Diferencias Entre Experiencia Y Habilidad ¿Cuál es más importante?


Existen diferencias entre tener habilidades y tener experiencias; puedes tener la habilidad de hacer algo, pero eso no quiere decir que tengas experiencia haciéndolo. A pesar de que sus conceptos se entrelazan, existen diferencias entre ambas.

La experiencia es cuando aplicas tus conocimientos y habilidades a una situación o contexto específico, mientras que tu habilidad es tu capacidad para desempeñar de manera correcta y con facilidad una tarea o actividad determinada.

A continuación verás algunas diferencias entre habilidad y experiencia, también responderemos a la pregunta de ¿Cuál de las dos es más importante? y ¿Cuál es más valorada en el mundo laboral?, para finalmente cerrar con unas reflexiones sobre estas dos.

6 diferencias entre habilidades y experiencia

ExperienciaHabilidad
La experiencia se consigue a través de las vivencias.Las habilidades se consiguen a través de la práctica.
La experiencia se suele obtener en el mundo real.Las habilidades se pueden conseguir en un salón de clase.
La experiencia no es innata, se gana con el tiempo y a través de las vivencias.Algunas habilidades son innatas, se nace con facilidad para hacer algo.
Obtener experiencias puede involucrar riesgos y enfrentarse a situaciones difíciles.Obtener habilidades se puede hacer en un entorno protegido.
Las experiencias se pueden contar, pero son más difíciles de enseñar, aunque es posible extraer lecciones, la experiencia hay que ganársela.Las habilidades se pueden enseñar y emular a través del aprendizaje y la práctica.
Las experiencias se ganan a través de los años y se van acumulando a mayor vivencias, mayor la experiencia.Las habilidades se ganan a través de la repetición y es posible desarrollarlas a una velocidad acelerada a través de la práctica continua y constante.

En pocas palabras, las habilidades se refiere a las capacidades y competencias de una persona para llevar a cabo una actividad o tarea, pero tener habilidades no significa tener experiencia, una persona puede ser muy capaz de hacer algo, pero quizás no ha realizado esa actividad en la vida real.

Te pongo un ejemplo: un piloto de avión dedica muchas horas a desarrollar su habilidad en un entorno protegido. A través de la simulación obtiene las habilidades necesarias para pilotar un avión, llegando a un punto en el que tiene la capacidad y competencia para volar, pero aún no tiene la experiencia.

Con el tiempo, a medida que haga más horas de vuelo irá consiguiendo experiencia, es posible que se enfrente a algunos desafíos que pongan a prueba sus habilidades adquiridas y esos desafíos le darán la experiencia que solo se obtiene cuando te ponen a prueba.

¿Cuál es más importante la habilidad o la experiencia?

Podemos decir que ambos son importantes y todo depende de la perspectiva desde que la miras. Si pensamos en un doctor todos preferimos operarnos con un doctor que tiene muchos años de experiencia en vez de ponernos en manos del recién graduado, en este caso valoramos más la experiencia.

Sin embargo, para que ese doctor adquiera la experiencia era importante primero adquirir las habilidades, no queremos tampoco personas tratando adquirir experiencia en medicina sin antes haber adquirido un mínimo de habilidades básicas.

Otro ejemplo sería querer conducir un auto de fórmula 1, si no tienes las habilidades necesarias para conducir un auto de alta velocidad puede ser sumamente riesgoso tratar de conseguir la experiencia sin antes tener un mínimo de habilidades, es importante pasar por un entrenamiento previo antes de salir al mundo real.

Por lo tanto, las habilidades son importantes y en algunos casos es un requisito previo a la experiencia.

En estos días escuché a una persona decir ¿Qué prefieres un hombre que ha leído mil libros de negocios, pero no ha hecho ninguno, o un hombre que ha hecho mil negocios, pero no ha leído ningún libro?

Y la respuesta en este caso sería un hombre que ha hecho mil negocios, los negocios se aprenden en la vida real y tiene más valor que leerse libros de textos, pero seguramente ese hombre que ha hecho mil negocios si leyera pudiera perfeccionar aún más sus habilidades.

La experiencia y las habilidades en el mundo laboral

Cuántos recién graduados conoces que se quejan de que la mayoría de las ofertas de trabajo solicitan «experiencia», el mundo valora más la experiencia que las habilidades, por eso es que las solicitudes de trabajo se enfocan en la experiencia.

En este caso puedes ser una persona que estudió cinco años de universidad y además de eso tienes tres mástereres, pero si no tienes experiencia, serás tratado como un recién graduado, como cualquier otro que esté empezando por muchas habilidades que tengas.

Si colocas alguien con muchos estudios frente a alguien que no estudio, pero tiene diez años de experiencia, la persona con experiencia, tiene ventaja. Porque cuando se trata de un trabajo, si alguien tiene experiencia puedes, por un lado, saltarte la parte de entrenarlo y por otro sabrá resolver problemas con base en su experiencia.

Alguien sin experiencia hay que entrenarlo, puede que tengan muchas habilidades, pero hay que enseñarlo a hacer ese trabajo.

Cuando preguntan qué experiencia tienes en un trabajo en específico, empieza por hablar donde has trabajado, a fin de demostrar tu familiaridad con el trabajo en un entorno similar al que solicitan.

Si tienes poca o ninguna experiencia en el campo solicitado, puedes incluir una experiencia de pasantía que hayas completado. El trabajo realizado como voluntario, también cuenta como experiencia.

Si preguntan sobre las habilidades, se está hablando de todo lo que puedes hacer que te permita sobresalir y completar los deberes del trabajo en un entorno profesional.

Es interesante resaltar en este punto que hay diferentes tipos de habilidades, las cuales se les ha clasificado en: habilidades duras y habilidades blandas.

Ambas habilidades son importantes, por lo general recursos humanos contrata a las personas por sus habilidades duras y las despiden por la falta de habilidades blandas.

Las habilidades duras se basan en cosas que sabes hacer, también conocidas como habilidades tangibles, porque son fáciles de medir. Por ejemplo, tocar un instrumento, dominar un idioma, saber decorar, manejar el diseño gráfico, entre otras.

Las habilidades blandas, conocidas como intangibles, son difíciles de medir y se relacionan con la manera en la que trabajas. Por ejemplo, tener empatía, ser responsable, saber trabajar en equipo, saber escuchar, tener tolerancia, ser puntual.

Como puedes ver, las habilidades abarcan muchas cosas, pero la experiencia tiene el mayor peso.

Reflexiones sobre habilidades y experiencias

En conclusión, las habilidades y experiencias son diferentes, pero están íntimamente ligadas, ambas suman a tus competencias personales y profesionales. Puedes ser una persona con muchas habilidades y poca experiencia o una persona con mucha experiencia y habilidades.

Es difícil encontrar una persona con experiencia que no haya desarrollado un grupo de habilidades en el camino para poder superar los desafíos. Sin embargo, las habilidades siempre se pueden mejorar y siempre hay algo nuevo que aprender.

Pero la sociedad en general valora más la experiencia, así que si quieres aportar valor, asegúrate de salir al mundo real y poner a prueba tus habilidades para que vayas adquiriendo la experiencia necesaria.

Mientras más años pases probando tus habilidades en el campo laboral, más experiencia tendrás y más situaciones difíciles sabrás solucionar. Hay una parte en toda actividad que solo se puede aprender a través de la experiencia y ninguna cantidad de cursos, lectura, estudios o conferencia que asistas te puede dar.

La experiencia puede ser un gran tesoro que solo consiguen las personas que pasan a la acción y puedes necesitar muchos años para acumular la experiencia suficiente para ser considerado un experto en algo.

Alguien que desarrolle sus habilidades en un salón de clase, muy difícilmente llegará al estatus de experto porque no ha puesto a prueba su conocimiento y habilidades, tienes que ponerte a prueba y pasar los exámenes de la vida y allí es donde encontrarás el verdadero valor.

Ricardo

Hola! Mi nombre es Ricardo y soy autor del blog Expande Tu Mente. Me gusta escribir y compartir ideas que pueden tener un impacto positivo en la vida de las personas.

Artículos Recientes