez.

4 Tips para ser más disciplinado

Ten en cuenta estos 4 consejos que te pueden ayudar a desarrollar tu disciplina:

  1. Crea una red de apoyo que te haga responsable y te aliente a alcanzar tus objetivos. Personas con las que puedas contar y que te pidan resultados.
  2. Ten en cuenta que la disciplina requiere sacrificios a veces debes renunciar a las cosas que disfrutas para mantenerte enfocado en lo que quieres.
  3. Encuentra un modelo a seguir o un mentor que sea disciplinado en el área en la que desea mejorar. Ver a alguien más tener éxito a través de la disciplina puede inspirarte a hacer lo mismo.
  4. Por último recuerda siempre por qué estás haciendo todo esto, mantenerte enfocado en la recompensa que obtendrás si eres disciplinado, te ayudará a salir adelante cuando las cosas se pongan difíciles.

Si sigues estos pasos, poco a poco te volverás más disciplinado en tu vida. No sucederá de la noche a la mañana, pero con el tiempo y la constancia, comenzarás a ver los resultados. Mantente positivo y sigue avanzando.

¿Por qué la disciplina es tan difícil? 

Es una pregunta que me hago a menudo. Ser disciplinado no siempre es fácil, pero es necesario. Seré honesto, hay momentos en los que siento que lo estoy haciendo bastante bien con mi disciplina y otros momentos en los que siento que todo se está desmoronando. Entonces, ¿Qué tiene la disciplina que lo hace tan difícil?

Creo que parte de la razón por la cual la disciplina es tan difícil es porque requiere que estemos constantemente alerta. Tenemos que estar atentos a las tentaciones y distracciones, y tenemos que ser capaces de decirles que no. Eso puede ser agotador, tanto mental como físicamente.

Otra razón por la cual la disciplina es tan difícil es porque a menudo va en contra de nuestras inclinaciones naturales. Es posible que queramos quedarnos despiertos hasta tarde o dormir hasta tarde, pero si estamos tratando de ser disciplinados, nos obligamos a levantarnos temprano o acostarse a tiempo. Es posible que queramos comer lo que queramos, pero si estamos tratando de ser disciplinados, limitamos nuestra ingesta de alimentos poco saludables.

Esto crea un conflicto interno cada vez que intentamos tener disciplina, hay una parte de ti que quiere tener disciplina, pero hay otra, que te dice todas las razones por la que ser disciplinado no te conviene, te dice cosas como:

  • Perderé mi libertad.
  • Me volveré esclavo de mi rutina.
  • Pondré mucha presión sobre mí mismo.

Esto crea una resistencia dentro de ti a hacer ciertas actividades que van más allá de tus hábitos y rutinas diarias, se crea un diálogo interno, el cuál si eres consciente y te hablas a ti mismo de forma positiva, puedes convencerte de tomar la decisión correcta y cada vez que tomas acción en la dirección correcta, tu disciplina se fortalecerá.

En última instancia, creo que la razón por la cual la disciplina es tan difícil es porque requiere que pongamos mucho esfuerzo y sacrificios. No siempre es fácil ni divertido, pero si queremos conseguir nuestros objetivos, es necesario.

Entonces, la próxima vez que esté luchando con tu disciplina, recuerda por qué lo está haciendo y sigue adelante.

Tipos de disciplinas

Podemos dividir la disciplina en dos tipos.

La disciplina externa es cuando una autoridad te da una orden. Desde pequeño constantemente recibes órdenes de padres, profesores, tutores y cuando llegas a adulto si trabajas para alguien, tu jefe te indica qué hacer y cuándo hacerlo.

Este tipo de disciplina, es algo que haces porque no tienes opción, no existe un diálogo interno cuando una autoridad te da una orden, lo haces y punto. Por ejemplo si tu jefe te dice: «necesito un reporte listo para mañana» vas y lo haces, no le dices: «hoy no, prefiero ver televisión y mañana lo hago».

La disciplina interna también llamada auto disciplina, es cuando te das una orden a ti mismo y la ejecutas. Está es la disciplina que tienes que dominar y fortalecer. La mayoría de las personas tienen una auto disciplina débil porque no la ejercitan o tienen malos hábitos, como el hábito de postergar o dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, que les asegura no tener disciplina.

La psicología de la auto disciplina no la enseñan en la escuela, nos enseñan a seguir órdenes externas, pero no a fortalecer ese músculo interno. Tampoco nos enseñan a cambiar hábitos que pueden ser perjudiciales para nuestra disciplina interna.

El hecho de que seas disciplinado en algunas áreas de tu vida y otras no, no significa que eres flojo o que no puedes lograrlo, simplemente tienes hábitos que no te ayudan y no has aprendido a fortalecer tu auto disciplina para cambiar tus hábitos.

Reflexión y pensamientos finales

Desarrollar la autodisciplina es una de las mejores decisiones que puedes hacer en tu vida y todo comienza en la mente. Sí puedes controlar tu pensamiento puedes mejorar tu autodisciplina.

La autodisciplina es la capacidad de controlar tus pensamientos, emociones y acciones; y todo comienza en la mente. Se trata de establecer límites para uno mismo y apegarse a ellos. Cuando tienes autodisciplina, tienes el control de tu vida. No eres víctima de tus circunstancias ni de tus impulsos.

La autodisciplina requiere que seas paciente y retrasar la gratificación. Se trata de la gratificación retrasada: posponer lo que quieres ahora por lo que más quieres. Cuando tienes autodisciplina, puedes resistir la tentación y tomar decisiones que sean lo mejor para ti a largo plazo.

Finalmente, la autodisciplina requiere práctica como cualquier otra cosa que valga la pena tener en la vida, ya sea una habilidad, un talento o un rasgo de carácter deseado. Cuanto más practiques la autodisciplina, más fácil será mantenerla cuando surjan tentaciones o desafíos.

Una palabras más de advertencia cada vez que te enfrentes a una decisión entre ser disciplinado o no, estas poniendo a prueba tu disciplina; si eliges el camino correcto la disciplina se fortalece un poco, pero si no tomas un buena decisión tu disciplina se debilitara mucho.

Por ejemplo; digamos que eliges seguir una dieta en la que no puedes comer galleta, pasado un tiempo, si un día caes en la tentación de comer galleta, te dirás a ti mismo, me como una galleta y ya. Pero tu sabes que que va a pasar luego de comerte una ¿no? Te comerás todo el paquete de galletas.

Entonces, ¿por qué debería preocuparse por la autodisciplina? Porque es la diferencia entre alcanzar tus sueños y dejarlos escapar.

Método Silva De Ultracontrol Mental
Aprende gratis cómo acceder a los estados inexplorados de la conciencia para potenciar tu mente. ¡Disponible por tiempo limitado!
Aumenta tu intuición, resuelve tus problemas y prospera en la vida ¡Por Tiempo Limitado!
GRATIS

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes