Las 10 Mayores Diferencias Entre Ver y Observar


¿Alguna vez te has preguntado cuál es la diferencia entre ver y observar? Mucha gente usa estas palabras indistintamente, pero hay una gran diferencia entre las dos.

La principal diferencia entre ver y observar es que observar requiere que prestemos atención a los detalles y busquemos significado en lo que estamos viendo. Cuando vemos, simplemente asimilamos la información visual sin buscar realmente algo en particular.

En esta publicación de blog, discutiremos las diferencias entre ver y observar y dar algunos ejemplos de cada uno.

10 diferencias entre ver y observar tabla comparativa

VER
OBSERVAR
Cuando vemos algo, simplemente estamos asimilando la información visual.Cuando observamos, estamos viendo más allá de la superficie y tratando de comprender lo que estamos viendo.
Ver es un proceso visual que requiere de los ojos.Observar requiere que usemos más que solo nuestros ojos. También necesitamos usar nuestro poder mental para procesar lo que estamos asimilando.
Ver es una acción pasiva. La observación es activa. Observar significa que estamos activamente prestando atención y pensando en lo que estamos viendo.
Cuando vemos algo, todo lo que obtenemos es un breve vistazo. Cuando observamos, nos tomamos el tiempo para realmente mirarlo y estudiarlo cuidadosamente. Esto nos permite notar detalles que de otro modo nos habríamos perdido.
Cuando vemos algo, es posible que solo estemos usando nuestra vistaObservar involucra todos nuestros sentidos. También podemos usar nuestro sentido del olfato, el tacto o el oído para recopilar información.
Ver es una actividad de nivel superficial. Simplemente asimilamos lo que está justo frente a nosotros sin profundizar más.Observar, por otro lado, requiere que vayamos debajo de la superficie y busquemos significado.
Ver es un evento de una sola vez. Miramos algo y luego seguimos adelante.Observar es un proceso continuo; podemos seguir volviendo a él y notar cosas nuevas cada vez.
Cuando vemos algo, nos formamos una impresión inmediata de ello.Cuando observamos, nos tomamos el tiempo para pensar realmente en lo que estamos viendo antes de formar una opinión.
Cuando vemos algo, nuestro cerebro lo categoriza automáticamente. Reaccionas a ello en base a tus experiencias pasadas. Cuando observamos algo, estás asimilando la información sin ninguna noción preconcebida ni sesgos.
Finalmente, cuando vemos algo, es posible que ni siquiera nos demos cuenta de que lo estamos haciendo.Observar requiere que seamos conscientes y decididos en nuestras acciones.

Estas diez diferencias clave entre ver y observar nos muestran que el acto de observar es un proceso mucho más complejo y complicado que simplemente ver. Al tomarnos el tiempo para observar, podemos aprender mucho más sobre el mundo que nos rodea.

Ejemplos de la diferencia entre ver y observar

Por ejemplo, puedes ver un árbol sin observar realmente. Si solo ves un árbol no podrás recordar ningún detalle en específico. Pero si te tomas el tiempo de observar el árbol, puedes notar los diferentes tipos de hojas, la forma en que crecen las ramas y la textura de la corteza. Al observar el árbol, puedes aprender mucho más sobre él que solo verlo.

El otro día, estaba sentado en mi auto en un semáforo en rojo. Noté que el auto a mi lado tenía una calcomanía en el parachoques que decía «Toca la bocina si amas a Jesús».

Normalmente, solo vería algo como esto y no pensaría mucho en ello. Pero esta vez, me encontré observando la pegatina de cerca. Noté los colores desteñidos y los bordes astillados. Me pregunté cuánto tiempo había estado allí y cuántas personas lo habían leído.

En este segundo ejemplo se ve como pasa de una acción pasiva solo ver la pegatina a una acción activa de observar y detallar para poder sacar conclusiones de lo que estaba viendo.

Es fácil ver algo sin realmente observar. Lo hacemos todo el tiempo. Pero cuando nos tomamos el tiempo para observar verdaderamente algo, podemos aprender mucho más al respecto.

Si comparamos, el ver y observar, podríamos decir:

Ver es como ser un espectador en un partido de ajedrez, puedes ver cada movimiento que hacen los jugadores. Por otro lado, observar es como ser el jugador frente al tablero, que no solo ve las piezas, sino que analiza y observa cada movimiento.

Importancia de ver y observar

La capacidad de ver es importante tanto para observar como para encontrar cosas. Sin embargo, ver no siempre conduce a comprender lo que estamos mirando. Para entender lo que vemos, necesitamos ser capaces de interpretar la información que captan nuestros ojos. Aquí es donde entra la observación. 

La observación requiere que miremos algo y tratemos de averiguar qué significa. Tenemos que mirar los detalles y tratar de armar una historia o encontrar un patrón. Es por eso que observar lleva más tiempo que ver. Cuando solo estamos viendo, no estamos buscando nada en particular, por lo que no perdemos tiempo tratando de entender lo que estamos mirando.

Al ver las cosas por nosotros mismos, podemos aprender cómo funcionan y cómo encajan en el panorama general. Además, observar nos permite darnos cuenta de detalles que de otro modo podríamos pasar por alto.

Esto puede ser útil en una variedad de situaciones, como cuando estamos tratando de resolver un problema o cuando estamos tratando de aprender algo nuevo.

Hay muchas maneras diferentes de ver y observar. Podemos usar nuestros ojos, nuestros oídos, nuestras manos e incluso nuestro sentido del olfato. Cada uno de estos sentidos puede proporcionarnos información que tal vez no obtengamos de otro sentido.

Por ejemplo, podemos ver una flor y notar su color, pero si la olemos, también podemos notar su fragancia.

Cuando nos tomamos el tiempo para ver y observar las cosas que nos rodean, podemos aprender más sobre el mundo y cómo funciona. Además, también podemos obtener una mayor apreciación de la belleza que nos rodea.

Continua leyendo las 12 Razones Más Cruciales Por Las Que Es Importarte Observar.Opens in a new tab.

Reflexión sobre ver y observar

Ver y observar son dos habilidades esenciales que debemos desarrollar si queremos dar sentido al complejo mundo que nos rodea.

Por ejemplo cuando vemos tenemos la visión periférica que nos permite ver en ángulo de más de 110 grados el cual es muy útil para poder ver los peligros que se nos acerca por los lados y la visión tipo túnel que es cuando los ojos se enfocan y concentran en un punto y donde el poder de la observación se maximiza.

Cuando observamos algo, nuestra atención se centra en la información que nos proporciona el objeto. Esto puede parecer una distinción sutil, pero tiene profundas implicaciones sobre cómo percibimos e interactuamos con el mundo que nos rodea.

Porque cuando solo vemos algo le damos significado y creamos una historia en nuestra mente sobre lo que está sucediendo. Cuando observamos, nos mantenemos abiertos y curiosos, asimilando todo sin juicio ni nociones preconcebidas.

Puedes malinterpretar una situación si solo la ves, en cambio si observas puedes llegar a ver algo totalmente distinto y esto es importante porque nos permite tener una comunicación clara con los demás, tomar decisiones acertadas, resolver problemas de manera efectiva, ser más creativos y encontrar nuevas soluciones.

Lo más importante que debes recordar es que si realmente quieres comprender algo, debes observar.

Hay un libro titulado, Escándalo en Bohemia, escrito por Sir Arthur Conan Doyle, sobre el personaje de Sherlock Holmes, donde explica muy bien, la diferencia entre ver y observar.

Accede A Una Inspiradora Clase
Donde descubrirás el secreto para aprovechar tu máximo potencial durante tiempos difíciles en esta Masterclass gratuita disponible por tiempo limitado.
¡Aprende las herramientas que te ayudarán a superar cualquier adversidad!
GRATIS

Ricardo

Expande tu Mente es un blog creado para compartir contenido, ideas, libros y cursos que pueden ayudar a mejorar tu vida. Vista la sección de recursos para conseguir toda la información que necesitas para empezar.

Artículos Recientes