La Relación Entre La Postura y El Estado De Ánimo


¿Alguna vez has notado cómo cambia la postura de tu cuerpo cuando te sientes feliz, triste o enojado? No es sólo tu imaginación. El estado de ánimo en el que te encuentras en realidad tiene un impacto en la forma en que te comportas y tu postura.

Lo interesante es que así como el cuerpo responde a las emociones, lo contrario también es cierto, cambiar tu postura y mover tu cuerpo tiene un impacto directo sobre las emociones que sientes. Esta es la conexión que existe entre la mente y el cuerpo.

En esta publicación, exploramos la relación entre el estado de ánimo y la postura corporal y discutiremos las posibles razones para ello. También te daremos algunos consejos para mantener tu postura bajo control, sin importar el estado de ánimo en el que te encuentres.

La relación entre la postura corporal y el estado de ánimo

Si bien algunas investigaciones han sugerido que ciertas posturas corporales pueden influir en nuestro estado de ánimo, otros estudios han encontrado que la relación funciona en ambas direcciones: nuestro estado de ánimo puede influir en nuestra postura corporal y viceversa.

Hay muchos factores diferentes que pueden afectar esta relación, incluido si hemos elegido adoptar una postura particular de manera consciente o inconsciente, y el tipo de estado de ánimo que estamos experimentando. Por ejemplo, si nos sentimos deprimidos o en un estado negativo, nuestra postura corporal puede ser desplomada e inexpresiva, mientras que si nos sentimos felices o enérgicos, podemos pararnos más altos con los hombros hacia atrás y sonreír ampliamente.

Por otro lado, si alguien se ha acostumbrado a adoptar una determinada postura corporal, puede influir en su estado de ánimo. Por ejemplo, una persona que con frecuencia se sienta con la espalda encorvada puede experimentar sentimientos de ansiedad o estrés simplemente porque está muy acostumbrada a asumir esta posición. De manera similar, si una persona se sienta en una postura abierta y erguida cuando se siente feliz y confiada, esos sentimientos pueden verse reforzados por la postura misma.

En general, la relación entre la postura corporal y el estado de ánimo es compleja y dinámica, con muchos factores diferentes que influyen en cómo funciona en una situación determinada. Sin embargo, comprender las formas en que nuestra postura corporal puede afectar o verse afectada por nuestro estado de ánimo puede ayudarnos a reconocer cuándo estamos experimentando estados negativos y tomar medidas para abordarlos.

Mi experiencia personal con respecto a la postura y estados de ánimos

Hace unos años creía que para cambiar mi estado de ánimo tenía que cambiar mis pensamientos, porque en teoría los pensamientos se transforman en emociones y las emociones crean acciones.

La forma en que utilizaba este conocimiento era que si en algún momento me sentía estresado o ansioso, me esforzaba por cambiar mis pensamientos a unos más positivos y trataba de poner a un lado los pensamientos negativos, sin embargo no era la forma más efectiva de solucionar el problema, ya que no siempre funcionaba.

Unos años después, en un evento de Tony Robbins llamado «Unleash The Power Within»Opens in a new tab. descubrí que la manera más efectiva de cambiar tu estado de ánimo, no es cambiando tus pensamientos, es cambiando tu postura y la forma en que utilizas tu cuerpo.

Lo que Robbins propone es que si te encuentras en un estado de ánimo bajo y quieres cambiarlo por un estado elevado de alta energía y emoción, debes utilizar tu cuerpo, moverlo, brincar, elevar los brazos, moverte y todo esto hace que tu estado de ánimo cambie. Todo empieza en el cuerpo.

Cambiando la postura también influye por ejemplo: mirar hacia arriba, sacar el pecho, levantar los hombros y sostener esa postura influencia tu estado de ánimo, en tan solo unos minutos te sentirás mucho mejor. Durante ese evento pasé cuatro días seguidos aprendiendo a utilizar mi cuerpo para cambiar la forma en que me sentía.

Ya no tengo que recurrir a la vieja técnica de cambiar mis pensamientos para cambiar mi estado de ánimo. Ahora puedo crear un estado de ánimo positivo a voluntad cambiando y utilizando mi cuerpo y postura deliberadamente.

¿Cómo influye el estado de ánimo en la postura corporal?

El estado de ánimo influye en la forma en que nos paramos o nos sentamos. Por ejemplo, si nos sentimos enojados o frustrados, podemos cruzar los brazos o las piernas y encorvarse. Por otro lado, si nos sentimos felices y emocionados, podemos pararnos más derechos y sonreír.

Es fácil descubrir si alguien está triste con tan solo mirar su postura, vemos que tiene los hombros encorvados, la mirada hacia el suelo y la cabeza hacia abajo. Cuando estás estresado, ansioso o molesto, tu cuerpo también reacciona físicamente. Por ejemplo, tus emociones pueden producir presión arterial alta después de un evento particularmente estresante.

Por lo tanto la forma en que piensas y las noticias que te llegan, cuando las internalizas generan emociones y estas emociones se reflejan en tu cuerpo. Ya sea que pienses en algo triste o en algo alegre afectará de forma directa al cuerpo.

¿Cómo influye la postura corporal en el estado de ánimo?

Nuestra postura corporal influye en cómo nos sentimos. Una teoría es que adoptar ciertas posturas puede cambiar la forma en que nuestro cerebro percibe e interpreta los estímulos externos.

Por ejemplo, adoptar una postura corporal dominante o poderosa puede llevarnos a sentirnos más asertivos o confiados, mientras que adoptar una postura sumisa o vulnerable puede hacernos sentir más débiles o menos seguros. Esto podría ayudar a explicar por qué algunas formas de psicoterapia se enfocan en ayudar a las personas a experimentar con la alteración de sus posturas corporales para cambiar su estado de ánimo y sus sentimientos.

Otra teoría es que adoptar ciertas posturas puede influir en los niveles de varias hormonas y neurotransmisores en el cuerpo. Por ejemplo, cuando adoptamos una postura deprimida, como encorvarse, esto puede conducir a una mayor producción de hormonas del estrés como el cortisol, que puede tener un impacto negativo en el estado de ánimo. De manera similar, adoptar una postura expansiva o abierta puede conducir a una mayor producción de dopamina y serotonina, las cuales se han relacionado con estados de ánimo positivos en investigaciones anteriores.

Aunque se necesita más investigación para comprender completamente la relación entre la postura corporal y el estado de ánimo, los estudios realizados hasta la fecha sugieren que nuestras posturas físicas realmente juegan un papel importante en nuestros estados de ánimo.

Así que la próxima vez que te encuentres en un estado de ánimo bajo recuerda cambiar tu postura y utilizar tu cuerpo para cambiar cómo te sientes.

Reflexiones finales

Este descubrimiento puede darle una transformación a tu vida ya que, al igual que yo, puedes pensar que cuando te sientes en un estado de ánimo bajo todo lo que hace falta es cambiar tus pensamientos y tratar de enfocarte en algo más positivo. Cuando en realidad puede ser mucho más fácil que eso.

Tan sencillo como salir a correr al aire libre, hacer ejercicio, brincar o bailar puede ayudarte a cambiar cómo te sientes rápidamente. Esta técnica puede ser usada en todo momento, por ejemplo antes de realizar una presentación en el trabajo, grabar un vídeo para YouTube o tener un conversación con tu equipo, puedes cambiar tu postura para elevar tu energía.

De esta manera podrás dominar tus estados de ánimo a voluntad y mostrarte ante el mundo como una persona más confiada, enérgica y positiva, lo cual te puede llevar a conseguir mejores resultados en tu día a día.

Aprender a dominar tu estado de ánimo es una habilidad poderosa que usan muchos oradores y líderes, de hecho la palabra CEO por sus siglas en inglés «Chief Executive Officer» que es el nombre que recibe el director general de una compañía se dice que se puede cambiar por «Chief Emotion Officer» o en español director de emociones.

Por qué es el dominio de tus emociones, tu mundo interior y cómo afectas a los demás, lo que te puede llevar a sostener cargos de poder. Así que si quieres dominar tu vida y afectar positivamente la vida de los demás es hora de convertirte en un director de emociones y con este artículo ya sabes cómo hacerlo.

Si te ha sido útil esta información y te ha gustado, por favor comparte con otras personas.

Continua leyendo la ley de la correspondenciaOpens in a new tab. para que descubras cómo tu mundo exterior no es más que un reflejo de lo que ocurre dentro de ti.

Expande tu conciencia con esta Masterclass Gratuita
Ya sea un cambio que deseas ver en el mundo o un problema que deseas resolver, descubre cómo acceder a estados superiores de conciencia y hacer posible lo imposible.
Descubre cómo reconstruir tu realidad y lograr tus objetivos rápidamente ¡POR TIEMPO LIMITADO!
99,99

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes