Diferencia Entre Ricos y Pobres. No Necesitas Dinero Para Ser Rico.


Partiendo de la premisa «te conviertes en lo que piensas». Los resultados de cada uno están directamente relacionado con los pensamientos, la diferencia entre ricos y pobres es mental.

La diferencia clave entre ricos y pobres, no es dinero, el dinero es el resultado de un pensamiento, la mentalidad de cada uno, los ricos y pobres piensan diferente, y estas diferencia dan como resultado un cuenta bancaria diferente.

No hace falta tener dinero para empezar a pensar como rico, si adoptas la esencia de esta mentalidad obtendrás el mismo resultado.

La razón por la que la cantidad de dinero no define si alguien es rico o pobre, es sencilla, si un pobre gana la loteria volverá a quedarse sin dinero en un corto plazo de tiempo, si a un rico le quitas todo su dinero, volverá a recuperarlo todo en poco tiempo.

Primero necesitas la mentalidad de rico y luego vendrá la riqueza, no funciona al revés. Por eso no necesitas dinero para ser rico, necesitas la mentalidad.

Se dice que si unimos todo el dinero del mundo, y se divide en partes iguales, en poco tiempo se volvería a distribuir entre ricos y pobres. La diferencia está en la forma que piensan cada uno lo que determina quien se quedara con el dinero.

Advertencia, no se trata si una persona es mejor que otra, una persona no es mejor que otra por la cantidad de dinero que tenga. No es el dinero lo que hace buena o mala a una persona, son sus valores lo que los distinguen.

El objetivo es aprender los pensamientos que están detrás de la riqueza para poder obtener los mismos resultado cambiando la forma de pensar.

Otro punto importante es que se hace referencia a ricos y pobres como dos extremos, dentro de los extremos está la clase media que adopta parte de ambas mentalidades. Se generaliza bastante en este articulo, no es que todos piensen de la misma manera.

Para ampliar la información, recomiendo el libro de los secretos de la mente millonaria de T. Har Eker, para conocer la fórmula exacta para pasar de una mentalidad de pobre a rico.

Todos tenemos un patrón personal del dinero arraigado en nuestro subconsciente, y es este patrón, más que cualquier otra cosa, determinará nuestra vida financiera. 

Diferencias en la mentalidad de ricos y pobres.

Los ricos construyen para ellos. Los pobres construyen para otros.

Hace un tiempo pensaba, pasó 40 horas semanales, trabajando de lunes a viernes, para construir una tienda online, que finalmente pasado años de esfuerzo ninguna parte de la empresa será mía.

Una de las diferencias entre ricos y pobres, es que los ricos construyen para ellos mismo, ahora muchos dirán no tengo dinero para empezar una tienda online, y la realidad es que no se necesita mucho dinero, se necesita esfuerzo y creatividad para conseguir generar dinero online.

El objetivo es hacer crecer tu patrimonio.

Si trabajas para otro y puedes llegar a un acuerdo de conseguir parte del patrimonio o acciones en la empresa, es una forma de conseguirlo sin necesidad de convertirte en empresario. Un empleado igual puede disfrutar de los beneficios de tener un pedazo de la compañía.

En caso de no poder llegar a este tipo de acuerdo, en el trabajo que te encuentres, es bueno o buscar otro lugar donde si puedes adquirir acciones o empezar un negocio a tiempo parcial (mientras mantienes tu puesto de trabajo), con esto conseguirás construir algo propio mientras ayudas a otro a construir.

Esto nos lleva a una segunda diferencia:

Los ricos se enfocan en activos. Los pobres en salarios.

Si vas al country club, nadie te preguntará, ¿Cual es tu salario?, te preguntara ¿Cual es tu valor o el valor de tu empresa?

Los ricos se enfocan en adquirir activos que adquieren valor y que producen dinero. Cada activo que compran es una pieza más del imperio que quieren construir.

Por otro lado, los pobres se enfocan en un salario y que el dinero sea suficiente para cubrir sus gastos esenciales a fin de mes.

La clase media va un poco más allá, ya que tienen capacidad de ahorro, lo que les da un capital, que pueden usar para adquirir activos (bienes que generen dinero) o adquirir pasivos (autos, lanchas, acciones en el club).

El primer paso es conseguir ahorrar y el segundo paso es usar ese dinero para adquirir activos, poco a poco tus activos generan suficiente dinero para reemplazar tu trabajo actual.

Para ampliar sobre este tema, hay un artículo completo sobre los tres niveles de generar dinero aquí.

Los ricos juegan el juego del dinero para ganar. Los pobres juegan para no perder.

En el libro de Tony Robbins «Money Master The Game» habla del dinero como un juego, aunque el dinero para muchas personas es un tema delicado y que es fuente de problemas, los ricos ven el dinero como un juego.

Si alguna vez has jugado monopolio, el objetivo es conseguir adquirir suficientes casas para luego cambiarlas por el hotel. De la misma forma funcionan los ricos, adquirir activos pequeños al inicio de sus carreras y finalmente consiguen cambiarlos por grandes activos que generen grandes dividendos.

No puedes conseguir ganar, jugando a la defensiva.

Los pobres juegan para no perder y si alguien juega para no perder, nunca ganará. Las personas con capacidad de ahorro, muchas veces se aferran a su excedente de efectivo, lo dejan en la cuenta bancaria para «protegerlo» por miedo a perderlo, en vez de salir a buscar activos.

O peor aún lo usan en pasivos, que no generan dinero.

Los ricos piensan en grande. Los pobres piensan pequeño.

Esta es una grande diferencia, cuando un rico piensa en cualquier negocio siempre usa la palabra «escalabilidad». El negocio que quiero empezar ¿Es escalable?

Si no es escalable no lo hacen. Los ricos no piensan en uno, piensan en muchos. No es conseguir abrir una tienda, es abrir una cadena de tiendas. No quieren vender un producto, quieren vender múltiples productos.

Como el caso de amazon, no quieren vender solo libros, quieren vender todo lo que exista en el planeta tierra.

Esta forma de pensar hace la diferencia, entre ganar un modesto ingreso y hacerse rico.

Los ricos se enfocan en oportunidades. Los pobres en obstáculos.

Los ricos ven oportunidades en las dificultades, los pobres ven las dificultades en las oportunidades. A esto se le llama percepción, y tu tienes la capacidad de alterar tu percepción para empezar a ver oportunidades en vez de dificultades.

Con solo hablar con una persona, se vuelve evidente el tipo de percepción que tienen, están los que siempre ven nuevas oportunidades de negocio en el mismo mercado donde otra persona solo ve dificultades.

El objetivo es empezar a buscar las oportunidades, si colocas en tu mente la palabra oportunidad y empiezas a buscarlas las encontrarás (en cualquier mercado).

Los ricos eligen ser pagados en base a resultados. Los pobres eligen ser pagados en base a tiempo.

El tiempo es limitado, el que elige ser pagado por su tiempo siempre tendra un limite en la cantidad de dinero que pueda generar. Los pobres cambian tiempo por dinero, sin importar cual sea el rendimiento de la persona. Si consigue mejores resultados en menor tiempo a fin de mes conseguirá el mismo ingreso.

En el artículo de como salir de la carrera de rata se explican las estrategias para pasar de cambiar tiempo por dinero a pasar a tener múltiples fuentes de ingreso.

Los ricos eligen ser pagados en base a resultados, si venden diez veces más en una hora, serán pagados diez veces más sin importar el tiempo dedicado. El otro lado de la moneda, es que si no venden nada en todo un mes no serán pagados. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Los ricos están dispuesto a promoverse ellos mismo y sus productos. Los pobres piensan negativo sobre ventas y promover.

La habilidad número uno de la gran mayoría de los ricos por no decir todos, es que saben «vender».

Vender es la clave, los ricos lo saben y lo ven como algo bueno y necesario. Están dispuesto a desarrollar sus habilidades de ventas y persuasión para darse a conocerse a sí mismo y sus productos.

Por otro lado, la mentalidad pobre es que no les gusta vender y tampoco ven la importancia que tiene para ellos y sus cuentas bancarias, sin importar cual sea tu trabajo, todos estamos en ventas.

Los ricos saben manejar el dinero. Los pobres no saben manejar el dinero.

Saber leer un estado de resultado y un balance de situación, es una habilidad que puedes y debes adquirir antes de considerar ser rico.

Los ricos saben de finanzas, es una habilidad esencial que te guste o no tienes que aprender para llevar un negocio de manera exitosa. Saber llevar las finanzas personales, cuanto entra, cuanto sale y que se hace con el excedente de efectivo es esencial.

Alguna vez has escuchado a alguien decir, es que no se a donde se va el dinero. Esta es una mentalidad de pobre, si no sabe a dónde se va el dinero, crees que alguien le daría la responsabilidad de administrar una empresa o un país.

Richard Branson, lo sabía, nació con dislexia, tenía dificultades para leer y para las finanzas, sin embargo tuvo que superar esta dificultad para llegar a convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo, desde un comienzo vio la importancia que tenían las finanzas para llegar a manejar el imperio Virgin.

Los ricos actúan a pesar del miedo. Los pobres se dejan parar por el miedo.

Tomar riesgos, experimentar cambios, salir de la zona de confort requiere actuar a pesar del miedo.

Los mismos miedos, dudas y preocupaciones que experimenta la clase media cuando piensa dejar la seguridad laboral para emprender su propio negocio, son los mismo miedo, dudas y preocupaciones que experimenta una persona rica, la única diferencia es que la última toma acción a pesar del miedo.

Cuando te sientes incómodo con una nueva actividad, por ejemplo aprender a vender o finanzas, es porque estas saliendo de tu zona de confort, al hacer algo en lo que no eres bueno. Sin embargo, la única forma de crecer es haciendo actividades que te hacen sentir incómodo.

Los pobres se encogen ante grandes problemas, por el contrario los ricos crecen y se vuelven más grandes que sus problemas.

Cuando una persona se enfrenta a un problema, no es el tamaño del problema lo que define su dificultad, es la capacidad de la persona y su actitud ante el problema.

Un mismo problema puede ser un paseo en el parque para una persona y para otra un dolor de cabeza.

Los ricos están en constante aprendizaje y crecimiento. Los pobres piensan que ya lo saben todo.

Los ricos entienden que mientras más aprendes más dinero ganas, la razón por la que una persona no hace más dinero no es porque «no quiere hacer más dinero» es porque «no sabe como hacer más dinero».

El secreto está en aprender constantemente, si una persona no tiene los resultados que quiere significa que le faltan cosas por aprender para poder alcanzar lo resultados que desea.

Esta es la diferencia entre ricos y pobres, los ricos están constantemente aprendiendo y buscando maneras de mejorar.

Si crees que la educación es cara, prueba la ignorancia.

Benjamin Franklin’s

Los ricos admiran a otras personas ricas. Los pobres envidian a los ricos.

Los ricos saben que si otras personas pueden hacer dinero ellos también pueden, el hecho de que haya personas haciendo dinero es bueno y emocionante, porque significa que tu también puedes hacer lo mismo.

Mientras los ricos admiran a otras personas ricas, generalmente los pobres envidian a los ricos, en vez de intentar descubrir y aprender como consiguieron llegar a donde están, justifican su situación hablando mal de las personas con dinero.

Otra distinción, los ricos se asocian con gente exitosa y positiva, buscando la manera de aprender y ampliar su red de contactos y conocimientos, por otro lado, los pobres se asocian con personas en su misma situación.

Si quieres aprender Karate te buscas a un sensei cinta negra, no vas a un cinta blanca. De la misma forma es el dinero, si quieres aprender a hacer dinero te unes con alguien que ya lo haya conseguido.

Los ricos se enfocan en lo que pueden controlar. Los pobres piensa en lo que no pueden controlar.

Los ricos son responsables de sus resultados, se enfocan en lo que pueden controlar, si no tienen los resultados que desean, reflexionan sobre las actividades y el uso que le han dado a su tiempo en función a su objetivo, para entender qué están haciendo mal y que deben cambiar.

Los pobres cuando no consiguen un resultado, no se ven a sí mismo como la causa, culpan a algo externo, ya sea las circunstancias del momento, buscando excusa o justificando la situación. Hay tres mentalidades clásicas que definen una mentalidad pobre, son:

Mentalidad de víctima, justificar y culpar. Cuando algo no resulta usan cualquier de las tres para explicar porque no consiguen lo que quieren.

Por el contrario, los ricos, hacen que las cosas sucedan a pesar de las circunstancias.

Los ricos valoran el tiempo como un recurso escaso. Los pobres usan el tiempo como si fuera ilimitado.

El uso del tiempo es una diferencia importante entre ricos y pobres. Los ricos saben que el tiempo es el único recurso que no pueden ampliar, logran conseguir grandes avances en muy poco tiempo, porque se enfocan solo en las actividades más productivas, evitan constantemente perder tiempo en actividades o reuniones de baja productividad.

Esta es una de las razones por la que los ricos delegan muchas de las actividades repetitivas o manuales, buscan maneras de maximizar el tiempo.

Por otro lado, los pobres mal gastan el tiempo en actividades poco productivas o de baja importancia, usan el tiempo como si fuera ilimitado, ya sea frente al televisor, jugando videojuegos, viendo series o grandes horas de ocio.

Todo este tiempo que malgastan, es usado por los ricos para generar valor y construir su propósito.

Las personas pobres tienen grandes televisores, las personas ricas tienen grandes bibliotecas.

Los ricos tienen creencias positivas acerca del dinero. Los pobres tienen creencias negativas sobre el dinero.

Otra diferencia entre ambos son las creencias, mientras que los ricos tienen creencias positivas sobre el dinero y reconocen que es importante. Los pobres tienen creencias negativas, dichos como: «el dinero es la raíz de todo los males» o «el dinero no crece en los árboles», son solo algunas de las creencias limitantes que los pobres tienen sobre el dinero y es de las razones por las que no tienen dinero.

Alguna vez has escuchado a alguien decir, el dinero no es importante o el dinero no lo es todo. Si algo no es importante para ti, ¿lo tuvieras cerca de ti? Si una persona no es importante probablemente te mantengas alejado de esa persona y no te tomarías el tiempo de aprender y compartir con ella.

El dinero es igual, si no crees que es importante, con mucha seguridad no tendrás dinero, ni te tomaras el tiempo de aprender sobre el.

Las creencias son la clave de alcanzar algo, si crees que puedes puedes.

Si crees que ser rico es importante y necesario, por todo las ventajas y posibilidades positivas que te darán a ti y a tu familia, además del impacto que puedes causar en el mundo, este tipo de creencias apoya tu deseo de querer hacerte rico.

Por el contrario si crees que el dinero es la raíz de todo los males o que los ricos son malos, a nivel subconsciente vas a sabotear todas tus posibilidades de adquirir grandes sumas de dinero.

Este es uno de los puntos más difíciles de superar, porque muchas personas tienen creencias a nivel subconsciente que ni siquiera son conscientes de que lo tienen.

Este es el caso de una mujer, que cada vez que conseguía ahorrar una cantidad sustancial de dinero terminaba gastando todo, por algún evento en particular o por algún deseo de comprarse algo.

Cuando examino sus creencias, se dio cuenta que sus padres pensaban de forma diferente sobre el dinero, su madre pensaba que había que ahorrar para momentos difíciles, mientras que su padre pensaba que había que vivir el hoy y gastar cuando se tenía la posibilidad.

Estas dos creencias, era la razón de su comportamiento financiero.

La buena noticia es que cuando consigues identificar las creencias sobre el dinero, puedes cambiarlas por unas más positivas.

Los ricos piensan en ambos. Los pobres piensan en uno u otro.

Una mentalidad de pobre generalmente piensa que solo puede tener una cosa, puedo ser rico o tener salud, puede ser rico o tener una familia unida, y así sucesivamente.

Los ricos piensan siempre en ambos, puedo ser rico y estar saludable, puedo ser rico y tener una familia unida, los ricos crean la realidad que quieren vivir.

Los ricos se forman sus propias opiniones. Los pobres escuchan las opiniones de todo el mundo.

Los ricos piensan lo que quieren pensar a pesar de las circunstancias, no se dejan llevar por las opiniones de los medios de comunicación u otras personas.

Cuando el mundo entero tiene opiniones negativas sobre la economía, el rico está en busca de oportunidades, durante las recesiones no todo el mundo pierde dinero, muchas personas hacen sus fortunas en época de recesión.

Los ricos saben a quién tienen que escuchar, buscan personas con resultados en el área que ellos quieren conseguir resultados, no escuchan a todo el mundo.

Por otro lado, los pobres se dejan llevar por las opiniones y creencias de los medios de comunicación y otras personas, siempre se dejan llevar por las opiniones de los demás, piden consejos sobre dinero a personas que no tienen dinero.

Cada una de estas formas de pensar tienen un impacto directo en tu cuenta bancaria, lee este artículo más de una vez, para encontrar los cambios necesarios que tienes que hacer para transformar tus resultados.

Llamado a la acción.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content