Humildad no es ser Pobre ni Sencillo. ¿Se puede ser Rico y Humilde?


La humildad puede ser entendida de diferentes maneras, en este caso explicamos cómo la humildad se relaciona con riqueza y no con pobreza o sencillez.

La palabra humildad es asociada con ser pobre y aunque bién es cierto que parte de sus significado representa una condición inferior en el ámbito social, también representa un virtud que ENRIQUECE la personalidad aceptando nuestras habilidades y defectos.

Existe una idea equivocada y generalizada, de que ser humilde es ser pobre, con este artículo la idea es resaltar la humildad como una virtud indispensable para el conocimiento que te llevará a la riqueza.

Y cambiar un poco la percepción que se tiene sobre lo que significa ser humilde en comparación con ser pobre o sencillo.

Ser humilde NO es ser pobre.

Generalmente escuchamos la expresión: es una persona muy humilde, por el hecho de que le faltan recursos y no consideran la idea de que alguién rico puede ser humilde.

Todo lo contrario cuando ven a alguién rico, lo miran como una persona que no posee humildad, por el hecho de conducir un Ferrari no te hace menos humilde.

La humildad explicada como una virtud, es algo interno, no asociado a la abundancia o falta de riqueza material.

El dinero no entra en esta ecuación, por sí solo el dinero no hace que alguién sea más o menos humilde, es un magnificador que en manos de alguién magnifica su personalidad.

Si la persona es arrogante siendo pobre, si pasa a ser rico su arrogancia se magnifica y empieza a ser notado por la gente como alguién arrogante.

Si la persona es humilde siendo pobre y se convierte en millonario, seguirá siendo humilde a pesar de su ganancia financiera.

La humildad y la sencillez.

Ambas son intrínsecas, lo que significa que es algo propio por sí mismo y no dependen de la circunstancias.

Ser humilde no significa ser sencillo, desde el punto de vista material, una persona humilde puede vivir en una gran casa, conducir un buen coche y disfrutar de unas buenas vacaciones.

De la misma forma como ser sencillo es algo interno propio de la personalidad, puedes poseer una gran fortuna y vivir de forma sencilla, a pesar de poseer los recursos para vivir por todo lo alto, como es el caso de Sam Walton.

La humildad te puede traer grandes riquezas.

El hombre más rico del mundo y el mejor jugador de baloncesto de la historia poseen riqueza material pero también grandes niveles de humildad.

Cuando estudiamos la historia de estos personajes vemos que la humildad es sinónimo de grandeza y puede traer a su vez grandes beneficios económicos.

Sam Walton el hombre más rico del mundo, aunque no se ve reflejado en la lista Forbes ya que su riqueza fue dividida al morir, sin embargo si siguiera vivo estaría de número uno en la lista FORBES.

Un hombre tan rico y tan humilde, para muchos puede sonar contradictorio, a pesar de que la vida de Sam es un ejemplo de lo que es posible para aquellos que se mantienen humilde.

El señor Walton quién acumulaba la riqueza más grande del mundo, conducía un Ford 150 que compró nueva en 1979 y uso hasta morir en 1992.

A pesar de que podía comprar cualquier coche del mercado, no era el hecho de conducir un Ford 150 o un Lamborghini, lo que lo hacía humilde.

Cuando hablamos de humildad en estos casos, representa la virtud de que a pesar de ser el hombre más rico del mundo, no se consideraba a sí mismo como el mejor, más bién creía que otros sabían cosas que él aún no sabía y que estaba dispuesto a aprender.

La humildad es la llave del aprendizaje

Una persona humilde ante el conocimiento, es aquella que a pesar de haber acumulado grandes cantidades de conocimiento y resultados, siguen siendo un aprendiz.

En 1980 un empresario Brasileño, envió cartas a diez empresas del sector de venta al detal, solicitando una visita a ver como funcionaba el sector minorista.

La mayoría no se molestaron en responder y los que lo hicieron respondieron con un cortés «No, gracias». Todo exceptó Sam Walton.

Cuando el empresario de Brasil llegó en su avión con sus colegas a la base de operaciones de Walmart en Bentonville, Arkanzas, fueron recibidos por un hombre de pelo blanco quien les preguntó si podía ayudarlos.

«Estamos buscando a Sam Walton» dijeron, a lo que el hombre respondió: «Ese soy yo» y los llevó a su camioneta para llevarlos al centro de operaciones.

En la reunión fue Sam quien empezó a hacer preguntas, al terminar los empresarios que habían venido, se dieron cuenta que fué el que hizó las preguntas y consiguió mayor información de como trabajaban en Brasil, de lo que ellos habían conseguido preguntar.

A pesar de que está en la cima de su industria, tiene la humildad de seguir aprendiendo. Increíble, y una gran parte de porque tiene una gran riqueza.

Era lo suficientemente humilde para actuar pobre de conocimiento y darse cuenta que otras personas podrían tener algún conocimiento o idea que podía tomar.

Si te interesa leer la historia de Sam Walton, te recomiendo el libro de «Made in America» escrito por el mismo Sam Walton, por un pequeño precio puedes conseguir un gran conocimiento.

Ser humilde y ser el mejor.

Ser humilde es una virtud para seguir aprendiendo sin importar en qué nivel estés en la vida, aunque seas el mejor del mundo.

Michael Jordan el mejor jugador de todos los tiempos era también uno de los jugadores más humildes, sin embargo Jordan no tiene una vida frugal y sencilla como la de Walton, pero se mantiene humilde para poder seguir aprendiendo.

A pesar de que podía decir en un momento dado frente a un rival «Soy el mejor del mundo y voy a ganar» esto no lo hacía menos humilde.

Jordan a pesar de todos sus logros y conocimiento en el baloncesto, cuando alguien le daba un consejo o una instrucción, lo probaba.

Incluso cuando no estaba de acuerdo con lo que le decía un entrenador igual lo hacía porque sabía que podían saber algo que él no sabía.

Esa es la clase de humildad que debes tener para ser exitoso, estar dispuesto a aprender de todos y no creer que lo sabes todo.

Humildad uno de los principios del éxito

La humildad es uno de los principios fundamentales del éxito, la próxima vez que pienses en humildad, recuerda ser humilde no es ser pobre, ser humilde no es ser sencillo, ser humilde es el camino al conocimiento y a la riqueza.

En los 67 pasos del éxito, uno de los pasos fundamentales es entender este concepto, si quieres conseguir una gran riqueza pero tienes la percepción de que si te vuelves rico perderás el hecho de ser humilde, estás creando una barrera para conseguir lo que quieres.

Puedes volverte rico y ser una persona humilde y buena. Si sientes que estos conceptos chocan con tu forma de ver la vida, significa que existen creencias dentro de ti que te impiden avanzar hacia una vida abundante.

Si quieres avanzar hacia la prosperidad y la abundancia el primer paso es cambiar las creencias que tienes y con este artículo quiero dejarte con el eslogan: la humildad pueda traerte grandes riquezas.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content