Diferencia Entre Autoempleado y Empresario.


Existen múltiples diferencias entre autoempleado y empresario, también existen múltiples razones para desear emprender un camino u otro, sin embargo entender la diferencia puede ayudarte a discernir cuál es la mejor opción para ti.

A grandes rasgos, el autoempleado crea un puesto de trabajo para el mismo, el empresario crea puestos de trabajo para los demás. Siendo esta la principal diferencia, también hay diferencia en cuanto al uso del tiempo, el uso de los beneficios generados por el negocio y las funciones que cumple cada uno.

Muchas veces las personas vislumbran un futuro como hombres y mujeres de negocios y se embarcan con ese objetivo en mente, sin embargo terminan siendo autoempleados, que está muy lejos de la realidad del empresario.

Las tres principales diferencias entre autoempleado y empresario:

  • Uso del tiempo.
  • Uso del dinero.
  • Funciones que realiza.

Factor tiempo.

Al igual que un empleado, el auto empleado cambia su tiempo por dinero, con la ventaja de que trabaja por su cuenta y puede cobrar un poco más por hora, sin embargo su fórmula para conseguir ingresos es la misma, tiempo igual a dinero. Mientras más horas trabaja más dinero consigue.

El empresario al crear puestos de trabajo compra el tiempo de otros, cambia su dinero por el tiempo de terceros, de esta manera todas las actividades que hay que realizar le paga a alguien más para que lo haga y él se dedica exclusivamente a actividades de alto valor o que aporten los máximos beneficios.

El auto empleado al hacerlo todo él puede desviarse a hacer actividades que generan muy poco valor, por ejemplo ordenar y archivar documentos. ¿Por qué debería dedicar tiempo a ordenar a archivar si lo puede usar para otra actividad que genere más beneficios?.

Es muy común encontrar auto empleados que no consiguen maximizar su tiempo por no contratar personal, sin darse cuenta que están perdiendo dinero.

Tomemos el ejemplo de un escritor, que gana $30 la hora por escribir, puede dedicar 8 horas a escribir que equivale a $240 el día y pagarle $40 euros por cuatro horas de trabajo a alguien que se dedique a ordenar y archivar documentos lo que lo dejaría a final del día con $200.

O el mismo escritor puede dedicar cuatro horas a escribir con lo que consigue un ingreso de $120 y las otras cuatro horas dedicarse a ordenar y archivar documentos.

Por otro lado está el empresario, que se encuentra en el mismo negocio escribir, sin embargo busca la actividad que más valor aporte, en este caso encontrar los temas o nichos de mercado sobre los que escribir. Y todo lo demás paga por hacerlo.

Contrata escritores que dedican 8 horas diarias y una asistente que se dedique a archivar y ordenar, en un año el empresario a conseguido escribir diez libros que cada uno vende cien mil dólares al año, consigue facturar un millón de dólares anual.

Paga a todos sus empleados y se queda con la ganancia. A conseguido generar ingresos no solo para el, tambien para todas las personas que trabajan con el.

El empresario cambia su tiempo por diseñar verdaderas máquinas de dinero, dedica muchas horas, más horas que el empleado, en crear y perfeccionar este sistema que funcione con o sin su presencia. Se dice que el millonario promedio trabaja por encima de 60 horas semanales, sin embargo una vez que está creado y pulido el negocio, puede generar dinero sin que el dueño tenga que trabajar en el.

Si vemos la historia, se puede observar personajes como Bill Gate quien pasó diez años desde la edad de 20 años a los 30 años, sin un día de vacaciones, lo que equivale a tres mil seiscientos cincuenta días, encerrado en una oficina creando y perfeccionando su software. Sin embargo después de ese increíble sacrificio, podía jubilarse para el resto de su vida, con unos ingresos bastante holgados.

Piensalo de esta forma, la edad promedio para jubilarse es de 65 años y tienes que tener unos 35 años cotizados, para luego conseguir un ingreso mensual fijo un poco bajo, resultado de haber trabajado por 35 años 40 horas semanales.

Lo que están haciendo los millonarios es dedicar 10 años trabajando mucho más que la persona promedio, para conseguir poder «jubilarse si quieren» en un período más corto de tiempo con ingresos muchos más elevados.

En este sentido, si consigues en 10 años lo que una persona consigue en 35 años está consiguiendo 25 años para hacer cualquier otra cosa, le das tiempo a tu vida.

Factor dinero.

El tiempo y el dinero van relacionados, como dice el dicho nos guste o no, el tiempo es dinero.

Como autoempleado tus ingresos tienen un límite, todos tenemos 24 horas al día y 365 días al año, cuando cambias tiempo por dinero no puedes esperar mucho más porque el tiempo es limitado por lo tanto tu ingreso también.

La fórmula de cambiar tiempo por dinero es la vía que usa la gran parte de la población, los empleados están comerciando su tiempo por una tarifa mensual y consiguen incrementos graduales cada cierto tiempo (años en la mayor parte de los casos), el autoempleado es igual con la libertad de elegir cuánto va a ser su salario si el mercado lo permite.

El mundo del empresario es un juego distinto, los empresarios crean lo que se conoce como múltiples fuentes de ingresos, el millonario promedio tiene mínimo tres fuentes de ingresos, estos ingresos no están atados a su tiempo.

La idea es entrar en negocios que puedan ser escalable, que se puedan expandir sin límites, que no tenga ningún factor como el tiempo que limite los resultados.

Por ejemplo, un autoempleado compra una mesa de masaje plegable y empieza su negocio como masajista, hace tan buen trabajo, que poco a poco, comienzan a recomendarlo finalmente tiene tanto trabajo que no se da abasto, comienza a dar citas para dentro de un mes, ya que mensualmente consigue hacer x número de masajes y recibe x cantidad de dinero.

Ha llegado a su límite, más no puede dar, su ingreso no puede seguir creciendo y tiene todo su tiempo ocupado, tiene que trabajar diariamente sin parar, porque si para el ingreso también para, no se puede enfermar, no puede irse de vacaciones y si lo hace sabe que dejará de cobrar.

Por otro lado tenemos al Señor Empresario, abre un centro de spa, con dos mesa de masaje plegable, aunque el local da para colocar hasta veinte mesas (lo alquilo pensando en el principio de que el negocio tiene que ser escalable), contrata y entrena a dos masajistas, al tener todo listo abre y comienzan a llegar los clientes, poco a poco el lugar comienza a ganar buena reputación y los clientes van en aumento.

Se da cuenta que las dos camas son pocas, por lo que compra cuatro más, contrata cuatro masajistas y acepta a más personas por día y así sucesivamente, si se enferma, el negocio seguirá abierto, si se va de vacaciones no hace falta cerrar, siempre cuenta con personal haciendo el trabajo. El controla que todo funcione, ha creado un sistema, donde cada persona sabe que tiene que hacer y como lo tiene que hacer.

No solo el negocio nunca se detiene, a medida que crece, el ingreso puede crecer también sin límite, el sabe que cada mesa plegable después de pagar local, salarios y otros gastos le deja un margen mensual de beneficio y si quiere aumentar sus beneficios lo que tiene es que aumentar el número de mesas y de clientes.

Es cierto que para crecer se necesita dinero y allí está la segunda gran diferencia con respecto al dinero, que hace cada uno cuando consigue beneficios.

El autoempleado por lo general usa el dinero para satisfacer sus deseos materiales, compra un buen automóvil, una lancha, apartamento en la playa, etc. Sin invertir grandes cantidades de dinero en el negocio solo lo necesario.

El empresario, durante los primeros años, durante la infancia y adolescencia del negocio, reinvierte las ganancia en el negocio, una y otra vez, para hacerlo crecer hasta el punto de tener un negocio sólido, momento en el cual comienza a adquirir los juguetes que el autoempleado compró con su primer beneficio.

Factor funciones.

La gran diferencia se encuentra en el trabajo que realiza cada uno. El autoempleado se enfoca en la parte técnica, trabaja en realizar las tareas del día a día dejándolo con muy poco tiempo para pensar en innovar, mejorar procesos o crecer.

En cambio el empresario trabaja esa parte que el autoempleado no, pasa tiempo pensando como innovar, mejorar procesos y crear, dejando a un lado todas las tareas técnicas del negocio, esta parte las delega a un empleado.

El empresario es el visionario, el que es capaz de ver múltiples negocios a nivel mundial y hacerlo realidad. Lo que Tony Robbins llama la ciencia del logro, es la persona que a conseguir dominar la capacidad de visualizar algo y convertirlo en realidad.

Es importante darte ese tiempo para pensar, cuando eres empleado o autoempleado, para imaginar si hay una forma de hacer mejor las cosas.

Un autoempleado tiene la capacidad de pasar a ser empresario si su modelo de negocio en el que se encuentra es escalable. Muchos empresarios empezaron como auto empleado y el verdadero cambio vino cuando empezaron a contratar personal, aunque no es tan sencillo como suena, antes de contratar tienes que tener un sistema creado.

El mejor libro que he leido sobre que explica como ir de empleado o autoempleado a empresario es El mito del emprendedor: por qué no funcionan las pequeñas empresas y que hacer para que funcionen, lo recomiendo a toda persona que desee convertirse en empresario, incluso si no deseas por lo menos sabrás la razón por la que muchos pequeños negocios fracasan.

Adicional a esto he escrito dos artículos que pueden enriquecer esta lectura:

Como pasar de empleado a empresario. El mito del emprendedor. Un resumen corto del libro junto con el cambio de mentalidad que hay que tener para pasar de empleado a empresario.

Cómo dejar tu trabajo. Pasa de empleado a Independiente Freelance. Relacionado a lo que necesitas para independizarte, como seleccionar una idea escalable y 5 ideas que puedes usar hoy para dejar tu trabajo en los próximos 4 meses.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content