Trabajo Duro Vs Trabajo Inteligente. Con Historias.


La combinación perfecta es trabajar duro e inteligente, el trabajo duro por sí solo no es suficiente y el trabajo inteligente no se alcanza sin trabajo duro (al final del artculo veras la importancia que tiene el trabajo duro para alcanzar el trabajo inteligente).

La diferencia entre el trabajo duro y el trabajo inteligente es cómo se logra un objetivo. El trabajo duro significa pasar largas horas para completar un trabajo sin ningún atajo. El trabajo inteligente consigue los mismo resultados pero con una planificación previa, pensando de forma creativa y haciendo el mismo trabajo con menos esfuerzo.

No se puede negar que las personas deben trabajar duro para crear grandes logros. Sin embargo, si trabajan de manera inteligente, pueden hacer la misma cantidad de trabajo de manera más rápida y eficiente.

Hay una noción preconcebida que para tener éxito uno debe esforzarse y trabajar duro para lograrlo. Si bien esto es cierto, pueden hacer la misma cantidad de trabajo en menos tiempo simplemente trabajando de forma más inteligente.

Diferencias entre trabajo duro y trabajo inteligente.

  • Trabajar duro significa hacer las cosas de manera tradicional, dedicar mucho tiempo y esfuerzo a una cierta cantidad de trabajo. Considerando que, trabajo inteligente significa innovar y ser creativos para pasar menos tiempo realizando la misma cantidad de trabajo.
  • El trabajo duro apunta a la cantidad y puede volverse monótono y aburrido después de un cierto período. El trabajo inteligente apunta a lograr metas con calidad.
  • Trabajar duro implica mucho trabajo tedioso que se lleva a cabo tradicionalmente. Pero, si las personas trabajan de manera inteligente, pueden lograr más resultados al trabajar de una manera no convencional y moderna que podría incluir asistir a seminarios web, clases y entrenamiento.
  • El trabajo duro utiliza el formato tradicional de trabajo, y no hay muchos cambios involucrados. Por otro lado, el trabajo inteligente implica usar ideas antiguas y transformarlas para obtener mejores resultados.
  • Las personas que trabajan duro a veces sienten que no pudieron alcanzar su meta establecida. Los trabajadores inteligentes alcanzan sus metas más rápido a través de la gestión adecuada del tiempo.

¿Cómo pasar del trabajo duro al trabajo inteligente?

Es importante pensar antes de actuar, el trabajo inteligente requiere una preparación previa para que puedas alcanzar tu objetivo más rápido cuando entras en acción.

Los trabajadores inteligentes son consciente de que una buena preparación y flexibilidad en el proceso puede ahorrar mucho tiempo de trabajo más adelante.

Empieza a pensar si ¿hay una mejor forma de hacer las cosas? ¿Cómo puedes automatizar los procesos? ¿Qué herramientas necesitas para facilitar el trabajo?

Imagina tener que levantar 100 Kg. Trabajo duro es intentar levantarlo con tus manos, trabajo inteligente es buscar una palanca que te permita levantarlo con mayor facilidad. (Una palanca consiste en una barra rígida que puede girar libremente con un punto de apoyo y te permite amplificar la fuerza que se aplica a un objeto).

Hay una vieja historia de dos leñadores en un concurso de corte de árboles. El primero recogió un hacha oxidada y corrió hacia el bosque inmediatamente para comenzar a cortar árboles. El segundo pasó casi hasta el final del concurso afilando su hacha. Después de lo cual caminó y rápidamente derribó el árbol más grande.

¿Moraleja? Trabaja duro en afilar tu herramienta.

No pierdas el tiempo haciendo cosas en las que no pretendes ser excelente. Aprende a delegar a alguien que tiene una herramienta afilada. Y para las cosas que quiere dominar, ponte como prioridad afilar tu herramienta más allá de lo que es necesario cortar.

En este caso, tu herramienta es tu mente, para pasar de trabajo duro a trabajo inteligente tienes que adquirir habilidades que se adquieren estudiando, leyendo y practicando.

Las habilidades ahorran tiempo.

Historias sobre trabajo duro vs trabajo inteligente.

Había una vez un trabajador muy pobre, trabajaba duro todo los días, rompiendo piedras en las montañas y vendiendolas en el mercado. Una trabajo muy duro que le llevaba desde la madrugada hasta la noche, pero no era suficiente para alimentar a su familia.

Un día, cuando fue a la tienda de un artesano a vender la piedra, vio que el artesano vendría piedras preciosas a un comerciante por miles de rupias. El obrero le preguntó al artesano: ¿De dónde saca estas hermosas piedras?, pensando en buscar las piedras del mismo lugar y de esta manera podrá ganar más dinero.

El artesano respondió: estas son las mismas piedras que me vendiste ayer, hice pequeñas piezas y luego las convertí en esculturas hermosas usando mis manos.

El trabajador se puso muy triste y dijo: «no hay valor para mi trabajo duro». Trabajo de 9 a 10 horas diarias en los veranos calurosos, pero solo recibo entre 100 y 200 rupias. Y tu que trabajas pocas horas sentado en tu casa haces miles de rupias. No estás trabajando tan duro como yo, pero tu ganancia es diez veces más que la mía.

El artesano respondió: «el valor de cualquier producto no está determinado por el hecho de que se haya realizado tanto esfuerzo, su valor está determinado por cuán útil sea».

Hay otra historia que ocurrió en una fábrica que tenían problemas con una máquina, pasaron horas tratando de descubrir que ocurría sin encontrar una respuesta, finalmente deciden llamar a alguien que les pueda ayudar.

Llegó un especialista que en menos de cinco minutos detectó el fallo, sacó un destornillador y apretó uno de los tornillos. La máquina empezó a funcionar nuevamente.

El dueño de la fábrica contento, le pregunta al especialista:

-¿Cuánto dinero le debo?

-Son 10 mil euros. Responde.

-¿10 mil euros por apretar un tornillo?

-No, es 1 euro por apretar el tornillo, 9.999,00 euros por saber qué tornillo apretar.

Conclusiones.

Si sientes que estás trabajando duro y no consigues lo que quieres, significa que no estás trabajando de forma inteligente. Este articulo no pretende disminuir la importancia del trabajo duro, considerando que el trabajo duro es esencial para el éxito.

«Si trabajas en tu trabajo, te ganarás la vida. Si trabajas en ti mismo, harás una fortuna «.

Jim Rohn.

Trabajar en ti mismo significa mejorar tus habilidades, como la historia del artesano, mientras más habilidades tengas más dinero ganarás con menor esfuerzo, trabaja duro en conseguir esas habilidades. Jim Rohn también decía aprende a trabajar más duro en ti mismo que en tu trabajo.

Muchas personas pasan el tiempo trabajando duro en sus trabajos, sin conseguir la libertad financiera que quieren, porque decidieron trabajar duro en su trabajo y no en desarrollarse ellos mismo.

Y si no sabes donde adquirir las habilidades que se necesitan en el siglo XXI en expande tu mente puedes encontrar los cursos que necesitas para desarrollar las habilidades más valoradas de este nuevo siglo cursos.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content