Un año sin beber alcohol y como sobrevivir en el intento.

Estas pensando en pasar un año sin beber alcohol y no sabes si eres capaz de sobrevivir en el intento. Sigue leyendo y descubre como lograrlo.

¿Porque alguien pensaría pasar un año sin beber alcohol? Luego de haber pasado tanto tiempo bebiendo y pasando “buenos momentos” con amigos y familiares.

Cada historia es diferente pero todas tienen una cosa en común, ser mejor, alcanzar objetivos, avanzar, progresar, cambiar, prosperar.

Finalmente, después de varios años, tratando de dejar el alcohol, lo he conseguido y quiero decirte que vale la pena intentarlo. Si tienes en mente conseguir el mismo objetivo sigue leyendo y te ayudare a conseguirlo.

Si llegaste a este articulo y estás pensando seriamente en dejar de beber por un año, significa que sientes que el alcohol te esta afectando  y que bebes más de lo que deberías. Una persona que bebe pocas cantidades y de forma esporádica, no se plantea dejarlo por un año.

Pero tu y yo sabemos que si piensas dejarlo por un año, es porque sientes que te afecta en alguna área de tu vida, has detectado el problema “el alcohol” y sabes que es una barrera que no te deja mejorar.

Detectar el problema es un gran paso, ser consciente de lo que haces y como te afecta, equivale a un cincuenta por ciento del logro, la otra mita esta en actuar y cambiarlo.

Muchas cosas que haces no eres consciente de como afecta tus resultados. Si realmente fueras consciente tendrías control sobre toda tu vida.

Por ejemplo si tu resultados en tu físico no te gustan y eres consciente de las cosas que haces que te dan como resultado el cuerpo que tienes y eres consciente de las cosas que tienes que hacer para cambiarlo, lo único que tienes que hacer es cambiar lo que haces por lo sabes que tienes que hacer y es cuestión de tiempo para que cambien tus resultados.

Por lo que el primer paso para lograr lo que sea, es ser consciente de porque estas donde estas y saber que tienes que hacer para cambiar.

Por lo que deseo felicitarte, por el hecho de que eres consciente de como el alcohol te frena en tener la vida que quieres y estas pensando en durar un año sin beber.

¿Que tan difícil puede ser pasar un año sin beber?

Es solo un año, no? Un año pasa rápido pero en ese tiempo también pasan muchas cosas, cumpleaños, fiestas, eventos, navidades, vacaciones, que tienes que enfrentar por primera vez quizás en muchos años sin una gota de alcohol. Por lo que el reto es difícil.

Cuando tomas la decisión de dejar de beber, enseguida empiezan a aparecer mas eventos, mas fiestas y mas oportunidades para beber, que antes, es como si la vida te pone a prueba a ver si estas listo para superar el reto.

Estas programado a “divertirte” en esos eventos con alcohol y ahora tendrás que desaprender y volver a aprender a divertirte sin alcohol.

Dicen que una de las habilidades más importantes hoy en día para alcanzar el éxito es desaprender, muchas de las formas en la que hemos venido haciendo las cosas ya no nos sirven y no nos dan los resultados que queremos.

Probablemente cuando empezaste a beber, estabas experimentando, lo hacías para probar algo nuevo, para integrarte a un grupo, socializar,  ese comportamiento que aprendiste en la adolescencia lo has arrastrado hasta tu vida adulta sin embargo no es una conducta que ya no te sirva en el presente para lograr lo que quieres.

Y tienes que aprender a cambiarla. Conozco adultos de treinta años  que beben como si estuvieran en su época de universidad, se aferran a no cambiar. Prefieren mantener viejos hábitos que lograr nuevos objetivos.

Lo difícil o fácil que sea el reto, va a depender de que tan claro tengas tus objetivos, que te llevan a tomar esta decisión.

A que te enfrentas cuando decides tomar la decisión de dejar de beber.

Si sabes a lo que te vas a enfrentar puedes prepararte con antelación.

A veces hacemos cosas que no queremos hacer, como por ejemplo, la persona que desea dejar de beber por un año, pero si vas a una fiesta pide un trago y pospones para luego el dejar de beber.

¿Porque ocurre esto?

Miedo. Hay seis miedos principales de los cuales derivan todos los demás y que para poder conseguir una mente fuerte, debemos librarnos de ellos.

Uno de estos miedos es “el miedo a la crítica” el cual muchas personas tienen. Cuando decides dejar de beber por un año, debes analizar si tienes este miedo para que lo puedas enfrentar, porque estará esperándote, en tu próxima salida, cuando decidas no beber más, te encontrarás con mucha resistencia y crítica por parte de los que te rodean.

Por lo general, de amigos y familiares, los cuales quizás engañes la primera salida diciendo que estas tomando antibióticos pero un año es bastante tiempo y tarde o temprano tendrás que decirlo, que ya no bebes alcohol o por lo menos que pasaras un año sin beber.

Veras como se desesperan, no encontraran que hacer o qué decirte para que vuelvas a beber, ellos no quieren que dejes de beber, por varias razones.

Primero necesitan personas con las que beber, si estás haciendo algo que aunque es considerado “normal” tiene repercusiones en tu forma de actuar, desmejora tu rendimiento y afecta tu salud a corto y largo plazo, esa persona para no ser juzgada por beber sola necesita beber con alguien más para justificar su comportamiento.

Si estás en un grupo que todos beben y tu bebes, te sientes bien, total todo el mundo lo hace, y viceversa, si nadie bebe probablemente tu tampoco, no vas a ser el único que bebe. Es un comportamiento social. No queremos ser el único diferente y que se nos desplace del grupo.

Hace miles de años, ser desplazado de una tribu, significaba la muerte. Si no pertenecías a un grupo, tendrías que enfrentarte solo a todos los peligros exteriores, sin apoyo de otros para sobrevivir.

Tu cerebro primitivo sigue teniendo los mismo miedos de hace años, los cuales en el pasado servían para protegerte pero hoy en día solo sirven para frenar tu progreso.

Cuando decides dejar de beber, como tu grupo son personas que beben y lo se, porque lo normal es que nos asociemos con personas que son parecidas a nosotros, te convertirás en  el único diferente.

Lo primero a lo que te vas a enfrentar, es a la crítica y la presión social. Tienes que superar el miedo a ser juzgado, es uno de los puntos claves, que va a definir si tienes éxito o no.

Hay una frase que dice prefiero que me odien por quien soy, a que me quieran por quien no soy. Cuando decides ser el único sobrio, en una reunión de borrachos, probablemente no te vean con buena cara, si antes eras parte de los que se emborrachaban, no entenderán porque has cambiado.

No tengas miedo a ser criticado por hacer algo que te ayudará a mejorar, lo estas haciendo por ti. Y si bebes lo estarías haciendo por los demás. Por mas que se lo expliques, ellos no entienden tu comportamiento, porque no están listo para cambiar.

Superar este momento va a depender de tu preparación mental, si simplemente no te importa lo que diga tu circulo más cercano a ti y la presión que ejercen o si tienes un objetivo más importante, que beber alcohol.

Dejar de beber puede ser algo que hagas para siempre o que hagas por un momento determinado, cuando realmente estas enfocado en lograr algo, simplemente porque hay cosas más importantes que perder un día con dolor de cabeza por haberte bebido todo lo que encontrabas por el camino el día anterior.

Lo segundo a lo que te vas a enfrentar es a ti mismo. Una parte de ti, la parte racional, entiende todo los beneficios que tiene no beber alcohol y como dejar de beber se alinea con los objetivos que quieres lograr, sin embargo, la parte emocional, te traslada a aquellos momentos en la que la pasaste bien mientras bebías y que quieres repetir.

Y siempre, en todo lo que hacemos, siempre, siempre, siempre gana la emoción sobre la lógica. Somos seres emocionales. Y la emoción lleva a la acción, en este caso beber.

Para revertir el hecho de que cuando piensas en alcohol lo asocies a algo placentero, existe una técnica que te ayudara muchísimo, que tienes que usar si quieres conseguir pasar un año sobrio, de la cual hablaremos más adelante.

Somos seres de hábitos, si tienes el habito de beber cuando vas a ciertos lugares, lo normal es que cuando estés en esos ambientes o alrededor de ciertas personas te provoque beber. Al igual que alguien que esta a dieta y va a una tienda de dulces.

¿Porque alguien quiere pasar un año sin beber alcohol?

Esta pregunta, es muy individual, pero como dije al principio hay algo en común “mejorar”. Todos tenemos objetivos y si no los tienes es hora de empezar a aprender a fijar algunas cuantas metas. Son las personas que no tienen metas o no tienen objetivos claros, las que beben en exceso y más recurrente, simplemente no saben qué hacer con sus vidas.

Aunque si estas leyendo este articulo, es porque probablemente estás pensando dejar de beber por un año y probablemente sea porque tienes un objetivo en mente.

El alcohol afecta todas las áreas de tu vida y dejar de beber es como quitar el freno de mano, te ayudará a alcanzar tus objetivos el doble de rápido.

Piensa en estos cuatro pilares salud, dinero, relaciones y felicidad.

Cualquier objetivo que te plantees lograr en cualquiera de estas cuatro áreas, el alcohol es tu enemigo, en mi caso lo aprendí de la manera difícil, por más que trabajaba por alcanzar mis metas nunca llegaba al punto de que fuera tal y como lo quería, me tomo una década, para ser consciente de que había un hábito saboteando mis resultados, avanzaba en alcanzar lo que quería, pero cada fin de semana que cruzaba la línea de beber un poco más, retrocedía en los cuatro pilares, sin ser consciente.

Con esta información puedes ahorrarte diez años de tu vida y alcanzar más rápido tus objetivos, si empiezas a ser consciente hoy de que para alcanzar lo que quieres tendrás que sacrificar algunas cosas para poder conseguir otras.

Si tu objetivo es estar en las mejores condiciones físicas de tu vida, de nada sirve entrenar cinco veces por semana y hacer dieta, si los fines de semana sales a beber en exceso y luego al día siguiente necesitas azúcar y un exceso de calorías para poder recuperar tu energía.

El simple hecho de beber te asegura nunca llegar a las mejores condiciones físicas a las que puedes llegar. Y si analizas cada uno de los pilares por separado veras que en ninguno favorece beber alcohol.

Si tienes alguna meta en mente, dejar el alcohol es tu principal tarea. Para lograr estos objetivos lo más rápido posible.

Tener un por que es fundamental para que el viaje de un año sobrio sea posible. Si no tienes un por que, volverás a beber.

Pregúntate  ¿porque quiero dejar de beber y que quiero conseguir?

Creencias sobre el alcohol

Todos tenemos creencias sobre el alcohol y cómo “nos ayuda”. En mi caso pensaba que me ayudaba a disminuir el estrés, a pasar un buen rato, a divertirme, a poderme relacionar con otras personas y con el sexo opuesto de una manera más fluida, a ser más divertido.

Todo esto son creencias, que están en la sociedad, sin embargo analizadas con una lupa o mejor con un microscopio, descubrirás la verdad.

Si lo analizas te darás cuenta de cómo afecta cada área negativamente, en el corto y en largo plazo.

Examina cada pilar.
Salud
  • Tener altos niveles de energía física.
  • Estar en tu peso ideal.
  • Tener todos tus órganos funcionando al 100% sanos y saludables.
  • Vivir más años de vida.
Dinero
  • Ser más productivo.
  • Ahorrar.
  • Atender un negocio propio.
  • Expandir un negocio.
Relaciones
  • Mejorar las relaciones con tu familia.
  • Mejorar las relación de pareja.
  • Mejorar la relaciones amigos.
  • Mejorar relaciones con socios.
Felicidad
  • Aumentar tus momentos de felicidad.

Si crees que te ayuda a mejorar en alguna de estas áreas, simplemente es una creencia que tienes que analizar más de cerca, para descubrir si lo que crees realmente es verdad.

Hubo una época de mi vida, en mis dieciocho años, en la llegue a pensar que los domingo en la mañana, nadie joven podía estar despierto tan temprano, literalmente pensaba que toda persona a esa edad un domingo, debía estar cansado, por no decir destruido, de una fiesta del sábado por la noche.

Obviamente estaba muy equivocado, habían personas de mi edad, enfocados en un objetivo, que no pensaban en beber. Y un domingo en la mañana estaban entrenando, estudiando o haciendo lo necesario para alcanzar sus metas.

Si no estas familiarizado con el termino Teetotalism, es bueno conocerlo, encontraras una lista de personas famosas de grandes éxitos que no beben alcohol, como Donald Trump, Jennifer Lopez, Jim Carrey entre otros, quizás pensabas que todo los famosos beben alcohol, lo cual no es cierto, te ayudara un poco a desafiar tus propias creencias.

Creencias erradas y falsas sobre el alcohol, pueden frenarte en tu deseo por pasar doce meses sin beber. Si piensas que pasar un año sin beber, tienes que conocer que creencias tienes sobre el alcohol, hay algo en ti que cree que pasar un tiempo sin beber es lo mejor, pero analiza si hay otras creencias que puedan perjudicar tu objetivo.

Puedes tener otras creencias que sean contrarias, a lo mejor crees que para mantener tus relaciones sociales tienes que beber y creencias como esta te frenaran en tu progreso. Si no has conseguido lo que quieres hasta ahora, es momento de cambiar algunos hábitos, empieza por el hábito del alcohol y te aseguro veras resultados.

No puedes esperar seguir haciendo lo que vienes haciendo y conseguir resultados diferentes. Si quieres algo nuevo tienes que cambiar.

Muchas personas están familiarizadas con la palabra sacrificio como algo malo, sin embargo, sacrificio es dejar un cosa que no te da los resultados que deseas y cambiarlo por otra que te llevara a lo que quieres. Tienes que hacer sacrificios para poder alcanzar tus objetivos, dejar el alcohol es uno de ellos.

Todo lo que se dice del alcohol y sus beneficios es marketing puro y duro, las campañas publicitarias que hacen son masivas, está por todos lados, en las grandes películas de Hollywood veras como le hacen publicidad al alcohol, asociando la bebida con algo sofisticado, las personas de clase social alta bebiendo whisky, campañas publicitarias de cómo el alcohol te hace más atractivo, etc.

Todo es un falsa creencia, que se a implantado en la sociedad. El alcohol no te hará millonario, ni mejora tu cuenta bancaria, no te hace más atractivo, ni mejora tu físico, no te da felicidad ni en el corto plazo ni en el largo plazo, no te hace mejor en la cama, ni mejora tus relaciones.

Y si crees que te ayuda a disfrutar mas de una fiesta, pregúntale a alguien que tuvo una laguna mental y no se acuerda ni de la mitad de la noche.

Cuando deje de beber, mi circulo social estaba consternado por mi pérdida, un amigo me pregunto porque deje de beber, a lo cual respondí “quiero mejorar en mi área financia”. Su comentario fue los millonarios beben whisky.

La creencia de que los millonarios beben whisky, no es mas que una creencia.

El alcohol es un desinhibidor y un depresor, aunque al inicio y por un corto periodo de tiempo tenga un aparente efecto de “felicidad” y de mejorar tus habilidades sociales, que no es más que euforia por un repentino aumento de dopamina que libera , esta venta dura muy poco y luego los efectos ya no son los deseados, aunque la persona que bebe siga consumiendo tratando de mantener ese estado de felicidad inicial.

Durante esa felicidad inicial, muchos borrachos empiezan a hablar de todo lo que quieren conseguir, de lo millonario que serán, comienzan a inventar y a hablar de ideas de negocio o de como conseguirán estar en su peso ideal y a partir  del lunes harán todo lo necesario para conseguirlo, sin darse cuenta de que la actividad en la que están en ese momento los esta alejando de lo que quieren conseguir.

Un amigo tenia la idea de empezar un negocio de auto lavado y estaba tratando de persuadirme para entrar en el negocio con el, en una ocasión en particular después de varias cervezas me dijo que iba a hacer el negocio y que no iba a esperar por mi, lo dijo con tanta convicción que se vea decidido a hacer el negocio realidad.

Recuerda que esto lo dijo después de unas cuantas cervezas, empezó a decirme todas las innovaciones que tendría su negocio de auto lavado, han pasado pasado mas de dos años desde esa conversación, aun no ha empezado el negocio.

Si pasa un año y no has conseguido lo que quieres, preocúpate, porque puede pasar otro año y otro año y otro igual sin alcanzar lo que quieres. Algo tiene que cambiar y no es la economía, ni las circunstancias, ni el país. Nada de eso cambiara hasta que tu no cambies.

Y dejar de beber por un año es un cambio en la forma de hacer las cosas que te dará resultados diferentes.

A medida que pasan los años consumiendo alcohol, el cuerpo se va adaptando y poco a poco necesitas más cantidades de alcohol para conseguir el efecto deseado, lo que ocasiona un mayor estrés sobre tu cuerpo y órganos, causando mayores daños a tu salud.

A pesar de que el alcohol no causa dependencia en la mayoría de las personas, hay un porcentaje en el que sí tiene ese efecto, aunque este articulo no va dirigido a las personas que son dependientes al alcohol y sufren de síntomas de abstinencia, si es tu caso lo más recomendables es que acudas a un especialista.

Va dirigido a personas que beben en exceso o que sientes que la cantidad que beben está empezando a afectar algunas áreas de su vida. O simplemente aunque beban poco es un hábito que les quita la oportunidad de lograr alcanzar el éxito a los niveles deseados.

¿Qué beneficios trae no beber por un año?

Has visto el reto de 30 días sin beber alcohol, en los que aseguran que con 30 días puedes conseguir limpiar tu cuerpo. Y si es posible que en treinta días sea suficiente para eso, si no sufres de ningún daño en el hígado. Sin embargo un mes no te da la oportunidad de experimentar grandes resultados.

Es como ir 30 días al gimnasio, en ese tiempo si te sentirás mejor pero es todo lo que vas a conseguir, si el siguiente mes no vas perderás todo lo que hiciste, y con ese corto periodo de tiempo no verás cambios en tu físico.

Pero si ves alguien que haya hecho una transformación física de un año, verás que es sorprendente, en un año puedes cambiar por completo tu físico.

Lo mismo ocurre con el alcohol, si quieres ver los beneficios de dejar de beber, tienes que ir por el año. De nada sirve pasar 30 días sobrio, y luego volver a los viejos hábitos.

Alcanza tus objetivos

El beneficio principal, es alcanzar tus objetivos mucho más rápidos. Ademas de ver como los cuatro pilares mejoran. Hay un área en tu vida que sientes que está afectada por el alcohol y por eso estas pensando pasar un año sin beber, esa área va a mejorar sin duda.

Aumenta tus niveles de energía

Otro cambio que sentirás es un aumento en tus niveles de energía, en mi caso uno de los hábitos que quería desarrollar era levantarme todos los días a las cinco de la mañana, sin embargo los fines de semana que salia, era imposible lograr levantarme tan temprano, y las semanas que no bebía lograba levantarme pero con mucho esfuerzo.

Luego de unos tres meses de dejar de beber, empece a notar cambios, levantarme temprano ya no era tan difícil, mi sueño es más reparador y tengo más energía ya no hace falta dormir tanto para sentirme bien.

Calidad de sueño

Mejora la calidad del sueño, al contrario con la creencia de que beber una vaso o una copa antes de acostarte ayuda a dormir mejor. El alcohol evita tener un sueño reparador.

Estar presente

Estás más presente, después de unos tragos, las personas se desconectan, al punto de poder llegar a olvidar lo que pasó el día anterior. Cuando dejas de beber, recordarás cada momento y cada experiencia vivida, estarás más presente y sabrás aprovechar mejor cada momento.

Ten el control

Tendrás control sobre tus acciones y tus palabras, no se te saldrán cosas que quizás no debías decir, ni te arrepentirás al día siguiente por algo que no debías hacer.

Tu quieres tener control, sobre tu dinero, tu salud, tus relaciones, control sobre tus resultados. Y cuando bebes no estas ejercitando control.

Si quieres mejorar tus resultados empieza a tener control de tu vida y el primer paso para ejercitar ese control empieza en la bebida.

Controla la bebida y empezaras a controlar otras áreas de tu vida.

Mejora tu salud y físico

Tu salud y físico mejoraran, si no caes en la tentación de reemplazar el alcohol por azúcar, algo que suele pasar, cambiar el alcohol por otra bebida o mal habito como aumentar su consumo de bebidas azucaradas o dulces para compensar. Puedes ver cambios en tu peso y salud.

Tiempo

Tendrás más tiempo, todo el tiempo que dedicabas a beber, más el día de recuperación puedes usarlo en nuevas actividades que te ayuden a alcanzar lo que realmente quieres.

Tendrás fines de semana llenos de energía, para utilizarlos como quieras. No más dolores de cabeza, ni malestares, ni días perdidos.

Esta decisión puede cambiar tus resultados, si realmente la enfocas desde el punto de vista correcto. Si decides ir por un objetivo ya sea físico, dinero o relaciones, y decides reemplazar el tiempo que pasas bebiendo, más el día que pasas recuperándote, más el tiempo que pasas pensando cuándo ir a beber y dedicas todo ese tiempo para mejorar en alguno de los pilares verás resultados que antes no lograbas.

Esto es algo importante a tener en cuenta,  solo el hecho de dejar de beber hará que veas mejoras en ciertos aspectos de tu vida pero no te dará grandes resultados a menos que reemplaces el habito de beber  por uno que te asegure conseguir lo que quieres. Esta combinación es poderosa.

Para dejar un hábito hay que reemplazarlo por otro, asegúrate que sea por uno positivo. Decide hoy que vas a hacer, con el nuevo tiempo libre que tendrás cuando dejes de beber.

¿Cómo conseguir dejar de beber por un año?

En una sola oración es posible resumir como conseguirlo: tu deseo de mejorar y alcanzar tu objetivo tiene que ser mayor a tu deseo de beber. 

Encontraras otras técnicas, como sacar todo el alcohol que tengas en la casa, evitar lugares donde den alcohol, cambiar tu circulo de amistades, pero nada de esto funciona si la parte mental no es la correcta.

Tienes que tener un objetivo claro, una visión, de cómo quieres que sea tu vida y un ¿porque? cual es la razón por la que quieres lograr ese objetivo. Y este objetivo tiene que ser más fuerte emocionalmente, que tu deseo de beber alcohol.

Si no tienes ningún objetivo en la vida, es muy fácil seguir bebiendo, no hay nada que te mueva en otra dirección.

Lo siguiente es saber a lo que te vas a enfrentar, ya tienes el conocimiento, sabes que debes superar tus miedos en caso de tenerlo, el miedo a la crítica, porque será algo que no puedas evitar, tu circulo social te va a juzgar, quieras o no. Protégete contra las opiniones de los demás.

Y tendrás que protegerte contra tu propio pensamiento, una voz interna que trata de persuadir para que no dejes de beber, te dirá cosa como dejar de beber un año es una pérdida de tiempo, vas a perderte mucha diversión, reuniones, compartir y es donde tu deseo de mejorar tiene que ser mayor a tu deseo de beber.

La voz que te dijo que sería buena idea pasar un año sin beber, tiene que volverse fuerte. Y para esto existe la siguiente técnica:

Busca un lugar donde puedas relajarte, cierra tus ojos y visualízate a ti mismo dentro de cinco o diez años, y pregúntate qué pasaría si sigo bebiendo y haciendo lo mismo por los próximos diez años, como sera mi vida, si sigo bebiendo en exceso y no dedicando suficiente tiempo a mis metas, donde voy  a estar.

Y luego realiza el ejercicio a la inversa viéndote a ti mismo dentro de diez año, si tomas la decisión de cambiar tu hábitos y ir por lo que quieres. Con esto lo que estás logrando es darle emoción y poder a la idea de conseguir lo que quieres y a su vez le das un peso doloroso al hecho de que si sigues por el camino que vas lo que ves en diez años no te va a gustar.

Las personas hacen un mayor esfuerzo por evitar algo doloroso, que por hacer algo que les de satisfacción. Si le colocas una carga emocional negativa al hecho de que beber, si logras asociar beber con algo doloroso, este simple cambio en tu forma de pensar

Por que actualmente cuando piensas en beber piensas en algo divertido, sin pensar en las cosas malas que te a traído.

Por último tu objetivo no es dejar de beber un año, tu objetivo es mejorar aquella área de tu vida en la que sientes que el alcohol perjudica y en eso es lo que te tienes que enfocar. No te enfoques en NO dejar de beber, el hecho de enfocarte en no beber, hará que mantengas el hábito.

Tienes que enfocarte en lo que quieres, no en lo que no quieres, enfócate en tu objetivo y haz que crezca tu deseo de conseguirlo al punto de que:

TU DESEO DE LOGRAR LO QUE QUIERES SEA MÁS GRANDE QUE TU DESEO DE BEBER.

¿Luego de pasar un año te apetecerá volver a beber?

Lo importante es que siempre coloques tus metas por encima de beber alcohol, si el alcohol interfiere con tus objetivos entonces tendrá que esperar.

Cuando estás en camino a conseguir algo, el alcohol debe desaparecer si quieres acelerar el proceso. Una vez alcances tus metas, puedes celebrarlo.

Pero el objetivo de todo esto, es que al pasar un año y empezar a conseguir objetivos te darás cuenta de cómo el alcohol interfiere con tus logros. Ya no le darás la misma importancia que antes, capaz vuelvas a salir un día a celebrar pero tu mente habrá cambiado. Y si quieres continuar tu camino a conseguir objetivos sabrás lo que tienes que hacer.

Salir a beber incluso una vez al mes, no sirve, considerando que una salida de una sábado por la noche puede afectar el rendimiento de toda una semana, si sales una vez al mes eso daría un total de 12 semanas en un año que dejas de estar a mi máximo nivel, con un rendimiento bastante bajo.

En doce semanas enfocadas a cualquier área de tu vida puedes conseguir grandes resultados.

CONTENIDO RELACIONADO

Aprende a reprogramar tu subconsciente para conseguir lo que quieras
El poder del pensamiento. Y cómo se relacionan con tus resultados.
Mentalidad ganadora la diferencia entre el éxito y el fracaso.