Mi Experiencia Con WildFit De Mindvalley: ¿Vale la pena?


A continuación compartiré contigo mi experiencia de 90 días realizando el desafío de Wild de Mindvalley donde te mostraré de que se trata, los resultados que he obtenido, el grado de dificultad, los retos en el camino y responderé a la pregunta más importante ¿Vale la pena la inversión?

Visita la página oficinal de WildfitOpens in a new tab. en el enlace.

Mi historia antes de empezar WildFit

Puede parecer un misterio para muchos, ciertamente lo era para mi, como es que algunas personas están todo el tiempo en su peso ideal y luciendo bien, mientras que otros, no podemos eliminar esos kilos extras, que por más que lo intentamos, parece ser una misión imposible.

Solemos pensar que aquellos que tienen un buen cuerpo es gracias a la genética o porque hacen grandes sacrificios. Solía pensar que son personas que comen ensalada todas las noches y se restringe de las comidas más sabrosas y apetitosas.

Sin embargo, el problema de la obesidad o tener unos kilos extras que no logramos quitarnos por más que lo intentemos, es algo cada vez más común, y no tiene que ver con la edad, ni con la genética. Tiene que ver con la industria alimentaria.

El hecho de que estemos como estamos, una sociedad pasada de pesos, no es nuestra culpa, es por las comidas que obtenemos en nuestros supermercados. Hoy en día es muy difícil conseguir alimentos que no contengan azúcar, de hecho las estadísticas apuntan a que un 70% de los productos que tenemos a nuestra disposición tienen algún tipo de azúcar.

Además para mi siempre ha sido difícil mantenerme alejado del azúcar, por más que intentaba dejarla siempre volvía a comerla, me producía un  antojos y una tentación que era simplemente imposible de resistir.

La realidad era que consumía 1 litros de refresco cada día, el refresco con el logo de color rojo y blanco, sabes de cual te hablo, uno de los más vendidos en el mundo. Y pensaba que no podía dejarlo o al menos sustituirlo por cualquier otra bebida azucarada.

Pero algo cambió, aprendí algo nuevo y conseguí un cambio de mentalidad que me ha permitido liberarme de la trampa y de los kilos de más, sin tener que hacer dietas de moda, ejercicios y sin tener que hacer nada de lo que había hecho hasta ahora.

Ya que nada de lo que había hecho me había funcionado.

Antes de sumergirnos en toda la experiencia quiero comentarte un poco de que se trata este programa, una introducción previa a lo que puedes esperar de él.

¿Qué es Wildfit?

Wildfit es un programa diseñado para conseguir un estado de nutrición óptimo y aprender a comer de forma consciente. Y aunque no es un programa de pérdida de peso, perder peso es un resultado que va a ocurrir de forma natural y casi sin esfuerzo.

Y cuando digo sin esfuerzo es porque este programa no te pide que hagas ejercicio, tampoco se trata de hacer una «dieta», se trata de aprender a comer como fuimos diseñados por la naturaleza, y la recompensas que obtendrás es mucho más que solo lucir bien.

Lucir bien es algo secundario, la realidad es que tendrás mucha más energía, dormirás mejor, te sentirás mejor, se eliminarán cualquier molestias que sufras en la digestión y otros problemas de salud relacionados con la alimentación.

Mi experiencia y resultados con Wildfit

Tengo que ser realmente cuidadoso con esta revisión porque uno de los secretos de qué funcione es el elemento sorpresa, no saber qué va a pasar cada semana que pasas en el programa y la curiosidad de saberlo, es algo que ayuda a no abandonar.

Por lo tanto, te contaré mi experiencia sin revelar puntos claves que son necesarios que no sepas para que funcione, sin embargo encontrarás datos interesantes y útiles en esta revisión.

Las primeras semanas

Las primeras semanas son sumamente interesantes por la cantidad de información nueva que aprendes sobre la nutrición, el cuerpo humano y la psicología de por qué comemos.

Empezarás a aprender los fundamentos y posiblemente sean los días más importantes del programa, en mi caso conseguí importantes avances a nivel mental, en la parte psicológica, en entender por qué como ciertos alimentos aun cuando sé que no debería comerlos.

Descubrirás el por qué nos gusta tanto comer dulces, comida chatarra e incluso sentimos la necesidad de comerla sabiendo que no nos hace bien.

Entendí por qué, por más que intentaba hacer dietas al final del día tenía tanta hambre que quería comerme todo lo que había en la nevera…

Imagino que alguna vez te ha pasado, haces la dieta perfecta durante el día pero en la noche, no hay quien te pare.

Aprenderás por qué ocurre y cómo eliminar ese deseo. La parte psicológica será clave para tu progreso.

Semana 2

Pensaba que sabía comer y creía saber que era sano, pero en realidad no lo sabía. Me di cuenta de lo ignorante que era en mi alimentación y eso que fui a la escuela y estudié sobre proteínas, carbohidratos y vegetales, y la combinación que debía tener cada uno de ellos en el plato.

Lo que yo sabía es que el plato debe ir la mayor parte vegetales, luego algo de proteína y finalmente un poco de carbohidratos, y comer así cada día. Bueno, resulta que esto es un error que te está costando que vivas con unos kilos de más.

La realidad es que nadie me había enseñado a comer de forma realmente sana, saludable y natural, lo que me enseñaron en la escuela no es correcto.

Uno de los principales problemas que tenemos como sociedad es que hemos aprendido a comer de forma incorrecta, sumado a que la industria alimentaria no contribuye con la información que se divulga sobre lo que es realmente sano para nosotros, los seres humanos.

Semana 3

Empiezo a notar cambios, sin embargo no son cambios físicos, son cambios en los niveles de energía, la nueva forma de comer ha neutralizado mis antojos y mis deseos de comer comida chatarra, comida procesada, dulces o cualquier otro alimento dañino han bajado.

Al no sentir el deseo de consumir alimentos de baja calidad, mis niveles de energía se han elevado.

Semana 4

Aprendí algo realmente importante, quizás es algo que ya sabes pero para mi fue algo nuevo.

Me sorprendió saber que hay dos formas de perder grasa, una forma es quemando grasa, es la más común y la que todos conocemos, por eso hacemos ejercicio y cardio cuando intentamos quemar grasa.

Y hay otra forma que no conocía, enviándole una señal a tu cuerpo donde le indicas que ya no necesita almacenar grasa, que está bien dejarla ir, cuando le comunicas esto al cuerpo y se siente confiado de que no habrá escasez de comida, empezará a liberar grasa de forma natural.

Cuando consigues esto, puedes estar comiendo grandes cantidades de comida y aun así tu cuerpo no almacena grasa extra. Esto fue sumamente revelador, porque entendí que salir a hacer ejercicios hasta quedar exhausto no es la mejor forma para quitar la grasa del cuerpo y sin embargo era la única forma que conocía.

Hay varios pasos para decirle a tu cuerpo que no necesita almacenar grasa una de ellas es a través del tipo de comida que consumes, esto es algo que aprenderás en el programa.

Uno de los grandes problemas de la sociedad actual es que estamos sobrealimentados pero malnutridos. Tenemos sobrepeso porque comemos mucho pero por dentro nuestro cuerpo pide a gritos nutrientes de calidad, y cuando el cuerpo pide, sentimos más necesidad de comer. 

Si consigues la combinación correcta de alimentos, te quitarás los antojos y te sentirás satisfecho sin ganas de comer de más. 

Semana 5

Para esta semana los antojos se han ido, me siento desinflamado, ligero y contento, en este punto del programa siento que toda la inversión de tiempo y dinero ha valido la pena, pudiera parar el programa ahora mismo y sentir que me ha aportado una cantidad de valor mucho mayor a la esperada. A pesar de que aún quedan 7 semanas más de programa.

El resto de las semanas

A estas alturas he hecho cambios significativos en cuanto a conocimiento, mentalidad y la forma en que me alimento, he aprendido a neutralizar los 6 tipos de hambre que existen y cuando logras esto los antojos desaparecen.

Lo repito por qué es muy importante «lo que tienes que hacer es neutralizar los 6 tipos de hambre y tus antojos desaparecen» y si quieres saber cuales son los tipos de hambre, no tienes que comprar el programa para eso, puedes verlo en la explicación que hace Eric en la masterclassOpens in a new tab. que ofrece gratuita.

Me sorprendí de mí mismo por que ha sido la primera vez que me siento en control de lo que como, sin esfuerzos. En el sentido de que, los antojos de comer comida chatarra o dulce ahora son tan débiles que no tienen fuerza ni control sobre mi.

Y conseguí dejar el refresco, no existen antojos, mi cuerpo simplemente ya no lo pide.

Ahora, te seré totalmente honesto, de los 90 días de programa, no todo fue perfecto, ni lo hice al pie de la letra, hubieron semanas en las que comí ciertos alimentos que no debía. 

Y los comí por la presión social, ir a un cumpleaños y no comer algo de lo que está en la mesa (que generalmente todo es malo) es realmente difícil. Es difícil estar alrededor de personas comiendo y tú, sin comer.

Pero experimente dos cosas, por un lado comía de forma consciente y por otro lado, ya no quería volver a mis antiguos hábitos. Puede que me desvíe del camino, pero no me pasa como antes, que regresaba a los viejos hábitos y me quedaba allí.

A pesar de no hacer los 90 días perfectos, igual conseguí resultados.

Resultados obtenidos

Al inicio del programa te piden que tomes todas las medidas de tu cuerpo, mi peso inicial era 90 kilos y aunque no me medí la cintura, los pantalones que usaba les faltaban poco para que se rompiera el botón de la presión que ejercía mi barriga sobre ellos.

Al final del programa pesaba 78 Kilos, bajé 12 kilos en menos de tres meses. Y los pantalones que tenía ya no me quedan, se me caen, necesito usar una correa o cambiar de talla.

El físico es el resultado más visible, la cara cambia, se desinflama y las personas lo notan. Hay un estudio que hicieron en la Universidad de Toronto que dice que si quieres que las personas noten que has bajado de peso, tienes que bajar 8 kilos, esa es la cantidad de peso en el cual otras personas lo empiezan a notar.

Y es cierto, alrededor de 8 kilos menos, empecé a recibir cumplidos.

Más allá del cambio físico, el resultado que más aprecio del programa ha sido los niveles de energía, hoy en día y por primera vez estoy haciendo ejercicio físico una hora diaria todos los días los siete días de la semana.

Recuerda que hacer ejercicio no es parte del programa, lo hago porque me gusta, y durante el programa no le dedique mucho tiempo a hacer ejercicio, el peso lo perderás sin hacer ejercicio.

Sin embargo, mis niveles de energía aumentaron tanto que siento el deseo de hacer ejercicio y me encanta. En el pasado, me recuperaba muy lento, no era capaz de hacer ejercicio todo los días, tenía que descansar sí o sí, si intentaba entrenar cada día terminaba agotado, esto ya no pasa.

Hay personas que notan mejoras en la piel, si sufren de problemas de piel o mejoras en condiciones de salud de las que solían sufrir, este programa ayuda a mejorar la salud en general, de eso se trata de conseguir los niveles óptimos de salud. En mi caso, lo que tenía al empezar el programa era sobrepeso, bajos niveles de energía y muchos antojos de comer. Todo esto cambió.

Grado de dificultad del programa

Diría que el grado de dificultad es de bajo a medio. Realmente no es difícil por la forma en que está diseñado.

Los cambios de hábitos que experimentas en el programa son progresivos, es decir, no te dan una lista el primer día con lo que tienes que hacer. Todo lo contrario, el programa está diseñado para que no falles. Todo se hace de forma gradual, y lo que van a hacer durante el programa es ir satisfaciendo cada una de las 6 hambres que existen.

Cuando logres calmar esas hambres, los antojos habrán desaparecido. 

El siguiente paso será convertir tu cuerpo en una máquina quema grasas, no a través del ejercicio, a través de enviarle señales a tu cuerpo de que está bien que libere el exceso de grasa y que no hace falta almacenar más.

Retos durante los 90 días

Un reto son las reuniones sociales durante las cuales es difícil no salirse del programa, pero aun así vi resultados, porque me era muy fácil retomarlo.

Otro reto es que tienes que dedicar tiempo a ver los videos, lo cual  tampoco es tan difícil, ya que puedes verlo a cualquier hora desde tu móvil, con que reemplaces las horas de televisión por este programa es suficiente tiempo para verlo.

Por último, hacer batidos verdes fue un reto al principio, sin embargo hoy en día son mis favoritos, es increíble como una receta te puede cambiar la vida.

¿Vale la pena Wildfit?

Definitivamente, si. Vale la pena el tiempo, el dinero y el compromiso con el programa. Estarás feliz de hacerlo, como yo lo estoy.

Este programa me ha ayudado a alcanzar una meta que llevaba muchos años intentando, estar en mi peso ideal. 

¿Cómo se compara Wildfit con otros programas?

Si alguna vez has hecho dietas puede que hayas experimentado días de atracones de comida después de pasar días o semanas dejando de comer ciertas comidas que hacen, algo que hace que todo el esfuerzo se tire por la venta.

Una de primeras cosas que nos dice Eric Edmendaes, fundador de Wildfit, nos dice al iniciar es que no tienes permitido pasar hambre, no puedes ni debes pasar hambre durante los 90 días para que el desafío funcione y veas los resultados.

Esto es un alivio para los que hemos experimentado dietas en las que se reduce la ingesta de calorías sólo para obtener un «déficit» que nos permita bajar de peso.

En Wildfit NO CONTAMOS LAS CALORÍAS, puedes comer y bastante, no hay limites, los limites están en el tipo de comida que comes. 

Los tres elementos que más me gustaron del programa son:

  • La forma en que se introducen los cambios de forma gradual. 
  • El elemento sorpresa de no saber lo que va a pasar la siguiente semana, algo que hace que quieres que lleguen los viernes para saber los cambios que vendrán.
  • Por último, el hecho de que no pasarás hambre.

Creo que no encontrarás otro programa como este. Además se aprende mucho sobre nutrición, Eric realmente se dedica a explicarte el por qué de las cosas, y esto hace una gran diferencia.

Anécdota

Tengo un amigo cinco años mayor que yo, tenemos la misma altura, la diferencia es que yo pesaba 90 kilos y él sigue pesando 115 kilos. Tenemos el mismo hábito de consumir 1 litro de refresco diariamente además de el gusto por comer comida chatarra, él lo sigue teniendo, yo no.

Al transcurrir del programa me di cuenta de algo, si yo seguía haciendo lo mismo que mi amigo, en los próximos cinco años probablemente terminaría con los mismo resultados que él.

Pasaría de pesar 90 kilos a 115 kilos, si no cambia mi estilo de alimentación.

Por otra parte, casi al finalizar el programa me lo encontré, y me dijo que me envidiaba por los cambios que había logrado. Al despedirse me hizo el siguiente comentario: «la debes estar pasando mal».

Cuando dijo eso, respondí con sinceridad y le dije que no. Su cara cambió al escuchar la respuesta e hizo una expresión en la que me transmitió que no me creía.

No lo puedo tratar de convencer ni a él ni a nadie de que el programa funciona y que en realidad los antojos desaparecen. Tampoco se puede convencer a alguien que no quiera cambiar.

Yo se que en el fondo a él le gustaría bajar de peso y estar sano (porque tiene problemas de salud a causa del sobrepeso) pero se siente atrapado. Y se lo que se siente estar atrapado porque estuve allí donde él está, no poder dejar el azúcar, la comida chatarra o los antojos por más que lo intentas. 

La solución existe, se llama Wildfit, pero solo los que estén buscando una solución y estén dispuestos a intentarlo una vez más verán el resultado al final del camino.

Wildfit será la última «dieta» que tengas que hacer porque realmente funciona.

Y antes de irme, quiero decirte que: Wildfit no es una dieta, es un estilo de vida.

Si estás listo para cambiar regístrate en el programa aquíOpens in a new tab..

Libera tu cerebro de todas las limitaciones
Aprender esta habilidad ÚNICA te pondrá instantáneamente por delante de todos los demás, especialmente cuando la mayoría de las personas se están ahogando en una "sobrecarga de información".
¿Te gustaría poder aprender lo que sea en una fracción del tiempo? Aprende cómo GRATIS
GRATIS

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes