Un Cambio De Mentalidad Es Clave Para Un Cambio Permanente.


Pensando en como hacer para cambiar los resultados, me di cuenta que no son los resultados lo que hay que cambiar, es la mentalidad.

Un cambio de mentalidad es ir a la raíz del problema, tu forma de pensar es responsable de todo lo que tienes, un cambio importante ocurre cuando la forma habitual de pensar se reemplaza por una nueva y diferente.

Tratar de cambiar los resultados es intentar cambiar algo externo a ti, un cambio de mentalidad es algo interno. Lo externo es un reflejo de lo que ocurre internamente. Por esa razón la mayoría de los cambios que las personas intentan hacer no duran, porque no van a la mentalidad van a los resultados.

¿Por qué es importante un cambio de mentalidad?

Tu forma de pensar determina lo que tienes, un cambio de mentalidad es esencial para conseguir diferentes resultados. La única diferencia entre un billonario y tu es la forma de pensar, ambos tienen 24 horas al día, siete días a la semana y 365 días al año.

No hay otra diferencia, tienen el mismo tiempo y necesidades, tienen qué comer, dormir, trabajar, lo que los hace diferentes es como ven el mundo, cada persona ve el mundo diferente.

Donde unos ven oportunidades otros ven dificultades, donde unos ven escasez otros ven abundancia y así sucesivamente, de allí la importancia en un cambio de mentalidad.

De esto hay miles de ejemplos, piensa en Las Vegas donde muchos no pensaron en construir y solo veían un gran desierto, se convirtió en la ciudad de los casinos.

Si quieres una mejor vida, tienes que cambiar tu mentalidad, la cual es responsable de todo lo que tienes. Si no te gusta lo que ves o sientes que hay cosas que tienen que cambiar, evalúa tus pensamientos no en tus resultados.

¿Qué ocurre cuando cambiamos la mentalidad?

Cuando cambia tu forma de pensar, tus acciones son diferentes y por lo tanto tus resultados cambian. La mejor parte es que cambian sin esfuerzo, no es lo mismo tener pensamientos de gordito y esforzarse por ir al gimnasio, que tener pensamientos de un deportista, el cual va al gimnasio de forma natural.

Imagina que de un día para otro te has levantado pensando como Bill Gate. ¿Cómo cambiaría tu cuenta bancaria?

O si de repente te levantas teniendo los mismo pensamientos que Arnold Schwarzenegger, ¿Cómo cambiaría tu físico? Seguro irías al gimnasio y pasarías las próximas seis horas entrenando.

Cómo puedes ver un cambio de mentalidad es cambiar tu forma de ver el mundo, y cuando cambias como ves las cosas, las cosas que ves cambian.

¿Puedes cambiar tu mentalidad?

Las personas se resisten al cambio, cambian solo cuando se les obliga a hacerlo o cuando se les presenta un evento con un alto impacto emocional.

Las creencias de una persona, cuando son muy fuertes, lo ciegan ante otras formas de hacer las cosas, aunque pensar diferente les ofrezca una gran recompensa.

Cuando le presentas una nueva forma de pensar a alguien, esta idea, compite con sus viejas ideas almacenadas en el subconsciente. A pesar de que la nueva idea sea superior y de forma consciente puedas ver todo sus beneficios, internamente genera conflicto porque es muy diferente a la forma en que siempre has pensando.

Generalmente ocurre cuando quieres hacer un gran cambio, al principio comienzas a hacer lo necesario para llevar a cabo la nueva idea, sin embargo cuando tu mente se da cuenta que vas en serio y que ha llegado la hora de cambiar, se resiste, surgirá la duda, la preocupación y finalmente el miedo.

Imagina una persona que tiene veinte años en un empleo, el cual empezó a los veinte años y le presentan un idea de negocio, en la cual puede, conscientemente ver grandes beneficios.

Para aprovechar esta oportunidad tiene que dejar su seguridad laboral, invertir los ahorros de toda su vida y dedicarse cien por ciento al nuevo negocio.

Cuando que va a tomar la decisión, la nueva idea de negocio entra en conflicto con su forma de pensar, que a estado en su mente durante años, justo en ese momento la mente empieza a hablar sobre la seguridad de su trabajo, recibir un pago a fin de mes, la comodidad del horario, cuánto le gusta lo que hace.

Aunque conscientemente sabe que la mejor decisión para él, su familia y su futuro es empezar un negocio, su paradigma (hábitos) lo detendrán, al punto que se empezará a preocupar de todo lo que puede salir mal, luego de la preocupación vendrá la duda, de si debería o no arriesgarse y finalmente entra el miedo.

El miedo hace la jugada final, paralizando la decisión y empujando a la persona a sus antigua forma de pensar, justificando la decisión diciendo: capaz la idea no era tan buena de todas formas, era muy arriesgada.

Este proceso pasa una y otra vez en millones de personas que cambiar su forma de pensar, cuando no sabes lo que tu mente te hace es muy fácil no cambiar, pero ahora que sabes como tu mente juega cada vez que haces un cambio importante verás que es algo natural.

Y la próxima vez que el miedo se presente puedes seguir adelante con tu decisión, porque sabes que ese miedo es tu antigua forma de pensar que está luchando porque no cambies.

Conclusión, si es posible cambiar la forma de pensar, luego que tomas la decisión y actúas en dirección a la nueva idea, esta se convertirá en tu nueva zona de confort.

¿Cómo funciona la mentalidad?

Es increíble ver como funcionan los paradigmas. Es una cárcel mental sin rejas, de la cual puedes salir en cualquier momento. Ver como las personas hacen muchas de las cosas que no quieren hacer y dejan de hacer las cosas que quieren hacer.

Un ejemplo sencillo, una persona va al doctor, luego de la consulta, el doctor le recomienda que para vivir una vida larga y sana, todo lo que tiene que hacer es caminar una hora diaria.

La persona empieza a caminar todo los días, una rutina que es totalmente nueva para él o ella, pasado unas semanas, regresa a sus viejos hábitos y no vuelve a caminar.

Y a pesar de que su salud depende de esa hora de caminata, su forma de pensar hará que no camine, ¿Por qué? El poder de los paradigmas, la persona QUIERE y SABE que necesita caminar, pero no camina.

A la final, la antigua mentalidad controla a la persona.

¿Cómo cambiar de mentalidad?

A llegado la parte más importante, te preguntas, como hago para cambiar mi mentalidad.

Primero hay que entender que la mentalidad es un conjunto de creencias y hábitos que están almacenados en tu subconsciente. Y que se crearon a través de la repetición, hacer lo mismo una y otra vez hasta que se convirtió en tu forma de actuar.

Para cambiar la mentalidad, hay que hacerlo de la misma forma en que fueron creados, a través de la repetición.

El primer paso es tomar consciencia, decidir que quieres cambiar y cual es la nueva forma de pensar que quieres adoptar. En esta nueva forma de pensar tienes que conseguir reemplazar tu antigua forma de pensar a nivel subconsciente.

Con unos pasos puedes conseguir reemplazar un hábito a la vez, no trates de cambiar más de uno al mismo tiempo:

  • Piensa en un resultado que estás obteniendo que no quiere y pregúntate qué comportamientos o hábitos están causando ese resultado.
  • Escribe el comportamiento en detalles.
  • Pregúntese qué hábito o comportamiento es el polo opuesto del comportamiento que acabas de identificar.
  • Escribe el nuevo comportamiento en otra hoja de papel.
  • Escribe el hábito positivo cuatro o cinco veces al día. Léelo con frecuencia y actúa usando tu fuerza de voluntad en realizar el nuevo hábito, eventualmente alojarás esa idea en tu mente subconsciente.

Cuando una idea consigue alojarse en el subconsciente, el cambio es permanente y a partir de allí esta nueva forma de pensar va a crear tus nuevos resultados.

No estás atascado. Simplemente estás comprometido con ciertos patrones de comportamiento porque te ayudaron en el pasado. Ahora esos comportamientos se han vuelto más dañinos que útiles… Cambia la mentalidad para obtener un resultado diferente.

Emily Maroutian.

Aprende como la mentalidad que adquiriste de niño, puede afectar en tus logros, después de décadas de investigación, la reconocida psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol S. Dweck, Ph.D., descubrió una idea simple pero innovadora: el poder de la mentalidad.

En su libro «Mindset: The New Psychology of Success» muestra cómo el éxito en la escuela, el trabajo, los deportes, las artes y en casi todas las áreas del esfuerzo humano puede verse drásticamente influenciado por la forma en que pensamos acerca de nuestros talentos y habilidades.

Solo un ligero cambio de mentalidad fija a mentalidad de crecimiento que la doctora Carol Dweck explica en su libro, puede representar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content