Deseo Intenso Por Conseguir Algo.


Últimamente he escuchado discursos de personas que han conseguido alcanzar sus sueños, que comparte su experiencia y todos tienen algo en común.

Un deseo intenso por conseguir lo que quieren, va más allá de un simple querer o un deseo vago, un deseo intenso es un pensamiento recurrente que se vuelve un obsesión.

Pensar en obsesión y deseo intenso, es un concepto con el cual me ha costado relacionarme en el pasado, ciertamente siempre aspiraba a más pero nunca al punto de ser obsesivo.

Sin embargo, luego de pasar un tiempo leyendo y estudiando a personas exitosas no hay ninguna que no haya tenido un deseo intenso de lograr el objetivo al punto de volverse una obsesión.

El deseo intenso es un requisito para el éxito.

Todos tenemos algún deseo, que pueden ser recurrentes, pero que nunca no actúas por conseguirlo, lo dejas a medio camino o en la primera señal de dificultad abandonas.

Si tienes un deseo que no te levanta por las mañana de la cama, no es un deseo intenso, significa que tu deseo no es lo suficientemente fuerte para moverte a través de cualquier obstáculos.

Alguna vez has conocido alguien exitoso, que no le apasione lo que hace o que no tenga un deseo intenso de conseguir el éxito. Personalmente no conozco a nadie.

Todos estaban obsesionados con algo. Crees que Thomas Edison no estaba obsesionado con conseguir iluminar un espacio con una bombilla, la única manera de intentar algo diez mil veces es estando obsesionado.

Arnold Schwarzenegger estaba obsesionado con convertirse en el mejor bodybuilding de todos los tiempos, entrenaba seis horas diarias, mientras todo los que entrenaban con él tenían cara de cansado, Arnold mantenía una sonrisa en el rostro, porque sabía que cada repetición lo llevaba más cerca de conseguir sus sueños.

Vemos a todos los atletas olímpicos entrenando seis horas diarias, a los actores de hollywood mejor pagados ensayando una y otra vez, el millonario promedio trabajando 12 horas diarias.

Para mantener esos niveles de acción es necesario desear algo lo suficientemente fuerte para mantenerte en constante acción hasta conseguirlo.

Has escuchado el concepto de las 10.000 horas, es el tiempo que se necesita para convertirte en el mejor en lo que haces, para estar en el 1% de tu industria, necesitas diez mil horas de práctica para dominar un habilidad a un nivel excepcional.

Para hacer algo durante diez mil horas tienes que estar obsesionado. Tienes que desearlo intensamente.

Cuando piensas en obsesión, surge la duda: ¿Que pasa con llevar una vida balanceada?

Una vida balanceada es el concepto que nos han enseñado, nos dicen: hay llevar un vida balanceada, en la escuela no nos enseñan a buscar lo que queremos y obsesionarnos por conseguirlo.

Puedes llevar una vida balanceada o conseguir tus sueños. Tu decides.

No tiene nada de malo vivir un tiempo sacrificando algunas cosas por otras, igual puedes dedicarle tiempo a la familia, pero puedes dejar a un lado otras cosas, mientras te obsesionas por lo que quieres.

Hay frase de Napoleón Hill que dice «Qué historia tan diferente tendrían que contar los hombres si tan solo adoptaran un PROPÓSITO DEFINIDO, y cumplieran con ese propósito hasta que tenga tiempo de convertirse en una obsesión que lo consume todo»

La historia recuerda a los hombre y mujeres que tenían un propósito y se obsesionaron por conseguirlo.

¿Por qué funciona el deseo intenso para conseguir lo que quieres?

Somos seres emocionales, la parte emocional de la mente se encuentra en el subconsciente, que es el responsable de un 90% de tus acciones diarias.

Los pensamientos conscientes, esos pensamientos y deseos que piensas de vez en cuando como: «desearía ser millonario», «quisiera tener un six pack» o «quiero un lamborghini» son pensamientos superficiales que no tienen la capacidad de moverte e impulsarte a la acción en el mediano a largo plazo.

Puede que en el corto plazo empieces a trabajar por conseguir eso que quieres, comienzas un plan de negocio o empiezas a ir al gimnasio, pero tu subconsciente es el que controla tus acciones y aunque momentáneamente estas haciendo algo que no haces habitualmente, al final la parte emocional del cerebro siempre gana.

Por eso un deseo intenso es tan efectivo. La única manera de influenciar la mente subconsciente o el inconsciente es a través de pensamientos con emociones fuertes y a través de la repetición.

Cuando deseas algo intensamente, ese deseo es depositado en tu subconsciente que es el responsable de tus acciones y cuando consigues eso, comienzas a moverte en dirección a tus sueños.

Los sueños no nacen de la indiferencia, de la flojera o de la falta de ambición.

El deseo intenso mantiene la mente enfocada.

Una mente enfocada es capaz de conseguir lo que se proponga pero en el mundo en que vivimos, es difícil mantenerse enfocado.

Hay muchas distracciones, todo el mundo quiere un parte de tu atención, redes sociales, whatsapp, amigos, compañeros de trabajo, tu jefe, familiares, netflix y solo dispones de 24 horas al día de las cuales 8 tienes que dormir, lo que te deja con 16 horas diarias para «vivir».

¿Que haces con esas 16 horas?

Cuando no tienes un obsesión por algo, es muy fácil que tu tiempo se vaya en «cosas». Y es muy fácil que la vida la pases viviendo en la rutina.

El tiempo pasa y no te das cuenta, si no tienes un deseo intenso por algo, tu energía se dispersa y se pierde.

Por el contrario cuando deseas algo con intensidad, toda tu energía está focalizada en un solo punto, no existen distracciones que llamen tu atención.

Todos tenemos las mismas horas del día, la diferencia entre las personas altamente exitosas y el resto, es el uso que le dan a el tiempo y en que enfocan su energía.

Para poder controlar tu vida y conseguir lo que quieres, el secreto es obsesionarte por algo, de esta manera protegerás tu mente, de todo lo que quiera robar tu tiempo y tu atención.

El deseo intenso; una forma de visualizar.

La visualización es una técnica que permite alcanzar lo que quieres conseguir.

A muchas personas le cuesta visualizar y es normal si tu mente es distraída por todo lo que ocurre a tu alrededor. El deseo intenso es una forma de visualización, es un pensamiento recurrente que ves en la mente una y otra vez.

No hace falta recostarte y esforzarse por visualizar lo que quieres conseguir, si te obsesionas estarás pensando en eso todo el tiempo y te será muy fácil verte una y otra vez consiguiendo lo que quieres.

¿Cómo conseguir un deseo intenso?

Esto es algo con lo que personalmente me ha costado conseguir. Las creencias juegan un papel importante, la palabra obsesión tiene una connotación negativa para muchas personas.

Además nadie nos ha enseñado que la obsesión es buena o que debemos obsesionarnos con un propósito.

Lo primero es cambiar el concepto que tenemos sobre obsesión, tener un deseo intenso por algo es vital y positivo, siempre y cuando sea una obsesión sana y así una meta positiva.

Si alguien se obsesiona por conseguir la paz mundial, es algo bueno y si lo consigue habrá cambiado el mundo para siempre. Y si cada persona del mundo tiene un deseo intenso hacia algo positivo el mundo seria mejor.

De hecho la falta de deseo intenso y propósito es lo que lleva a las personas a tener una baja productividad, depresión, lo que se traduce en bajos logros y a la final se vuelve un circulo vicioso.

Una vez que internalizas que el deseo intenso por algo positivo es bueno y necesario, decide lo que quieres, tiene que ser algo digno de ti.

Cuando hayas decidido comienza a pensar en ello todo los días, escríbelo todo los días en un papel, piensa como sería conseguirlo, como dice Napoleón Hill entreten ese pensamiento piensa en tu propósito hasta que se vuelva una obsesión.

A través de la repetición y las emociones que generan en ti ese deseo, se convertirá en una obsesión, tarde o temprano depositarias ese pensamiento en tu subconsciente y guiará tus pasos.

¿Que pasa cuando lo consigues?

Cuando te obsesionas tu vida cambia y comienzas a hacer cosas que los demás ven como algo ilógico, incluso tu mismo te extrañas de que esté haciendo cosas que antes no harías.

Por ejemplo, cuando no tienes un propósito intenso de conseguir algo, es difícil levantarte por las mañana, el despertador suena más de una vez, luchas por despertarte y empezar el día.

Cuando tienes un deseo intenso, levantarte ya no es un problema, ahora sientes la necesidad de saltar de la cama y actuar para conseguir lo que quieres, ya no necesitas un despertador, puede que te levantes a las cuatro de la madrugada deseando que empiece el día. (Increíble ¿No?; pensaba que nunca me podría levantar tan temprano.)

Ahora más bien tienes que esforzarte a seguir durmiendo para conseguir un tiempo adecuado de descanso. Incluso hay personas que son absorbidas por este deseo intenso a tal punto, que pueden trabajar toda la noche hasta que salga el sol sin darse cuenta.

Es una energía diferente la que fluye en tu cuerpo cuando deseas algo intensamente, es entusiasmo, un estado mental que inspira y estimula a uno a actuar en la actividad del momento.

Otra diferencia que notas al obsesionarte por algo, es como fluyen las ideas, el hecho de que estés pensando en algo todo el tiempo, activa una parte de tu cerebro que se conoce como SAR (Sistema de activación reticular) que está en alerta constante identificando las oportunidades que necesitas ver para para conseguir eso por lo que te obsesionas.

Al principio cuando deseas algo, que nunca has tenido, puede ser difícil ver el camino, sobre como conseguirlo. Cuando se vuelve un deseo intenso, el camino comienza a aparecer y poco a poco vas uniendo información de diferentes fuentes de las que ahora eres consciente, hasta que consigues armar el rompecabeza.

El deseo intenso es algo que hay que mantener toda la vida.

Después que experimentas lo que es sentir un deseo intenso por algo y finalmente conseguirlo, pueden ocurrir dos cosas, hay personas que al conseguir ese gran objetivo se deprimen, por otro lado, están los que al alcanzarlo buscan otro objetivo por el cual obsesionarse.

Si lees la biografía de los personas que fueron a la luna, cuando regresaron después de ser recibidas por el presidente de los Estados Unidos y estar en la fama, entraron en depresión.

Había conseguido ir a la luna, la aventura más grande de sus vidas, no tenían un objetivo más grande que los moviera y se olvidaron de disfrutar de las cosas más sencillas de la vida como un atardecer o una vista al mar.

Recientemente leía la historia de Mimi Ikonn, que empezó videos en youtube, al principio nunca pensó que pasaría de las mil visualizaciones, hoy en día está sobre 45 millones de visualizaciones y con más de 840 mil suscriptores.

Mimi y su esposo Alex, al ver el potencial de youtube empezaron a trabajar de 80 a 100 horas semanales, se obsesionaron con lo que podían lograr.

Todo este trabajo dio frutos y se volvieron millonarios. Más alla de lo que habría imaginado, habían cumplido su meta y su sueños. Y al conseguirlo se preguntaron ¿esto es todo?

Luego de conseguir ser millonarios entraron en depresión. Por lo que si piensas que hacerte millonario te hará feliz, no es así.

Mimi y Alex, finalmente cambiaron su enfoque a otras cosas que eran importantes en su vida y consiguieron seguir disfrutando de la vida.

Al conseguir tu objetivo tienes que fijar tu atención en nuevos proyectos que te llenen de entusiasmo y pasión.

Puedes vivir la vida como una gran mayoría de personas, si un deseo intenso por conseguir algo, dejándote llevar por la rutina del dia a dia y permitiendo que las circunstancias y tu entorno controlen tu emociones.

O puedes conseguir un propósito con el que te obsesiones, que proteja tu pensamiento de cualquier negatividad que exista a tu alrededor y te mueva día a día.

Y una vez alcances el objetivo, seguir buscando nuevas fuentes de inspiración y objetivos más grandes.

Se siente mejor saltar de la cama con entusiasmo todas las mañana por conseguir lo que quieres que apagar el despertador tres veces porque no sientes entusiasmos ni energía para levantarte y empezar el día.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content