Importancia de la Fuerza de Voluntad Para el Éxito. Con Historias.


Hay tres cosas que necesitas para tener éxito en al vida, conocimiento, humildad y fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad es tu capacidad para hacer lo que necesitas hacer, excluyendo todo lo demás. Demorar la gratificación, resistir las tentaciones a corto plazo para alcanzar los objetivos a largo plazo. Anular pensamientos, sentimientos e impulsos no deseados.

Si sabes que lo mejor para ti es hacer cierta acción, tu fuerza de voluntad va a determinar que tomes las mejores decisiones y actúes en esa dirección, a pesar de tus deseos.

Importancia de la fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad es un factor crítico para alcanzar el éxito, hacer lo que necesitas hacer a pesar de tus animos. Si consigues aumentar tu fuerza de voluntad tus resultados mejorarán.

Gracias a la fuerza de voluntad conseguirás pasar del conocimiento a la acción.

Si sabes lo que tienes que hacer para mejorar cualquier área de tu vida y no ves mejoras, probablemente el problema es falta de fuerza de voluntad.

Hay una delgada línea entre el éxito y el fracaso. Y esta línea es atribuible a una fuerte determinación.

Justo cuando estás a punto de tener éxito, es muy fácil sucumbir a la tentación y dejar la meta sin cumplir. La falta o la presencia de la fuerza de voluntad determina si fallas o cumples los objetivos y logras el éxito.

Necesitas usar la fuerza de voluntad para superar los impulsos negativos tales como la pereza y la inacción.

Según Mahatma Gandhi,» la fuerza no proviene de la capacidad física; Viene de la voluntad indomable «.

Las personas tienden a debilitarse por falta de fuerza de voluntad y comienzan a perder confianza en sí mismas.

¿Cómo aumentar tu fuerza de voluntad?

Una de las formas de aumentar tu fuerza de voluntad en vez de usar la lógica es usar las emociones.

Hay dos emociones principales a tener en cuenta dolor y placer.

El objetivo es conseguir que tu situación actual sea lo más incómoda y dolorosa posible, si tienes sobrepeso imagina que pasaría si pasas los próximos cinco o diez años en la misma situación, puedes sufrir de enfermedades como diabetes, problemas cardiovasculares.

Esta informacion se registra en tu cerebro, creando la necesidad de tomar acción para cambiar tu situación actual.

Y por otro lado el placer y todas las cosas buenas que conseguirías, llegando a tu peso ideal. Necesitas de ambas emociones para moverte hacia tu objetivo.

Porque si tienes sobrepeso y te sientes cómodo donde estas, no hay nada que te mueva a cambiar y la lógica sobre todas las implicaciones que tiene para la salud no va a ayudarte a hacer lo que tienes que hacer.

En cambio emociones intensas sobre la posibilidad de no estar presente en unos años y todas las emociones que quieras enlazar con tu situación actual, ese dolor es la fuerza para empezar a entrenar y comer sano.

Y otro punto importante es tener recompensas en el camino.

Recompensar comportamientos positivos literalmente reprograma tu mente para seguir haciéndolo.

Es como cuando entrenas a un perro a hacer sus necesidades en un periódico. Si hace fuera del periódico recibe un regaño y una paliza depende del dueño (dolor). Por el contrario si hace en el periódico recibe un galleta (placer)

Relación entre fuerza de voluntad y inteligencia.

Hicieron un estudio, en el que seleccionaron a un grupo de niños con un IQ alto y predijeron que serían personas de éxito. Y seleccionaron a otro grupo de niños con IQ bajo y pensaban que tendrían resultados pobres en la vida.

El grupo con alto IQ resultaron en parte personas exitosas con cargos importantes, pero no todos. Había un niño que se convirtió en conserje, otro en repartidor de periódico y otros con trabajos donde no usaban su potencial.

Por otro lado, los niños con IQ bajo hubieron algunos que tuvieron resultados increíbles incluyendo un premio nobel en física.

Los resultados sorprendieron al investigador y descubrió que la diferencia de los niños con bajo IQ que consiguieron grandes resultados era su nivel de fuerza de voluntad.

Puedes tener un IQ muy alto pero si no tienes fuerza de voluntad puedes tener resultados por debajo de personas con IQ menor.

La conclusión es la fuerza de voluntad y el éxito son correlativos. A mayor fuerza de voluntad más éxito y viceversa.

Relación entre condiciones físicas y fuerza de voluntad.

Tus condiciones físicas van a determinar que tan fuerte o débil sea tu fuerza de voluntad.

La fuerza de voluntad es como un músculo, hay que ejercitarlo. Y el hecho de mantenerte en forma, hacer ejercicio y comer sano mantiene tus niveles de fuerza de voluntad alto y en forma.

Cuando dejas de tener la fuerza de voluntad para hacer ejercicio y comer sano, comienza a aumentar tu grasa corporal y disminuye tu fuerza de voluntad, este proceso va creciendo al punto de que se hace muy difícil conseguir la fuerza necesaria para volver a estar en forma.

Por el contrario si tienes exceso de grasa y te esfuerza en entrenar, comienzas a mejorar tu figura, te sientes mejor, lo que hace que tu fuerza de voluntad aumenta al punto de que consigues estar en forma.

Esto se ve reflejado en otras áreas de la vida. Una de la mejores maneras de empezar a mejorar tu fuerza de voluntad es tener una rutina de entrenamiento.

Lógica vs fuerza de voluntad.

La lógica y la fuerza de voluntad no se relacionan, básicamente no puedes tratar de conseguir mayor fuerza de voluntad usando la lógica.

Si piensas lógicamente no harías muchas de las cosas que haces, comer azúcar blanca es veneno para tu cuerpo, sabes que no te aporta nada bueno y solo daña tu cuerpo.

Si con la lógica fuera suficiente, eliminarias el azúcar blanca.

Sabes que comiendo sano, haciendo ejercicios cardiovasculares una hora diaria y ejercitando tu masa muscular puedes tener una mejor calidad de vida, una vez más no es suficiente la lógica.

Lógicamente muchas de las cosas que hacemos no tienen lógica. Lo hacemos desde el punto de vista emocional.

Por lo tanto la fuerza de voluntad no se puede aumentar con la lógica, hay que aumentarla a través de las emociones.

Fuerza de voluntad y conocimiento.

El siguiente escenario es una persona con altos niveles de voluntad pero con bajo conocimiento.

Una persona que dice estoy haciendo todo lo necesario por mejorar, me despierto todos los días a las 5 de la mañana, estoy leyendo un libro semanal y no veo mejoras.

En este caso puede que la voluntad sea alta, pero que el conocimiento sea bajo, posiblemente los libros que está leyendo no sean los adecuados para causar un impacto en mejorar su vida.

Arnold Schwarzenegger tenía un punto débil, sus pantorrillas no eran lo suficientemente grandes, genéticamente tenía unas pantorrillas pequeñas, Arnold tenía unos altos niveles de fuerza de voluntad.

Solía entrenar seis horas diarias y dedicaba grandes horas a hacer crecer su punto débil pero por más que hacia no lo conseguí.

Finalmente Arnold fue a entrenar con un fisiculturista en Sudáfrica, quien le explicó que tenía que duplicar, incluso triplicar el peso que usaba para entrenar sus pantorrillas. Arnold escucho y tomo acción, con este nuevo conocimiento consiguió que sus pantorrillas crecieran como nunca antes.

En este ejemplo puedes ver como la fuerza de voluntad sin el conocimiento puede no darte los resultados que esperas, de la mismas forma que conocimiento sin fuerza de voluntad no sirve de nada.

Necesitas de ambos para conseguir el éxito.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content