Inteligencia Emocional. Guía Completa. Concepto, Importancia y más…


La inteligencia emocional es de vital importancia en todos los aspectos de tu vida, veras como se relaciona con el éxito, la comunicación, el desempeño laboral y mucho más.

La inteligencia emocional es la capacidad de un individuo de reconocer, comprender y manejar sus emociones y tener empatía con las emociones de otras personas.

Luego de explicar la importancia, diferencia con la inteligencia racional y la relación que tiene en cada área de tu vida, finalizamos el artículo con algunas prácticas que puedes desarrollar para mejorar tu inteligencia emocional.

Importancia de la Inteligencia Emocional.

La inteligencia emocional facilita la capacidad de resiliencia, motivación, empatía, razonamiento, manejo del estrés, comunicación y la capacidad para leer y navegar una gran cantidad de situaciones sociales y conflictos.

Es importante contar con personas que sean capaces de reconocer y manejar sus emociones sin que se sientan abrumados por ellas, que sean capaces de auto motivarse y motivar a otros.

En las empresas es importante encontrar personas con inteligencia emocional que puedan manejar equipos interdisciplinario y comunicarse con empatía con otros departamentos de trabajo o empresas.

Hoy en día, las grandes empresas y corporaciones, poseen departamentos que requieren de personas que tengan alta capacidad de inteligencia emocional, ya que los trabajos o investigaciones que se realizan hoy en día son fragmentados para poder avanzar más rápido y muchas veces se hacen en esa forma para evitar salida de información.

En otros trabajos es de suma importancia aprender a controlar los impulsos que vienen de las emociones, si bien hay personas que sus emociones los impulsan a tomar acciones de las cuales tiene poco o ningún control, una persona con una inteligencia emocional alta es capaz de autogestionarse y manejar esas emociones.

Imagina a un piloto que tiene que mantener la calma a pesar de que el tren de aterrizaje del avión está atascado o un cirujano que está a punto de perder a un paciente.

Diferencia entre la inteligencia racional y emocional.

En realidad, un alto coeficiente intelectual no es garantía de éxito. El éxito que tenemos en la vida está determinado tanto por la inteligencia emocional como por el coeficiente intelectual, aunque el intelecto funciona mejor cuando está acompañado por una alta inteligencia emocional.

Goleman (1995, 2011) sugiere que no es simplemente un caso de inteligencia racional versus inteligencia emocional, sino que ambos tienen un valor considerable. El índice de inteligencia racional nos dice el nivel de complejidad cognitiva que una persona puede alcanzar y puede, en cierta medida, predeterminar los niveles de logro académico, la inteligencia emocional nos dice qué individuos serán los mejores líderes dentro de los puestos de alta dirección, por ejemplo.

Por esa razón, no siempre el número uno en la universidad será el más exitoso después de la graduación, una persona con alto nivel de inteligencia racional puede ser una estrella en la universidad, más no destacar cuando empiezan a trabajar en una empresa.

Con un ejemplo se entenderá mejor, imagínense un genio de coeficiente intelectual de 200 %, trabajando solo en su oficina, con un letrero en la puerta que dice «NO MOLESTAR. GENIO TRABAJANDO».

Por otro lado una persona de alto coeficiente de inteligencia emocional, que habla con todo el equipo, tiene empatía, su comunicación con los otros departamentos es excelente, en resumen se la lleva bien con todos los que trabajan en la empresa desde los que limpian las oficinas hasta el presidente de la empresa.

Hemos enfocado los dos extremos de la inteligencia racional y emocional. En la vida real no es así , es como la campana de Gauss (una curva tipo U invertida), algunos están del lado derecho de la curva, más emocional que racional y otros están en el extremo izquierdo de la curva más racional que emocional.

Realmente, casi todos tenemos un porcentaje de ambos tipos de inteligencia, es interesante saber donde estamos ubicados en la curva de Gauss.

Las personas con más inteligencia emocional, suelen ser las más apropiadas para trabajar en el extranjero, por su capacidad de adaptación y tolerancia frente a los problemas que se van a presentar.

Para los diplomáticos de carrera, es fundamental tener un autocontrol y dominio de sí mismo para enfrentar diferentes situaciones, donde es muy fácil que se active el córtex prefrontal derecho.

Cinco categorías de inteligencia emocional.

Conciencia de sí mismo.

La capacidad de reconocer y comprender las propias emociones y su impacto en los demás. Ser consciente de tus emociones, qué eventos hacen que se disparen, aprender a identificar los aspectos emocionales y de comportamiento de tu composición psicológica que luego puedes orientar hacia el cambio.

Autorregulación.

La capacidad de manejar las emociones negativas o perturbadoras, y de adaptarse a los cambios en las circunstancias. Aquellos que son expertos en la autorregulación sobresalen en la gestión de conflictos, se adaptan bien al cambio y tienen más probabilidades de asumir responsabilidades.

La zona del cerebro que se activa por un evento de angustia, ira, miedo, amenaza es la amígdala cerebral, que puede tomar el control de todo el cerebro y el cuerpo. Una persona con una alta inteligencia emocional es capaz de evitar que la amígdala cerebral tome el control.

Motivación.

La capacidad de auto-motivarse, con un enfoque en lograr la auto-gratificación interna en lugar de la recompensa externa. Las personas que pueden motivarse de esta manera tienen una tendencia a estar más comprometidos y enfocados en sus metas.

Empatía.

La capacidad de reconocer y comprender cómo se sienten los demás y considerar esos sentimientos antes de responder en situaciones sociales. La empatía también permite que una persona comprenda las dinámicas que influyen en las relaciones, tanto personales como en el lugar de trabajo.

Habilidades sociales.

La capacidad de controlar las emociones de los demás a través de la comprensión emocional y el uso de esto para establecer una buena relación y conectar con las personas a través de habilidades como la escucha activa, la comunicación verbal y no verbal.

Tipos de estilos emocionales y empatía.

Niveles de inteligencia emocional.

Primer tipo.

Son las personas con amígdalas cerebrales explosivas, son los que se alteran con facilidad, se frustran o se enfadan.

Segundo tipo.

Presenta una cierta velocidad de recuperación tras un momento de angustia , ira, preocupación.

Tercer tipo.

Evalúa la profundidad de los sentimientos. generalmente se muestran imperturbables, frente a situaciones de estrés.

Empatía.

Una de las características más resaltantes de una persona con un alto nivel de inteligencia emocional, es la capacidad de percibir, compartir y comprender lo que otros puedan sentir. Preocupándose por experiencias ajenas.

Tipos de Empatía.

Cognitiva.

Sé cómo ves las cosas, puedo adoptar tu perspectiva.

Emocional.

Es la base de la compenetración y de la química entre personas.

Preocupación empática.

Noto que necesitas ayuda y estoy dispuesto a dártela espontáneamente.

«Aprendí que la gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo los hiciste sentir».

Maya Angelou .

Inteligencia emocional y resiliencia.

La inteligencia emocional es, sin duda, una herramienta valiosa para utilizar frente a la adversidad; tiene el potencial de mejorar no solo las habilidades de liderazgo y la eficacia del trabajo en equipo, sino también la capacidad de recuperación personal.

El impacto de la IE en la resiliencia, es decir, en la capacidad de una persona para enfrentar las condiciones estresantes, las investigaciones sugieren que aquellos que muestran niveles más altos de inteligencia emocional tienen menos probabilidades de sucumbir a los impactos negativos de los factores estresantes.

En el contexto de un rol de liderazgo, se podría esperar que una mayor responsabilidad coincida con los factores estresantes potenciales elevados, destacando la importancia de una IE sólida para quienes ocupan puestos de liderazgo o gerencia.

Una investigación sobre la relación entre la inteligencia emocional y el proceso de estrés encontró que los participantes que mostraron niveles más altos de IE tenían menos probabilidades de verse afectados negativamente por la presencia de factores estresantes.

Inteligencia emocional y desempeño en el trabajo.

La nuevas investigaciones de la IE sugiere que el vínculo entre la inteligencia emocional y el desempeño laboral no solo existe, sino que tiene valor en innumerables áreas.

El lugar de trabajo representa una comunidad social distinta, separada de nuestras vidas personales, en la que existe una apreciación cada vez mayor de que una IE más alta permite que una persona se comprenda mejor a sí misma y a otras personas, se comunique de manera más eficaz y se enfrente a situaciones difíciles.

El uso y desarrollo de la inteligencia emocional en el lugar de trabajo puede mejorar significativamente las capacidades personales y sociales de las personas dentro de ese lugar de trabajo.

La IE se trata de manejar las emociones para mejorar el desempeño en el trabajo y, a su vez, ayudar a las personas a mantener la calma y pensar lógicamente para establecer buenas relaciones y alcanzar metas.

Inteligencia emocional y motivación.

La inteligencia emocional es importante para la motivación y la motivación para el éxito. Ya sea en relación con el trabajo, los objetivos personales o la salud, el individuo emocionalmente inteligente comprende el significado más profundo de sus aspiraciones y las habilidades de auto-motivación necesarias para alcanzarlas.

Goleman (1995) identificó cuatro elementos que conforman la motivación:

  • El impulso personal para mejorar.
  • El compromiso con los objetivos que nos fijamos.
  • La disposición para actuar sobre las oportunidades que se nos presentan.
  • La capacidad de recuperación.

Un individuo emocionalmente inteligente no solo posee las habilidades para la auto-motivación sino también las habilidades requeridas para motivar a otros, un talento útil para tener especialmente en puestos de dirección.

Inteligencia emocional en la toma de decisiones.

La inteligencia emocional afecta la forma en que tomamos decisiones. Tener una comprensión auténtica de las emociones que sientes y por qué las sientes puede tener un gran impacto en la capacidades de toma de decisiones, si no puedes mirar las emociones de manera objetiva, ¿cómo puedes evitar tomar decisiones equivocadas basadas en ellas?

La inteligencia emocional superior es un elemento importante en la prevención de la toma de decisiones basada en sesgos emocionales, mientras que una IE más baja puede crear ansiedad y conducir a decisiones deficientes.

No se trata de eliminar las emociones por completo del proceso de toma de decisiones, sino de reconocer las emociones que no están relacionadas con el problema y no permitir que influyan en el resultado final.

Las emociones negativas pueden impedir la resolución de problemas y la toma de decisiones tanto en el lugar de trabajo como en las circunstancias personales. La capacidad de reconocer emociones que son superfluas para tomar una decisión racional y tener la capacidad de ignorar efectivamente dichas emociones, negando su impacto en el resultado final, tiene beneficios obvios para los procesos de toma de decisiones.

Inteligencia emocional y el éxito.

Independientemente de cual sea tu definición de éxito, la inteligencia emocional puede jugar un papel vital para lograrlo. No siempre las personas más inteligentes logran el mayor éxito. IQ solo no es suficiente para sobresalir en la vida. Puedes ser la persona más inteligente en la sala, pero si no tiene IE, no tienes las habilidades para calmar los pensamientos negativos o la fortaleza mental para manejar el estrés. Goleman (1995) describió la IE como poderosa y, a veces, más poderosa que la inteligencia racional para predecir el éxito en la vida.

Inteligencia emocional y la felicidad.

Si bien es cierto que la felicidad significa cosas claramente diferentes para diferentes personas, lo que está claro es que la inteligencia emocional realmente importa para la felicidad, independientemente de su interpretación.

La inteligencia emocional te permite regular tus emociones y a recuperarte más rápido de eventos estresantes. Al desarrollar las habilidades para la IE, se puede reducir el estrés, lo que, en consecuencia, tiene un impacto positivo en el bienestar y la felicidad. Además de su valor motivacional, la felicidad supervisa el bienestar inmediato de una persona e inyecta un estado de ánimo positivo en la forma en que las personas se enfrentan a las demandas, los desafíos y las presiones diarias.

Inteligencia emocional en la comunicación.

La capacidad para ser conscientes y comprender nuestras propias emociones puede ayudarnos a ser conscientes y comprender los sentimientos de los demás.

Esta sensibilidad, o falta de ella, afecta nuestras capacidades de comunicación tanto en la vida personal como laboral. Si consideramos la comunicación en el lugar de trabajo, y más específicamente, la resolución de conflictos en el lugar de trabajo, es más probable que las personas con mayor inteligencia emocional aborden la resolución de conflictos de manera colaborativa, trabajando junto con otros para alcanzar un resultado mutuamente aceptable.

Las relaciones en el lugar de trabajo se ven afectadas por la forma en que gestionamos nuestras propias emociones y nuestra comprensión de las emociones de quienes nos rodean.

La inteligencia emocional en tu cerebro.

En recientes investigaciones, realizadas con equipos modernos en las neuro imágenes captadas, se ve una actividad marcada en el córtex prefrontal derecho y la amígdala cerebral derecha (responsable de las emociones), esta manda una señal al hipotálamo, a la hipófisis (o glándula pituitaria), al sistema nervioso central, luego pasa al sistema nervioso simpático, enviando una señal a las glándulas suprarrenales, está a su vez envía una dosis de la hormona cortisol y adrenalina a la sangre, preparando el cuerpo para la acción de lucha, huida o paralización.

Cómo ves el cuerpo está preparado para la acción, en este momento las actividades normales del cuerpo se paralizan, tales como las funciones del sistema nervioso parasimpático.

Todo esto ocurre de manera natural y se activa por eventos externos, por ejemplo en el clima laboral hay varios detonantes:

  • Ser objeto de falta de respeto.
  • Recibir un trato injusto.
  • No sentirnos valorados.
  • Tener la impresión que no nos escuchan.
  • Vernos sometidos a calendarios poco realistas.

En el clima económico con gran incertidumbre, el miedo se apodera de nuestra mente, generando pensamientos negativos, como el de quedar sin trabajo y peligre la seguridad de la familia y todos los problemas que conlleva una crisis económica.

El clima de inseguridad de la ciudad, atracos, estafas, maltratos verbales, contaminación ambiental.

Clima familiar, también podríamos tener un ambiente de tensión que no nos favorece.

Amistades y vecinos tóxicos,

En la vida moderna, la mayoría de los peligros son simbólicos, ya que no hay una amenaza de vida o muerte inmediata. En la mayoría de los casos son noticias exageradas en la radio, TV, periódicos o rumores mal intencionados que corren a través de las redes sociales.

Todos los escenarios planteados forman parte del día a día, con lo que tienes que lidiar, de allí la necesidad de la inteligencia emocional.

Es posible recurrir a técnicas de relajación, mindfulness o conciencia plena o cualquier técnica que nos de un estado de tranquilidad y equilibrio, para aprender a controlar nuestras emociones.

¿Qué le pasa a nuestro cerebro si entramos en un estado de tranquilidad?.

En un estado de tranquilidad el cerebro tiene activa la córtex prefrontal izquierda, el sistema nervioso vegetativo, a su vez activa el sistema nervioso parasimpático, la cual hace funciones de mantenimiento a nuestro organismo, envía señales a la glándula suprarrenal, que a su vez dosifica la hormona dehidroepiandrosterona (DHEA). creando en nuestro organismo, los siguientes beneficios.

  • Reduce los cuadros de ansiedad y depresión.
  • Mejora la memoria.
  • Protege el corazón.
  • Genera sensación de bienestar,energía y vitalidad.
  • Reduce el colesterol.
  • Favorece el crecimiento de la masa muscular y ósea.
  • Reduce los cuadros de ansiedad y depresión.
  • Mejora la memoria.
  • Protege el corazón.
  • Genera sensación de bienestar,energía y vitalidad.
  • Reduce el colesterol.
  • Favorece el crecimiento de la masa muscular y ósea.

A la hormona dehidroepiandrosterona (DHEA) se le ha llamado la hormona de la eterna juventud, por los beneficios que trae al organismo. Como ven esta hormona la tenemos en nuestro organismo, lo que hay que hacer es activarla y lo logramos en un estado mental de tranquilidad y relajación.

Desarrolla la inteligencia emocional.

Para desarrollar la inteligencia emocional, hay que comenzar por controlar nuestra mente, que nos es un tema fácil, ya que diariamente tenemos un promedio de 60.000 pensamientos cada día, que se mueven entre el pasado, presente y futuro de nuestra vida. Si logramos controlar esos pensamientos que se nos vienen a nuestra mente, podríamos desarrollarnos hacia fuera es decir hacia nuestro prójimo.

Para evitar que se active el córtex prefrontal derecho, empezamos por filtrar la información que llega a nosotros, este filtro está en el lóbulo frontal de nuestro cerebro, hay residen todos los pensamientos antes de pasar a nuestro subconsciente. Parte de la información que hay que filtrar son las noticias de la radio, televisión, prensa (periódicos) y redes sociales.

Lo otro es el entorno familiar y ambiente laboral, aquí la estrategia es diferente tenemos que lidiar diariamente con ellos, así que hay que emplear el amor, tolerancia, gratitud, respeto, humildad, la bondad.

Quedan las amistades y vecinos. Hay que clasificarlos para poder definir una estrategia. Las amistades tóxicas, hablamos de tóxica aquellas personas que siempre están quejándose, criticando, hablado mal de otras personas (generalmente si hablan mal de otros, también hablan mal de ti), recomendación alejate de esas personas, porque añaden pensamientos negativos a tu mente.

Limpiar tu mente de pensamientos negativos, toma varios meses, una vez que has logrado que tus pensamientos sean positivos en su gran mayoría, puedes proyectarte hacia fuera, es decir »incrementar tu inteligencia emocional», teniendo más empatía con tu familiares, tus vecinos, amistades no-tóxica y tus compañeros de trabajo, incluyendo tu jefe, ayudando en lo que puedes, comprometidos en colaborar en lo que mejor te desempeñas.

Práctica responde en vez de reaccionar.

Reaccionar es un proceso inconsciente en el que nos comportamos de una manera inconsciente que expresa o alivia una emoción.

Responder es un proceso consciente que implica prestar atención a tus sentimientos y decidir cómo comportarse.

Cuando está más consciente de lo que desencadenantes tus emociones, siempre puede pensar en la forma de comportarte de antemano.

Por ejemplo, si sabes que te enojas fácilmente y te enojas con tus compañeros cuando te siente muy estresado en el trabajo, tome nota de eso y piense en lo que puede hacer la próxima vez que experimente el mismo desencadenante.

Tal vez pueda intentar decirles a tus colegas que necesita algunos momentos de silencio porque te siente estresado en este momento, o tal vez pueda pasar unos minutos solo para calmarte primero.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Recent Content