No se Puede Dar Lo Que No Se Tiene: significado y reflexión


Una frase simple pero con un profundo mensaje como recordatorio de la importancia de ayudarnos a nosotros mismos antes de poder ayudar a los demás.

La cita «No puedes dar lo que no tienes» significa que no podemos ofrecer algo que nosotros mismos no poseemos.

A continuación vamos a explorar la profundidad de este dicho popular, su significado, importancia y cómo aplicarlo a la vida diaria.

Significado de la cita «No puedes dar lo que no tienes»

Si bien es cierto que si no tienes cien dólares en tu cuenta bancaria no puedes hacer una donación de cien dólares, esta frase va más allá del significado monetario.

«No puedes dar lo que no tienes» significa que para dar algo a alguien más, primero necesitas tenerlo dentro de ti. Por ejemplo, si quieres dar amor primero debes amarte a ti mismo, si quieres dar felicidad primero debes ser feliz en tu interior, incluso si quieres dar dinero por muy poco que tengas primero debe crecer la generosidad dentro de ti.

También se usa para recordar a las personas que antes de que puedan ayudar a los demás, deben ayudarse a sí mismo.

Es muy bueno ser generosos sin embargo; si nos falta algo dentro, ninguna cantidad de generosidad o amor fuera de nosotros compensará este déficit. Esta es una lección que muchas personas aprenden a lo largo de sus vidas.

¿Alguna vez te encuentras dando consejos a amigos y familiares pero no tienes una idea real de cómo funciona en tu propia vida?

Esta cita también nos recuerda que no es suficiente simplemente hablar sobre el cambio o tratar de inspirar a otros si no estamos trabajando activamente para lograr esos cambios nosotros mismos. Si queremos ayudar a los demás, debemos mostrarles el camino dando el ejemplo nosotros mismos.

Ejemplos «no se puede dar lo que no se tiene»

Veamos algunos ejemplos detrás de esta cita:

Si queremos cuidar a otros, es fundamental que primero nos ocupemos de nuestras propias necesidades, una persona enferma no puede ayudar a otra persona enferma, solo una persona sana puede encargarse de los enfermos.

Para poder educar a otros, primero debemos educarnos nosotros mismos, alguien que no sepa leer no puede enseñar a otros a leer.

Si quieres cultivar confianza en tus hijos, primero debes tener confianza en ti mismo, es la única manera, de lo contrario proyectarás tus propias inseguridades en ellos, incluso sin darte cuenta.

Para ser verdaderamente compasivos y afectuosos con los demás, primero debemos cultivar estas cualidades dentro de nosotros mismos.

Esta cita sirve como un poderoso recordatorio de que debemos trabajar en nosotros mismos antes de poder ayudar verdaderamente a los demás.

Cómo puede influir esta cita positivamente en las personas

Esta cita nos invita a un cambio de mentalidad. Enfocarnos en nuestro propio cuidado y crecimiento personal es uno de los aspectos más importantes que debemos trabajar si realmente queremos contribuir con nuestra familia, amigos y la sociedad en general.

Mientras más trabajes en ti mismo más tendrás para dar. A veces podemos sentirnos mal de no poder darle todo lo que quisiéramos a nuestros hijos, familiares o incluso ayudar a un desconocido. Si no estás en posición de ayudar a otros significa que primero debes ayudarte a ti.

No poder ayudar a otros es una señal que indica que, tienes que trabajar en ti hasta que llegue el día en que estés en una posición en la que puedas ayudar a otro de verdad.

Antes de poder ayudar a los demás, debe ayudarse a sí mismo

Uno de los mejores ejemplos de ayudarte a ti mismo antes de ayudar a otros es en los vuelos de avión.

Un consejo que nos da la aeromoza antes de iniciar el vuelo, es que en caso de despresurización, lo primero que debes hacer es colocarse la mascarilla de oxígeno antes de ponérsela a la persona de al lado.

En pocas palabras, ayúdate primero, y luego tendrás la capacidad para ayudar a los demás. Ya que si intentas ayudar a otros antes que a ti mismo, es posible que no te de tiempo de poner la mascarilla a la persona que intentas ayudar ni a ti mismo.

Antes de que puedas ayudar verdaderamente a los demás, es esencial que primero cuidemos y trabajemos en nosotros mismo.

Esto significa dar un paso atrás y evaluar tu propio bienestar físico, mental y emocional. Es importante abordar cualquier área de estrés o infelicidad en tu propia vida antes de intentar apoyar a otra persona.

Cuando estamos exhaustos y abrumados, nuestra capacidad de dar disminuye considerablemente.

Por ejemplo, si sufre estrés o ansiedad, es importante abordar este tema antes de dar consejos sobre cómo superar esos sentimientos.

Si es ayuda económica lo que quieres dar, mientras más trabajes en tu propia abundancia más podrás impactar en la vida de otro. Primero debemos tener una abundancia de nuestros propios recursos, ya sean estos recursos emocionales, espirituales o materiales.

Para experimentar la verdadera generosidad y poder dar desde la abundancia, debemos crearla en nosotros, en vez de dar desde un lugar de escasez y miedo.

¿Qué le dirías a alguien que siente que no puede dar porque no tiene nada?

Todos tenemos algo para dar, ya sea tiempo, energía, amor, amistad, dinero incluso una sonrisa. Podemos dar aunque sea poco.

Algunas personas esperan a ser generosos con el dinero cuando tengan mucho, sin embargo, una persona que no de un dólar de diez, tampoco dará cien mil de un millón. Es decir, siempre puedes dar algo de lo que tengas, aunque sea poco.

Uno de los secretos para aumentar tu abundancia de cualquier cosa que quieras es dar eso que buscas. Si quieres más amor da amor, si quieres más dinero da dinero, si quieres más amigos da más de ti y tu amistad.

Sin embargo, el dicho «no puedes dar lo que no tengas» sigue siendo válido, por ejemplo no puedes enseñar a alguien a tener fe si tú mismo no tienes fe. Pero si puedes dar de lo que tengas así sea poco, y como dije anteriormente todos tenemos algo para dar.

Reflexiones finales

El dicho “no puedes dar lo que no tienes” ha sido interpretado de muchas maneras a lo largo de los años, desde un recordatorio de que solo podemos ofrecer tanto como nuestro estado actual nos lo permita, hasta la comprensión de que necesitamos estar completos y verdaderamente llenos antes de poder compartirnos plenamente con los demás.

La cita sugiere porque es tan importante atender primero nuestras propias necesidades, nutrir nuestros propios corazones, mentes y almas antes de que podamos contribuir adecuadamente con los demás.

Puedes empezar a dar de lo que tienes desde hoy mismo, un porcentaje de aquello que ya tienes, esto aumentará tu abundancia.

Y puedes comenzar a cultivar aquellas áreas de tu vida que quieres dar pero aun no poseas, ya sea la confianza en ti mismos, creencias más positivas o amor propio.

Expande tu conciencia con esta Masterclass Gratuita
Ya sea un cambio que deseas ver en el mundo o un problema que deseas resolver, descubre cómo acceder a estados superiores de conciencia y hacer posible lo imposible.
Descubre cómo reconstruir tu realidad y lograr tus objetivos rápidamente ¡POR TIEMPO LIMITADO!
99,99

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes