Aumenta Tu Productividad. Cómo Hacer Más En Menos Tiempo.


Conoce 11 estrategias que puedes empezar a usar desde hoy para conseguir maximizar lo que haces en el tiempo que tienes. Son estrategias sencillas pero poderosas que pueden ayudarte a ser más productivo.

  1. Haz una lista de las actividades el día anterior.
  2. Mejora tu concentración.
  3. Aprende a delegar.
  4. Pon tu subconsciente a trabajar.
  5. Ley de pareto 80/20.
  6. Descubre tus horas más productivas.
  7. Usa la tecnología.
  8. Aumenta tu conocimiento.
  9. Aprende a diferenciar los urgente de lo importante.
  10. Mentalidad de inversionista.
  11. Cambia un hábito.

Al final del articulo, veras la historia del leñador que es el mejor ejemplo que encontré para explicar cómo optimizar tus resultados, para conseguir más en menor tiempo.

1. Haz una lista el día anterior.

Suena tan simple y sencillo, que poca gente lo hace, sin embargo puede disparar tus niveles de productividad.

Hacer una lista es uno de los tips más prácticos que puedes implementar hoy y lo más importante es que da resultados.

Si registra todas sus tareas en una lista de tareas pendientes, puede revisar fácilmente la lista y priorizar las tareas más importantes. ¿Por qué perder el tiempo en actividades triviales cuando hay asuntos importantes que requieren su atención?

Un estudio, realizado por Harvard Business Review, mostró que el 90% de los gerentes perdía un tiempo valioso a través de una mala gestión del tiempo. Tu lista de tareas te ayudará a centrar tu atención en la tarea más importante del momento.

La lista te ayudará a priorizar actividades y a mantenerte enfocado en lo que tienes que hacer, sin una lista es muy probable que se te olviden cosas o las actividades rutinarias consuman tu día dejando a un lado lo realmente importante y lo que produce resultados.

Otro aspecto a tener en cuenta es hacer la lista la noche anterior, horas o minutos antes de irte a dormir, si haces esto, te despertaras y sabrás exactamente lo que necesitas hacer al día siguiente. Serás más efectivo y más productivo.

Hay períodos en los que he trabajado con una lista de cosas por hacer y períodos en los que no y sin lugar a duda he conseguido los mejores resultados cuando tengo claro lo que tengo que hacer al día siguiente, consigo hacer mucho más en menor tiempo.

2. Mejora tu concentración.

¿Se puede conseguir trabajar menos y ser más productivo? y la respuesta es un gran SÍ y el secreto está en tu capacidad de concentración.

El concepto se basa en que mientras más trabajas menos productivo eres, ya que tus niveles de concentración disminuyen, te distraes con mayor facilidad y en consecuencia avanzas más lento.

Enfocarte en una sola tarea sin distracciones puede hacer que seas más productivo y que logres más en menor tiempo.

En mi caso, las horas más productivas son en la madrugada, cero distracciones, consigo ir a máxima velocidad, para otras personas las mejores horas son en la noche o la madrugada.

Independientemente de la mejor hora, el objetivo es evitar toda distracción y enfocarte en una sola tarea, lo cual es complicado durante el día cuando todo el mundo solicita tu atención ya sea en persona, whatsapp, e-mail, redes sociales.

3. Aprende a delegar.

Esto es difícil para muchas personas, incluyendome. Sin embargo, aprende a delegar puede conseguir que dupliques tu productividad literalmente.

Es un concepto que va encontra de muchas de las cosas que nos enseñan en casa, desde pequeños nos enseñan a asumir las responsabilidades del hogar, hacer la cama, ayudar a cortar el césped, lavar el coche.

Cuando llegamos a adulto, mantenemos la misma mentalidad de que tenemos que hacerlo todo. Sin embargo, las personas más productivas delegan este tipo de tareas.

¿Debería Elon Musk lavar su propio Tesla? Incluso si quisiera lavarlo, es más productivo pensando como crear una nueva batería que duplique la autonomía de los coches eléctricos.

Si puede permitírselo enfócate en las actividades que generen mayor valor y delega todo lo demás, al final del día no es un gasto de dinero es una inversión.

En el caso de Tai que considero mi mentor, recomienda que la primera persona que debes contratar es un asistente personal, antes que cualquier otro cargo.

Un asistente personal es una extensión de ti que te permitirá hacer mucho más en menor tiempo.

4. Pon tu subconsciente a trabajar.

Te a pasado que intentas recordar el nombre de una persona, por más que te esfuerza no consigues recordarlo y al pasar un tiempo de repente como por arte de magia te llega el nombre de la persona.

Ese es tu subconsciente trabajando, cuando tu ya no estás pensando en lo que quieres, tu subconsciente sigue buscando la solución y la mejor parte es que trabaja las 24 horas del día los 7 días de la semana, incluso mientras duermes te puede llegar la respuesta a una pregunta que te hiciste el día anterior.

Muchas veces te puedes quedar atascado en un problema, que te quita energía y tiempo, y en el caso de que ese problema se vuelva una preocupación estas evitando que tu subconsciente haga bien su trabajo, mientras más te esfuerzas y piensas conscientemente en el problema menos posibilidades de conseguir la respuesta.

Por lo tanto, la próxima vez que te enfrentes a un problema que no sabes la respuesta, formula una pregunta a tu subconsciente y luego déjalo ir.

Olvídate del problema y distraete haciendo cualquier otra cosa, dale tiempo a tu subconsciente para que te de una solución.

5. Ley de pareto 80/20.

La regla 80/20 se puede aplicar de múltiples formas, en la vida básicamente significa que un 80% de los resultados proviene de un 20% del esfuerzo.

Por ejemplo en ventas el 20% de los productos que más venden es el responsable del 80% de los ingresos, y el 80% de productos restantes es responsable del 20% de los otros ingresos.

Si la aplicamos a una población se puede decir que el 20% de las personas controla el 80% de las riquezas y el 80% de las personas se reparte el 20% de las riquezas restantes.Descubre tus horas más productivas.

¿Cómo aplicar este conocimiento a tu productividad?

Si te guias por la ley de pareto, hay un 20% de tus actividades que son responsables del 80% de tus resultados, el uso de esta regla significa minimizar el tiempo empleado en el 80% improductivo.

En la aplicación, no puede simplemente cortar todo lo que no contribuye directamente a su resultado final. Algunas cosas, por más triviales que sean, todavía tienen que hacerse.

El propósito de 80/20 es forzarte a eliminar todo el tiempo posible en áreas que contribuyen poco.

6. Descubre tus horas más productivas.

Cada persona es diferente, cada uno tiene unos horas en los que los niveles de energía y creatividad son más altos, hay personas que son más productivas durante la noche y otros que la mejor hora es la madrugada.

Tienes que descubrir cual es tu horario ideal, había un multimillonario que no hacía nada antes de la 1 PM, decía que sus mejores ideas venían en horas de la tarde.

7. Usa la tecnología.

La tecnología es igual a productividad, conseguir hacer más en menos tiempo, si observas la evolución de salarios versus productividad, había una época en la que un aumento en salarios resultaba en un aumento de productividad.

Hasta el día que llegó la tecnología, cuando esta entró en el juego, los salarios dejaron de aumentar pero los niveles de productividad se dispararon.

Hoy en día se puede conseguir más con menos gracias a la tecnología que hace una gran parte del trabajo.

Tu puedes sacar provecho de la tecnología, puedes usarla a tu favor para automatizar todo aquello que te quita tiempo, por ejemplo si actualmente necesitas dos trabajos para cubrir los gastos del mes, puedes reemplazar uno de los trabajos por ingresos usando el poder de internet lo que te dará más tiempo para realizar otras actividades.

Pero para esto necesitas la siguiente estrategia.

8. Aumenta tu conocimiento.

¿Qué saben las personas más productivas que tu no sabes? ¿Qué es lo que te falta aprender para hacer más dinero, tener un mejor cuerpo o estar más saludable?

Las personas no ganan salario mínimo porque quieren ganar poco, ganan poco porque no saben como producir más. Sin embargo hoy en día el conocimiento está disponible para todos.

A medida que aumentas tu conocimiento aumenta tu productividad. El unico detalle es que el conocimiento cuesta dinero y la gran mayoría de las personas no están dispuesta a invertir dinero en conocimiento, la ironía es que no hacerlo es lo que los mantienen como están.

Si crees que la educación es cara, prueba la ignorancia.

Derek Bok.

Uso el ejemplo del dinero porque es un áreas donde las personas usan gran parte de su tiempo para conseguir un ingreso a final de mes.

Es gratificante que irse un fin de semana a la playa y al regresar ver tu cuenta bancaria con algunos ceros más o te vayas a dormir y al día siguiente tu estado financiero mejore. Todo esto es posible gracias a la tecnología y al conocimiento que está disponible para todos.

9. Mentalidad de inversionista.

Todo esto es posible, si desarrollamos la mentalidad de inversionista, un inversionista es la persona que dedica tiempo y dinero HOY con la idea de conseguir más mañana.

Lo común es hacer algo a cambio de otra cosa al instante, voy a trabajar una hora y recibo al final de la hora diez euros, lo que se conoce como gratificación instantánea.

Para conseguir el cuerpo, el dinero y las relaciones que deseas tienes que tener mentalidad de inversionista, dedico dinero y tiempo hoy en adquirir, estudiar y aplicar conocimiento para en un año o más conseguir los ingresos que quiero.

Me esfuerzo hoy por comer sano y hacer ejercicio para en seis meses tener el cuerpo que quiero. Ahorro dinero hoy para dentro de un año poder adquirir un coche nuevo.

Lo difícil de esta mentalidad es que todo el esfuerzo y dinero que colocas hoy no tiene frutos a corto plazo, si tienes tres mil euros en la cuenta es más fácil gastarlos en algo que te de satisfacción al momento, que invertirlos en un curso, que tienes que pasar horas estudiando y luego dedicar tiempo en aplicar lo aprendido, para que dentro de unos años puedas tener ingresos pasivos por tres mil euros al mes.

10. Aprende a diferenciar los urgente de lo importante.

Si solo te enfocas en lo urgente no serás capaz de avanzar, hay una gran diferencia entre lo urgente y lo importante, lo urgente no siempre es lo más importante. Tanto en la vida como en los negocios tienes que estar a cargo de la visión global, no de pequeños incendios.

Puedes ser la persona que se encarga de apagar los pequeños incendios o ser el responsable de que no vuelvan a ocurrir.

Cuando veas áreas que necesitan mejoras, delegue el trabajo, para que puedas convertirte el solucionador de problemas y el visionario que necesita ser.

11. Cambia un hábito.

La mayoría de las personas tienen uno o más hábitos que no aportan valor a sus vidas. Conseguir identificar cual es ese hábito y cambiarlo por uno positivo alineado a lo que quieres conseguir, es una de las claves ser más productivo.

El 95% de tu comportamiento diario lo haces de la misma forma todo los días, es tu parte subconsciente el programa que tienes instalado que dirige tu vida, si actualmente te falta tiempo para hacer las cosas, tienes que identificar la parte de ese programa que no te da los resultados que quieres.

Y una vez identificado, cambiarlo. Si consigues cambiar dos hábitos al año, en cinco años serías otra persona, con resultados totalmente distintos a los que tienes hoy.

Historia del leñador.

En el libro de «Los siete hábitos de las personas altamente exitosas» de Stephen Covey’s hay una metáfora de como la preparación y planificación puede llevarte a conseguir más en menor tiempo:

En la final del Concurso Anual de Leñadores, y después de días de cortar, cortar y trepar árboles, solo quedaron dos competidores. Uno era un leñador mayor experimentado y el otro era un tipo fuerte de unos veinte años más joven. Las reglas de la competición eran bastante simples. Los dos leñadores serían enviados al bosque y el que pudiera cortar la mayoría de los árboles en ocho horas sería el ganador.

El leñador más joven estaba lleno de entusiasmo y se fue al bosque y comenzó a cortar árboles de inmediato. Trabajó todo el día, apenas tomando tiempo para recuperar el aliento o tomar algo de comida y agua. Se sentía cada vez más seguro con cada árbol que derribaba, porque sabía que tenía una juventud y una resistencia superiores a las del viejo leñador. También estaba seguro de su victoria, ya que podía escuchar al compañero mayor trabajando en otra parte del bosque, en intervalos, durante todo el día, el ruido de la caída de los árboles se detenía cada cierto tiempo. El leñador más joven naturalmente asumió que el hombre mayor estaba tomando descansos más frecuentes debido a su edad y menor fuerza. Confiaba en su juventud y su resistencia le ganaría la competencia.

Cuando sonó el silbato final, el joven leñador se sentía confiado de que había ganado mientras miraba por encima de las pilas de árboles que había cortado. Se dirigió al podio para la ceremonia de la medalla y subió a la plataforma confiado en su victoria. El hombre mayor estaba allí, en realidad se veía mucho menos cansado que él. Cuando llegó el momento de anunciar al ganador, el joven leñador estaba esperando escuchar su nombre, pero quedó devastado cuando el hombre mayor fue declarado ganador.

El hombre más joven se volvió hacia el ganador y preguntó: «¿Cómo puede ser esto? Te oí tomar descansos cada hora mientras trabajaba continuamente. Soy más joven, en forma y más fuerte que tú. ¿Cómo pudiste haberme vencido? El hombre mayor sonrió y dijo: “Hijo, no me detuve a descansar. Me detuve para afilar mi hacha».

Si comparamos la historia con el artíulo, veras que hacer una lista de las actividades que tienes que hacer el día anterior, fortalecer tu concentración, aprender a utilizar tu subconsciente, dedicar el tiempo necesario a cambiar malos hábitos, son todas formas de afilar el hacha.

Serás más productivo utilizando el tiempo necesario para desarrollar tus habilidades, facultades mentales y hábitos, que saliendo todo los días a tomar acción con un hacha desafilada.

Visita la lista de libros que hemos preparado para ti, son libros que aportan valor y que si los lees definitivamente tendrán un impacto positivo en tu vida, algunos de ellos recomendados en los artículos del blog.

Ricardo

Estudiante de los 67 pasos del éxito y los 12 principios de Tai Lopez. Expande tu Mente es un blog creado para compartir ideas, libros y recursos que pueden ayudar a mejorar tu vida.

Recent Content